X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

tendencias escénicas

Arlene Philips mueve València: el Festival 10 Sentidos programa a la coreógrafa de las estrellas

Arlene Philips firma el dúo romántico You and I Know para Candoco Dance Company

10/05/2017 - 

VALÈNCIA. Arlene Philips es una de las coreógrafas británicas más reconocidas de su país. Durante cuatro décadas de trayectoria ha trabajado con luminarias de los escenarios como Andrew Lloyd Webber, Elton John, Diana Ross, Tina Turner, Robbie Williams, Aretha Franklin, George Michael, Olivia Newton John y Whitney Houston. Y orquestado el baile de vídeos musicales para grupos dispares en su sonido, de la talla de AC/DC, The Bee Gees, Queen, Duran Duran, The Village People, Kiss y Pet Shop Boys.

En un ámbito como el de la danza, no demasiado pródigo en reconocimientos, la creadora de 73 años es una celebridad de talla mainstream, con labores de supervisión en musicales del West End y Broadway, como We Will Rock You y Grease, y trabajos para el cine, caso de Annie (John Huston, 1982).

Pero el medio que le ha procurado el rango de celebridad ha sido el catódico. La creadora de Manchester ha ejercido tanto de profesora invitada como de juez en los realities televisivos de baile Strictly Come Dancing y SoYou Think You Can Dance. 

En el Daily Mail y en la Cámara de los Comunes

Ese salto cuantitativo en audiencia ha despertado el interés de la prensa amarilla, que un día especula con sus retoques estéticos y al siguiente, revela sus secretos de estilo. Pero también, la atención de la Cámara de los Comunes, donde la política laborista Harriet Harman elevó una queja por discriminación por edad cuando Philips fue despedida de la BBC en 2009.

El colofón a su fama será el estreno de un musical biográfico el 22 de agosto en el Festival de Edimburgo. El artefacto laudatorio, que luego la llevará de gira por Reino Unido, se titula Arlene! The Glitz. The Glamour. The Gossip, y como su título sugiere, ahondará en el oropel, el glamour y el chismorreo tras las bambalinas.

La atención mediática siempre ha formado parte de su vida profesional. Ya en 1974, cuando formó el grupo Hot Gossip, sus propuestas de danza eran tan sensuales, que la aparición de la compañía en televisión despertó una fuerte polémica. La activista social Mary Whitehouse, una  moralista de corte reaccionario, se quejó, y llegó a haber un debate en el Parlamento.

Baile del amor y el desamor

El Festival 10 Sentidos ha programado una propuesta de Arlene este próximo 13 de mayo en la plaza del Ayuntamiento. Es una breve pieza de calle que firma para la compañía de danza de bailarines con y sin discapacidad Candoco Dance Company, You and I Know.

"Candoco me encargó hacer un dúo que funcionara en los festivales de verano. Tan pronto como lo escuché me vinieron a la cabeza romances que surgen en ese contexto, que se desarrollan a través de la pasión por la música y, a menudo, se convierten en apasionadas relaciones", explica.

La coreografía, programada en dos sesiones, a las 12 y a las 17.30, es un dúo romántico relatado a través de viñetas temporales. Sus protagonistas son los bailarines Joel Brown y Laura Patay. Él utiliza silla de ruedas, ella carece del extremo inferior de su brazo izquierdo.

El formato puede ser tachado de manido, porque dúos románticos hay por castigo, pero Arlene defiende la particularidad del suyo: "La diferencia reside en que mi obra relata un idilio entre dos espíritus libres, que empiezan compartiendo un amor juguetón, pero luego viven una relación intensa que se rompe y parece no tener oportunidad de reavivarse. Sin embargo, en un momento dramático, estos espíritus libres se dan cuenta de que no pueden vivir sin el otro".

Las idas y venidas de este idilio se acolchan con una selección de canciones pop que subrayan cómo podemos enamorarnos y desenamorarnos de una misma persona, a lo largo del tiempo. "Cuando su relación toma un giro dramático y se vuelve airada, la coreografía cambia y se sirve de música rock como hilo conductor y un baile mucho más rápido con movimientos llenos de ira y agresividad", detalla Philips.

No sólo pop

A pesar de haber sido etiquetada como "la coreógrafa del pop", la creadora prefiere desembarazarse del título. "La danza contemporánea es una de las más hermosas y expresivas formas de mover el cuerpo, ya sea interpretada al ritmo de música clásica, pop o rock. Sale del alma".

A estas alturas de su vida profesional, asegura que sigue hallando fuentes de inspiración en la cotidianeidad. "Siempre estoy buscando nuevas formas de moverme, nuevas formas de inventar. A veces, por ejemplo, veo una gran fotografía y me inspiro para adentrarme en una forma y manera de bailar distintas".

La danza integrada ha sido un estímulo en su carrera. Tanto es así que baraja incorporarla a alguno de los próximos títulos de su colección de cuentos infantiles, protagonizada por un personaje llamado Alana Dancing Star. 

De niña, solamente podía comprar libros en torno al mundo del ballet, y pensó que los críos también necesitaban relatos en el contexto del jazz, de Bollywood, de hip-hop, de rimos latinos y de bailes de salón. "He publicado una colección de seis libros para niños, pero seguro que voy a trabajar en otra entrega de media docena usando muy diferentes géneros de danza". Con toda probabilidad, se colará la experiencia compartida con Candoco.  


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email