GRUPO PLAZA

Asegura que beneficia a quienes tengan una renta inferior a 60.000 euros

El Consell se niega a detallar el alcance de la deflactación del IRPF anunciada por Puig

Foto: ROBER SOLSONA/EP
28/09/2022 - 

VALÈNCIA. La propaganda se impuso a la transparencia este martes en Les Corts durante el Debate de Política General. El anuncio de Ximo Puig de una serie de medidas fiscales para evitar que la inflación obligue a los valencianos a pagar más Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) no vino acompañada de la publicación de cómo quedará el impuesto. Este periódico solicitó sin éxito la escala, como también hizo desde la tribuna de Les Corts la portavoz del PP, María José Catalá, con el mismo resultado. Así, el análisis del alcance de las medidas queda incompleto a la espera de conocer los detalles.

Puig anunció una deflactación del tramo autonómico del IRPF con efecto a 1 de enero de 2022, aunque no utilizó el verbo "deflactar" ni sus derivados porque es la palabra que viene utilizando el PP desde hace meses para exigir a Puig y también a Pedro Sánchez que adapte el impuesto a la inflación. Los beneficiarios, según dijo el presidente, serán todos los contribuyentes con una renta inferior a 60.000 euros anuales.

A la espera de conocer la 'letra pequeña', estas son las principales medidas y lo que se desveló Puig de ellas:

Sube el mínimo exento

La primera, la elevación un 10% del mínimo personal y familiar que queda exento de tributación, que pasa de 5.550 a 6.105 euros. Con esta medida, la Comunitat Valenciana se diferencia del mínimo estatal, que era el que regía hasta ahora. Esta medida beneficia en principio a todas las rentas, aunque Puig aseguró que "quienes superen los 60.000 euros de ingresos mantendrán su esfuerzo fiscal en el conjunto de la reforma". No explicó cómo lo hará.

Nueva tarifa autonómica

En segundo lugar, el Consell aprobará una nueva tarifa autonómica del IRPF para este ejercicio, con "nuevos tramos adaptados a la situación actual" de inflación. La escala actual es la más gravosa de todas las Comunidades Autónomas en sus tramos más altos, con un tipo marginal máximo del 29,5%, y la segunda más cara en su tramo más bajo, con el 10% de tipo marginal aplicable.

Escala actual del tramo autonómico (50%) del IRPF de la C. Valenciana 
Fuente: GVA

Aunque Presidencia no facilitó la nueva escala, Puig dio algunas pistas cuantificando el ahorro para los contribuyentes. Así, "solo por este concepto, las rentas de 10.000 euros se ahorrarán un 21% (94,5 euros), las de 20.000 se ahorrarán el 7,3% (117 euros) y las de 30.000 se ahorrarán el 2,2% (67 euros).

Esto indicaría que la deflactación no es lineal, sino que el porcentaje de reducción se va empequeñeciendo cuanto más alto es el tramo. A diferencia las aprobadas en Madrid, el 4,1% de reducción para todos los tramos; en Andalucía, el 4,3% para tres primeros tramos, y en Murcia, el 4,1% también para los cuatro primeros tramos. Este martes, Galicia anunciaba también una deflactación del 4,1% para las rentas inferiores a 35.000 euros.

Ejemplo de efecto de la reforma facilitado por la Generalitat.

Como en la anterior medida, el jefe del Consell aseguró que "las rentas superiores a 60.000 euros mantendrán su esfuerzo tributario", sin explicar cómo hará para que no se beneficien del mínimo exento ni de la deflactación de los tramos más bajos.

Deducciones más altas y con más beneficiarios

La tercera medida es el aumento en un 10% de todas las deducciones y la elevación del límite de renta para poder beneficiarse de ellas. El incremento del límite es sustancial, un 20%, ya que pasa de 25.000 a 30.000 euros. Esto significa que aquellos contribuyentes que habían quedado excluidos de las deducciones al haber superado los 25.000 euros de renta debido a la inflación o a una pequeña mejora de su salario podrán volver a beneficiarse siempre que no superen los 30.000 euros y, además, con un aumento del 10% en las deducciones.

Comparativa de los tipos de IRPF aplicables por nivel de renta entre el tramo estatal y el tramo autonómico valenciano
Fuente: MINISTERIO DE HACIENDA

Los beneficios de estas medidas fiscales aflorarán en la próxima declaración de la Renta, la próxima primavera -en mayo hay elecciones autonómicas y municipales-, ya que la deflactación del tramo autonómico no tiene efecto en las retenciones de la nómina, al contrario que en el tramo estatal.

Según Puig, "estas tres medidas van dirigidas a todos los valencianos que cobran menos de 60.000 euros, es decir, al 97,4% de los contribuyentes", que son 1,34 millones de personas. Dos terceras partes de los beneficiarios son contribuyentes con rentas inferiores a 30.000 y un tercio gana entre 30.000 y 60.000 euros. El "ahorro global" -lo que evitarán pagar de más debido a la inflación- será de 130 millones de euros, según el presidente.

Mantiene el Impuesto sobre el Patrimonio

El presidente valenciano también anunció que no habrá modificaciones en el Impuesto sobre el Patrimonio, recientemente bonificado al 100% -suprimido, de facto- en Andalucía y Murcia y que tampoco se paga en Madrid. En la Comunitat Valenciana lo pagan las personas con un patrimonio superior a 500.000 euros, sin contar el valor de su vivienda habitual, y su recaudación este año va ya por 187 millones de euros. Lo paga, según dijo Puig, el 0,5% de los valencianos.

En este caso, el límite para considerar "rico" a un ciudadano no solo no se ha adaptado a la inflación, sino que en 2021 se redujo de 600.000 a 500.000 euros, el segundo más bajo de España después de Aragón, ya que en la mayoría de CCAA está en 700.000 euros. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme