Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 8 de marzo y se habla de PAI Benimaclet covid-19 divalterra 8m
GRUPO PLAZA

A TRAVÉS DE UN PROYECTO DE MICROMECENAZGO

'El·le(s)' busca dar visibilidad a personajes LGTBIQ en el comic

1/09/2020 - 

VALÈNCIA. (EP) Un colectivo de profesionales de la ilustración, junto con la editorial Edicions Anònimes que dirigen los valencianos Carlos Mercé y Vicente Perpiñá, han lanzado un proyecto de crowdfunding a través de la plataforma Verkami para financiar la publicación de una revista de historietas de lesbianas, gais, transexuales, bisexuales, intersexuales y queer (LGTBIQ) que "dé visibilidad a la diversidad en el cómic español".

Según han informado fuentes de esta iniciativa en un comunicado, la revista El·le(s), que se pretende financiar con esta acción de micromecenazgo, estará compuesta por una recopilación de historias que tratarán la identidad de género "de forma subjetiva y desde un punto de vista cotidiano".

Para Carlos Mercé, editor de El·le(s), "esta revista surge con una doble intención: reivindicar la falta de referentes LGTBIQ en el cómic nacional e iniciar un proyecto que integre personajes que representen la diversidad de la sociedad española en una revista de historietas, al puro estilo clásico del tebeo patrio".

Según explican en el comunicado, uno de los principales referentes del cómic LGTBIQ español es Nazario Luque, autor de obras como Alí Babá y los 40 maricones, Turandot, Mujeres raras o Anarcoma. Vicente Perpiñá, editor en Edicions Anònimes, destaca que Nazario "abrió paso a la homosexualidad, transformando su excepcionalidad en un asunto cotidiano en la España de los 80".

"Pero pese a que el colectivo LGTBIQ ha ganado derechos en las últimas décadas aún hay mucho que hacer y las nuevas generaciones debemos seguir luchando usando el tebeo como instrumento cultural y pedagógico", ha subrayado Perpiñá.

Este plan de crowdfunding tiene que recaudar 3.000 euros para poder sufragar los gastos de edición e impresión del proyecto editorial. Los mecenas, con la donación mínima de seis euros, obtendrán una copia digital de El·le(s) y otras publicaciones de la editorial; o con el pack plus, por un importe de poco más de 50 euros, el donante obtendrá la revista, una camiseta, artículos exclusivos, y su nombre aparecerá en la sección de agradecimientos.

Todos los profesionales participarán en el proyecto de manera desinteresada, ya que sólo percibirán una remuneración "simbólica". Entre los artistas que forman parte de la plantilla de la revista se encuentran Aida Valero, Sara HP, José Manuel Palenzuela, Miranda Álvarez, Nuria Torreño, Zarva Barroso, Stephany Pagnussat, Ana Muñoz, Cristina Clemente, Asunción Tébar, Carmen Gómez y Aina Sabater.

Noticias relacionadas

sillón orejero

Negro Romace: Un cómic de amor para afroamerianos que solo duró tres números

Por  - 

En la oleada de cómics de los años 40 y 50 predominaron los géneros de serie negra y los bélicos, lógicamente, en plena II Guerra Mundial. Pero si hubo un boom destacado fue el de los cómics románticos. Dentro esa fiebre, Negro Romance contaba historias de amor en las que los personajes eran burgueses negros. En aquel momento fue un hito, porque fue la primera vez que aparecían afroamericanos en un cómic en un contexto que no era o negativo o de reivindicación política. Eran cursis y machistas como cualquier otro blanco.

sillón orejero

Los cómics de Fraggle Rock, la serie infantil que enseñaba a lidiar con conflictos sociales

Por  - 

Era una alegoría ochentera, ideada por Jim Henson, creador de Los Teleñecos la década anterior, para enseñar a los niños de forma divertida cómo enfrentarse a las polémicas sociales, su identidad o el medioambiente. La línea más marcada era la referente a las culturas anglosajonas y protestantes, con estos muñecos se fomentaba que los críos no tuvieran un exceso de ambición que les llevase a pasarse toda la vida trabajando sin disfrutar de ella. Hoy, con el cambio de paradigma económico, ese mensaje es casi humor negro. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email