X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

evita dinamita

El It Market, la boda de los Römucho, los Mamarrachos de Garrigós y la solidaridad de Mar en danza

14/04/2018 - 

VALÈNCIA. La vida es un crucigrama. Tranquilos, que no me voy a poner en plan Paulo Coelho. Me refiero a que está llena de horizontales y verticales. Las utilizamos en el argot coloquial “coger la horizontal” (por dormir), “no podía mantener la vertical” (iba muñeco o perjudicado por la bebida), también se utiliza para enviar mensajes encriptados a sicarios (al menos en las películas anteriores a Internet) o en libros como el último que me he leído y que les recomiendo de Rafael Reig: Lo que no está escrito. Con su permiso, bueno en realidad sin él, me he permitido emular (o plagiar directamente) el recurso que utiliza el escritor para enlazar capítulos con el fin de que os parezca más atractiva esta crónica ¿lo conseguiré? El resultado en la pág. 234.

It Market, la cita ineludible que se extiende

El 7 vertical. Masculino. De diez letras. Contiene una doble l. Se suele encontrar ropa, libros y objetos a bajo precio. 

MERCADILLO: mercado formado por puestos ambulantes (bien), que se instalan cada cierto tiempo o determinados días de la semana (nos quedamos con lo primero) en un lugar al aire libre (si lo permite la climatología) y donde se venden productos generalmente a bajo precio (va a ser que no). 

En este caso hablamos del It Market, cita obligada en Jávea que acaba de tener lugar en Semana Santa y Puente de San Vicente y que volverá a instalarse durante el puente de mayo en el parador. Las artífices son Pilar Carbonell y Amina Basañez, dos socias que logran reunir a un grupo escogido de artesanas igual de Vip que su clientela. Por allí pasaron Carmen Alcayde y su marido Eduardo Primo, la modelo valenciana Marta Ortiz, Carla y Marta Gomez-Lechón, la profesora de danza  Esther Mortes y la pintora Paloma Alcón, la ex consellera Alícia de Miguel y el notario Jose Antonio Otegui, Diego Gomez Ferrer director de Aceite Camino de Aníbal y su mujer Paula Albamonte, Sergio Maestre de Fermax, Amparo Lacomba, Cote Soler y su hija Natalia Segrelles o Almudena Amoros.

 Respecto a las “tenderas”, entre las que tuve el placer de “achuchar” a Lourdes Sendra,  Pilar Carbonell asegura que “estamos apostado fuerte por stands con producto de diseño hecho en España y Valencia tipo Fustashoes y Littlefeet, que hacen alpargatas y calzado de diseño, Tukimono que propone kimonos para madres y niños, Mawundesing que realizan bolsos de mimbre,  Aseismanos y Sampedro Handmade con bolsos y carteras de diseño, Meraki de complementos con tocados personalizados, o Vint, gente joven que ha salido de Lanzadera y confecciona ropa de baño muy divertida”.

Además, Pilar me adelantó que están pensando ampliar fronteras. Bueno, apenas se moverán unos kilómetros pero ya tienen en su cabeza una ubicación nada desdeñable: Denia. Yo, de momento, me pasaré el 1 de mayo cuando haya cobrado.

Los Römucho se casan en Jávea

El 3 horizontal. Cuatro letras. Femenino. Sinónimo de enlace.

BODA: Ceremonia en la que se celebra la unión matrimonial de dos personas mediante determinados ritos o formalidades legales.

En Salamanca aconsejan a las buenas chicas que no se enamoren de un extranjero. Que son muy tunantes. Prometen amor infinito y cuando acaban la carrera, Auf Wiedersehen .Por eso, él  tuvo que demostrarle que lo suyo iba en serio. Que era el amor de su vida y que la llevaría al altar. Y así ha sido. Quince años después, Steffen y Elsa se han casado. Y lo celebraron como una boda gitana, durante casi tres días. Y eso que ella es de Salamanca y él, alemán. Los Römucho – apócope de los dos apellidos Römheld y Perucho- celebraron su enlace por todo lo alto (ella bien podría ocupar la portada de las principales revistas de moda y si se le unen las hermanas que han protagonizado algún que otro anuncio de aerolíneas  ya tenemos la agencia de modelos montada). Esta familia de altos vuelos aterrizo en Jávea para desearle a la pequeña Perucho toda la suerte del mundo. Allí estaban Marisa Prieto Álvarez, Antonio Perucho Mateos, Ana Perucho Prieto, Sílvia Perucho, Emma Perucho, Alberto Martialay Téllez, Raúl Montero, Beatriz Beteré Perucho, Jaime Crespi Perucho, Claudia Muñoz Perucho, Guillermo Martiala y Perucho, amigos como el abogado  José Luís Gutiérrez, su primo el periodista  Javier Gutiérrez y los fotógrafos de Le Click, Paula Rincón de Arellano y su marido César Cantó (autores de las fotos que ilustran este artículo) o la que firma la crónica. Me permitirán que los nombres de los invitados alemanes no los transcriba para que no me lleguen WhatsApps quejándose de mi ortografía. Pero quiero destacar a los amigos Dirk y Olkiver y como no a la tía Anne y a mi queridísimo Wolfi Römheld, el padre del novio. Ahhhh y a Lenny y a Nero, que si no pongo a los dos hijos galgos de la pareja, Elsa me retira el saludo; como dos buenas seguidoras de PACMA  que somos. En fin, que serán felices y comerán perdices (bueno no, chucrut).

Mar en danza, nada a favor de la India 

El 8 vertical. Tres letras. Nombre ambiguo relacionado con el agua.

MAR: masa de agua salada que cubre aproximadamente las tres cuartas partes de la superficie terrestre.

La conocí cuando las dos llevábamos coletas y apenas levantábamos un metro del suelo, aunque yo no me he elevado mucho más. Ella solía vestir un suéter de cuello vuelto y unos leotardos tupidos, sin falda. Utilizaba las paralelas del parque infantil del Club Español de Tenis para hacer sus poses de bailarina, mientras  nosotras nos rompíamos la crisma imitando las Olimpiadas. Ya apuntaba maneras. Años más tarde, me llego una invitación por Facebook de Mar en danza, una escuela de ballet. Y como yo abandoné ese arte -o mejor dicho él me abandonó a mí- a la tierna edad de 8 años, no le di mayor importancia y estuvo olvidada en el botón azul de confirmar durante mucho tiempo.  No sé cómo la recuperé. Seguramente cuando descubrí que tras ese Mar (su verdadero nombre es Mar Rodríguez) se escondía mi amiga Porrito, Porri para nosotras.

Hemos mantenido el contacto, por WhatsApp, y gracias a él me enteré de que montaba una gala benéfica organizada por la Fundación Vicente Ferrer y su colaboradora Mayte Carvajal, cuya recaudación íntegra iría a parar a una escuela de danza de niñas con discapacidad auditiva de la India.

En el espectáculo, que tuvo lugar en el Teatro de las Escuelas San José Jesuitas de Valencia, participaron profesores y alumnos de las tres escuelas que dirige Mar con coreografías de repertorio clásico y neoclásico, entre otras Giselle  o la muerte del cisne , interpretada por Silvia García y acompañada por la chelista Margarita Cantó, alumna de Mar en danza. Un guiño a la India, interpretado por la bailarina y coreógrafa de la escuela Palmira Roca, y como broche final la interpretación de Yolanda Bretones y Michael Jeske, ex bailarines de fama internacional que actualmente ejercen de profesores de la escuela.

Entre las más de 800 personas que asistieron al evento, el abogado Martín Quirós Morató  -marido de Mar Rodríguez- y la familia Quiros Rodríguez, Xiao Cavadas -la hija del doctor Cavadas-, María José Furió , Inmaculada Valle Furió, Silvia Grau, Martina Herrera, Encarna Roig, Palmira Roca, Ana Guerrero, Silvia Agustí o los padres de Elisa Badenes, una de las mejores artistas del momento, bailarina principal del Stuttgart Ballet.

Los Mamarrachos de Carme Garrigós

La 6 horizontal. Once letras. Dícese de alguien que no es tomado en serio

MAMARRACHO: Persona que viste o se comporta de forma ridícula, generalmente para hacer reír a otros.

Carme Garrigós tiene 62 años, es natural de Ibi y ejerce como enfermera de Unicef en los lugares más recónditos y conflictivos del planeta: Djibouti, Somàlia, Casamance (sur de Senegal) o Sudan del Sur, nada menos. Afganistán ha sido su último destino. Allí ha formado parte de un equipo que lucha por erradicar la polio en un país “que desde hace muchos años padece el plomo de la guerra”.

Foto: JM Vert

Actualmente pinta y viaja por vocación. Sus obras reciben el nombre de Mamarratxos.  “Los mamarratxos son el producto final producido por las vivencias y emociones vividas, día a día, hora a hora, durante los viajes. Ellos enfatizan la grandeza de la diversidad humana. El respeto a esta diversidad es el mejor tratamiento para prevenir los conflictos que vulneran los principios de los derechos humanos, en general, y de las mujeres y los niños, en particular. Mis sentimientos se oxigenan mientras mis manos los paren. En otros mamarratxos son casas, tiendas, pueblos y ciudades lo que ocupan el espacio, ya que con ello pretendo dar hogar a los más vulnerables. En aquellos, las ventanas y puertas representan que debemos de seguir abriéndonos a los otros para mejorar el conocimiento de las comunidades que nos rodean” asegura Carme.   

Sus mamarrachos decoran las paredes de la biblioteca municipal Eduardo Escalante y en la inauguración asistieron, entre otros, la escritora alcoyana Isabel-Clara Simó, la escultora Ana Sáenz, Teresa Juan, Pepa García del servicio de Acció Cultura o Laura Albalat de la biblioteca de Arrancapins.

Foto: JMVert

El próximo destino de Carme es el continente africano: “Estoy cerrando los candados de las maletas, verdes y grises, que me servirán de “camello” por la tierras altas, bajas, animistas, cristianas y musulmanas de Etiopia.  Las comunidades del mapa etíope serán mi “profesorado” durante el periplo etíope-keniata que durará hasta el 15 de mayo.” Buen viaje, Carme.

Noticias relacionadas

cuñadas, suegras y convites

Fiestas de guardar

Por  - 

Henos aquí otro año, hermanas. A punto de cantar villancicos, comer polvorones y comprobar cómo se nos dispara la glucemia. Se aproxima época de festejos

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email