GRUPO PLAZA

subirá patrimonio y revisará el de sucesiones y donaciones

El Consell estudia un impuesto para gravar el consumo de bolsas de plástico

La secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, anuncia que el Consell estudia cambios tributarios para incrementar los ingresos pero sin "aumentar la carga impositiva sobre las clases medias y bajas"

1/10/2015 - 

VALENCIA. El Impuesto de Patrimonio no será el único que subirá el Consell. La secretaria autonómica de Hacienda, Clara Ferrando, anunció este martes que la Generalitat estudia "recalcular de manera eficiente" el Impuesto de Sucesiones y Donaciones e introducir impuestos medioambientales para "reeducar" a la población entre los que citó un impuesto para gravar el consumo de bolsas de plástico al estilo del que aprobaron otras comunidades como Andalucía. Los cambios, según sostuvo, no supondrán "aumentar en absoluto la carga impositiva a las clases que peor lo están pasando".

Ferrando realizó este anuncio tras presentar el Informe de la Intervención sobre el estado de cuentas de la Generalitat a 30 de junio y un día después de que la vicepresidencia del Consell, Mónica Oltra, asegurase este martes que el Consell avanzará hacia un nuevo modelo tributario "justo, redistributivo y progresivo" para que el 1% de la sociedad, "ese minúsculo pero poderoso grupo que acumula el 25% de la riqueza, contribuya más".

En la misma línea, la secretaria autonómica de Hacienda confirmó que la Generalitat se plantea "redimensionar" sus ingresos tributarios, para lo cual estudia cómo "recalcular de una manera eficiente, tanto el impuesto de patrimonio como el de sucesiones y donaciones". Ferrando afirmó que el aumento de los ingresos a cuenta y la liquidación del sistema de financiación autonómico son la "única salvación" para la hacienda autonómica, "junto a subir impuestos".

En la actualidad, el Impuesto de Sucesiones y Donaciones está exento hasta 156.000 euros según edad, si se trata de descendientes menores de 21 años, y hasta 100.000 euros si se trata del resto de descendientes, ascendientes y cónyuge. Para el resto, los primeros 100.000 euros están exentos y lo que exceda de esa cantidad está bonificado al 75%. 

Aumentar impuestos como señal de "autoridad"

El conseller de Hacienda, por su parte, explicó que aunque la mayor parte de los ingresos tributarios para las arcas autonómicas proviene de los impuestos participados -IRPF e IVA básicamente- existen un conjunto de impuestos que no suponen un gran volumen pero sobre los que la Generalitat se plantea actuar.

SOLER: EN EL PASADO HEMOS VISTO PEDIR UNA MEJOR FINANCIACIÓN Y AL MISMO TIEMPO REDUCIR LOS INGRESOS PROPIOS

Se trata, según explicó Vicent Soler, de dotarse de más "autoridad" en la reivindicación de una mejora de la financiación. "Es terrible ver cómo en el pasado hemos visto como se pedía una mejor financiación y al mismo tiempo se reducían los ingresos propios. Eso le quitaba toda la autoridad" al anterior Consell, según Soler.

Pese a ello, el conseller recordó que el Consell tiene "cuatro años por delante" para homologar su esquema impositivo en línea con otras regiones europeas. En el corto plazo los cambios tributarios serán "de orden menor", pero en el medio plazo "tenemos muchas cosas que hacer". "A medio plazo habrá una política tributaria propia cambiando en consonancia con la reordenación de los ingresos que estamos haciendo", reiteró Soler.

Impuestos medioambientales y lucha contra el fraude

Tanto el conseller de Hacienda como la secretaria autonómica reiteraron el nulo margen que queda a la Generalitat para reducir sus gastos y tratar de cumplir los objetivos de déficit. En este sentido, Clara Ferrando aseguró que el Ministerio de Hacienda ha requerido en varias ocasiones a la Generalitat que aumente su previsión de ingresos a la hora de elaborar el Plan Económico Financiero (PEF) que le exige con las medidas detalladas con las que piensa ajustarse a los objetivos de déficit, aunque opinó que los ingresos potenciales por los tributos propios son bajos.

Además de la revisión de las bonificaciones en Patrimonio y Sucesiones y Donaciones, y habida cuenta que el actual Consell es partidario de medidas de reeducación para "avanzar hacia un mundo más sostenible", otra de las posibilidades sobre la mesa es gravar el consumo de bolsas de plástico o aumentar los impuestos que pagan los vehículos de mayor cilindrada y más contaminantes.

A eso se une la lucha contra el fraude "desde todos los extremos" porque también son medidas de ingresos, recordó Ferrando. Al respecto, Soler aseguró que la Comunitat no puede ir a pedir más financiación "si no da ejemplo" y no lucha contra el fraude.

"Estamos reforzando la inspección tributaria, hemos convocado oposiciones para inspectores y queremos que sea eficiente con toda la capacidad tecnológica que tenemos", anunció Vicent Soler.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme