X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

hilando fino

El diseño sostenible, la moda y los terraplanistas

6/04/2019 - 

VALÈNCIA. Con la llegada del calor y el buen tiempo -aunque de momento solamente sea a ratos- una empieza a pensar en cambiar asfalto por arena. Como cada año, en Semana Santa muchas playas colgarán el cartel de completo. Y solo entonces, cuando veamos la orilla llena de trocitos de plástico -o cosas peores, ya saben- y alguna bolsa o botella flotando en el mar, pensaremos que deberíamos cuidar un poco más el océano. Para que no sea algo puntual y recordemos a diario lo importante que es mantener limpio el mar, la marca valenciana Closca Design, comprometida desde sus inicios con el medio ambiente, ha creado un nuevo modelo de casco en colaboración con la Fundación Oceanogràfic de València. Por cada Helmet Loop Coral vendido se destinará un 10% en acciones relacionadas con la conservación del medio marino promovidas por la fundación. 

Este jueves, Carlos Ferrando CEO de Closca y Elena Belenguer responsable de comunicación de la Fundación Oceanogràfic de València presentaron esta iniciativa conjunta en la macrotienda Poppyns en el marco de “Poppyns habla” un evento semanal que tratara distintas disciplinas invitando a los asistentes a compartir conocimientos e intereses de muy distinto tipo.  David Orrico, co-fundador de este templo millenial valenciano hizo de moderador de un interesante coloquio sobre diseño sostenible y cómo todos podemos colaborar en salvar el océano.

Porque a pesar de que el color de este año sea, el bautizado por Pantone, Living Coral, nos estamos cargando el mar y el coral estará cada vez menos living en sus fondos. 

“Save the living coral: un color en peligro de extinción”, fue el título que se le dió al encuentro ya que la contaminación y aumento de temperatura del océano conllevan un blanqueamiento de los corales que es un indicador de su progresiva desaparición. Ojalá el coral no quede relegado únicamente a nuestros armarios. 

Sentados en la escalinata interior de la tienda convertida en improvisadas gradas, aprendimos lo importante que resulta que todos pongamos de nuestra parte para promover cambios de actitud que favorezcan la conservación del medio ambiente. Por cierto, creo que no me sentaba en el suelo desde que iba al colegio pero todo sea por el diseño sostenible. Además, desde ahí abajo pude repasar el estilismo del personal para confirmar que todos eran respetuosos con la naturaleza y “muy ecofriendly”, como dicen ahora los cursis. No vi ni una cazadora de polipiel de Zara -son petróleo puro y sobrevivirán a todos nosotros- ni ninguna blusita 100% poliéster. Lo que sí vi fue mucho algodón orgánico, gafas redondas de pasta y jeans de marcas japonesas de culto, así da gusto. El evento terminó con un cóctel acompañado de cerveza en la cafeteria de la tienda que es un pequeño oasis en el centro de la ciudad. 

Moda desde otra perspectiva

Esta semana han tenido lugar en la escuela de arte y diseño Barreira unas jornadas de charlas y talleres dedicados a la moda que desde hace ya algunos años celebran bajo el nombre de Fashion DaysDurante tres días profesionales de la moda y el diseño han compartido su visión del mundo de la moda desde una perspectiva más artesanal y personal que comercial, algo poco frecuente en la industria de la moda actual aunque cada vez ambos conceptos están cobrando mayor importancia.

La encargada de inaugurar las jornadas de Barreira fue la joven diseñadora española afincada en Londres, Carlota Barrera. Carlota nos habló sobre todo del proceso creativo de la colección con la que ha debutado en la pasada Mercedes-Benz Fashion Week de Madrid:“The Matador & The Fisherman”La colección está inspirada en la tauromaquia, Alain Delon, la pesca en alta mar y  la novela de Hemingway “El viejo y el mar”. Para la creación de sus prendas ha colaborado con distintos artesanos. Prueba de ello es la original chaqueta tipo torero realizada integramente en esparto y de forma artesanal por un experto en la materia como Javier Sánchez Medina. La chaqueta raspará como buen esparto, claro que sí, pero vaya trabajo de precisión y originalidad.

Otro de los invitados a Barreira fue Shingo Satouna estrella a nivel mundial en eso tan complicado del patronaje. Escuché a una estudiante rebautizar con ironía -que no con maldad- llamando por lo bajinis Shin-chan al maestro. Si es que estos aspirantes a artistas son creativos hasta para eso. Aclaro que Shingo Sato solamente tiene en común con el dibujo animado su origen japonés. 

Durante el taller impartido demostró cómo con su depurada técnica  inspirada en el origami, se pueden construir patrones y diseñar prendas con volúmenes sorprendentes. Es algo casi mágico cómo consigue con unas cuantas líneas y pliegues desarrollar sus prendas. Él lo llama “Reconstrucción transformacional” y a mí me parece una especie de astrofísica complicadísima aplicada a la moda. 

El viernes, en la clausura de los Fashion Days, me encontré a Lucas Zaragosí y Adrián Salvador de la firma Savage que además son profesores de Barreira y directores del “Máster en Artesanía Contemporánea”, enfocado a los procesos artesanales e industriales para la creación de calzado, bolsos y objetos en piel y otros materiales. Estos chicos no paran. Como tampoco para Álvaro Martínez que se ha incorporado hace unos meses al profesorado de Barreira tras pasar una temporada en París trabajando en el equipo de diseño de Givenchy.

Ernesto Artillo fue el invitado del último encuentro de estas jornadas de moda. La sugerente frase “Internet no te mira a los ojos” daba la bienvenida a los asistentes a la charla de Ernesto que nos habló de cómo se combina en su amplia obra -fotografía, collage, diseño, dirección de arte- lo íntimo y lo público y lo complicado que le resulta muchas veces desarrollar su personalísima visión artística en el mundo de la moda. Sin embargo, Ernesto Artillo que destacó en sus comienzos por sus obras inspiradas en los collage -cuando el collage aún no era mainstream-, ha conseguido evolucionar hacia otras maneras de expresión donde la moda es un medio más para transmitir un mensaje que va más allá de la ropa. Lo consiguió, por ejemplo, con su proyecto pro-feminismo “La mujer que llevo fuera”, un traje con símbolos femeninos que se expuso en el palacio Episcopal de Málaga y se paseó por la alfombra roja de varios festivales de cine y también en Operación Triunfo.

Más allá de eso, Ernesto Artillo ha trabajado para firmas como Dolce & Gabbana, Delpozo, Mango, Adolfo Domínguez, Izzue, Pepe Jeans, por citar algunas y también ha publicado sus trabajos en cabeceras como Harpers Bazaar China, Citizen K Paris, Glamour Spain e Italia, Elle UK y Mexico, Instyle UK, Manifesto o Vogue España.

Tequila para olvidar a los terraplanistas

Descubro esta semana en Netflix el documental “Behind de curve” -”La tierra es plana”-, que trata sobre los terraplanistas, una creciente comunidad mundial -principalmente en Estados Unidos, qué raro- que defiende la loca creencia de que la Tierra es plana y que vivimos en una mentira y conspiración que nos hace creer lo contrario. 

Los terraplanistas se esfuerzan por demostrar con experimentos su teoría y yo creo que podrían incluir también uno que nos explique cómo funciona su cerebro, si es que eso es posible. El documental es curioso aunque no puedo evitar que me hierva la sangre cuando veo cómo pisotean principios básicos de la física. Qué quieren que les diga, soy la Marie Kondo del método científico y cosas así me llegan a lo más hondo. 

Si ven el documental, lo mejor para olvidar a los terraplanistas serán unos tragos de tequila y no se me ocurre mejor ocasión que hacerlo en el Primer Concurso de Coctelería Mexicana que se celebra el próximo lunes en el restaurante Ameyal.

Noticias relacionadas

hilando fino

Noche de vino y joyas

Por  - 

Las fiestas celebradas esta semana por Viña Esmeralda y Siete Jewels inician la temporada de eventos de verano en una València ansiosa por brindar por el cambio de estación. Que empiece la fiesta y, si son dos, mejor. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email