Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

UN EMBAJADOR INESPERADO

El expresidente del New England Conservatory se muda a Valencia enamorado del Mercado Central

Es uno de los referentes en formación musical en Estados Unidos y, enamorado de la ciudad, se ha mudado al 'cap i casal'

18/09/2015 - 

VALENCIA. Desde la llegada de la Berklee College School of Music a Valencia, los vecinos de la ciudad han sido más conscientes del polo fundamental que la ciudad de Boston supone para la música en todo el mundo. No obstante, esta es una de las instituciones –seguramente, la más relevante- que convierten a la ciudad de Massachusetts, en Estados Unidos, en una de las de referencia para los músicos que buscan la más alta cualificación, con el panel de docentes más atractivo a escala internacional.

La otra institución de referencia internacional que surge en Boston es el New England Conservatory (NEC), cuyo presidente acaba de abandonar sus funciones con el cierre del último curso y en su búsqueda de hogar en Europa ha decidido residir en Valencia. La sede de Berklee en Valencia ha sido una de las motivaciones, pero ha sido su propia fascinación por la ciudad la que ha llevado a Tony Woodcock y a su esposa a comprar un apartamento en uno los edificios clásicos rehabilitados más bonitos del Ensanche, tal y como ha confirmado la empresa inmobiliaria Rimontgó a ValenciaPlaza.com.

La NEC es la escuela de música más antigua de Estados Unidos, a escasos meses de cumplir 150 años de actividad ininterrumpida. Actualmente funciona como facultad con programas de grados y posgrados, con un programa específico para educadores musicales y cátedras propias como el Sistema Fellows o el Musicianship, un estudio de vanguardia que integra competencias profesionales y personales en la formación musical de los estudiantes. En total, 750 universitarios y 1.400 alumnos de niveles inferiores para estudiar clásica, jazz, música contemporánea e improvisación.

WOODCOCK, ENAMORADO DEL MERCADO CENTRAL

Su expresidente, el nuevo vecino de la ciudad de Valencia, hizo pública su residencia al dedicarle un post al Mercat Central. En éste, accesible a través de su blog en The Huffington Post (edición estadounidense), describía la influencia de los mercados de Singapur en su vida, ciudad asiática en la que se desarrolló su infancia al ser su padre destinado allí como militar. Pese a aquellos recuerdos, describe al central como “el mercado que nunca he encontrado antes”. Asegura que le resulta “enorme. He estado yendo durante semanas y todavía me pierdo”. Su fascinación por los productos frescos le hacen asombrarse de la presencia visual y olorosa del “tomillo fresco, romero, cebollino, albahaca, cilantro, perejil, estragón, y eneldo”, pero también del “percebe, salmonete, pescadilla y sepia”, además de su sorpresa ante los puestos “dedicados exclusivamente a los diferentes tipos de caracoles”.

"el mercado es como ir a ver a Shakespeare en el Globe Theatre en Londres, con Mark Rylance en el papel principal"

No obstante, para Woodcock la grandeza del Mercat Central está en “el buen humor” de los tenderos, algo que lo convierte en “una experiencia maravillosa. "Todos quieren ayudar a seleccionar [el producto] y luego aconsejan sobre el mejor método de cocción” en cada caso. Habla de la implicación de cada tendero con el producto. De los pescados destaca, a diferencia “Whole Foods o Sainsbury”, como es “limpiado” y se selecciona entero, quitando sus vísceras una vez elegido por el cliente: “puede incluso llevarse a casa las vísceras para hacer su propio caldo de pescado”. Aun así, la experiencia más destacable es la que ha vivido con las anguilas vivas. Aunque al principio les costó aceptar que estuvieran así, en mitad del mercado, y allí se preparasen para su elaboración, las compara a Wagner en tanto en cuanto “es un gusto adquirido”, algo a lo que se ha podido acostumbrar y ha llegado a pedir en restaurantes abriéndose a la realidad culinaria de la ciudad.

La huerta valenciana y todos los ingredientes que rodean a la paella también son decritos en su extenso post recorriendo ‘su nuevo supermercado’. Con el jamón ibérico descarta al prosciutto italiano, pone en valor los puestos de especias, “el ruido ensordecedor” del mercado y que, a diferencia de otros mercados del mundo, en el valenciano “no hay regateo”. A Woodcock le fascina también como en el Mercat Central, sin que esto suponga un sobre salto para nadie, se mezclan muy distintas personas de la sociedad valenciana, aunque el apunta a que el sitio “pertenece a las mujeres. “Abuelas, madres e hijas, saben cuáles son los mejores puestos”.

Al final de su artículo, Woodcock hace una analogíaa entre el mercado y las artes (cabe destacar también su bagaje como gestor cultural): “el mercado es como ir a ver a Shakespeare en el Globe Theatre en Londres, con Mark Rylance en el papel principal”. El resto de la descripción es mejor leerla en su original.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email