Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

falta el retablo de mayor dimensión

El maestro de Perea y su exposición ‘incompleta’ llegan al Museu de Belles Arts

La muestra 'Un primitivo valenciano' trae una quincena de obras pero no la más importante: 'El retablo de los Tres Reyes', la cual lleva diez años en proceso de restauración por falta de personal

13/11/2020 - 

VALÈNCIA. Muchas son las hipótesis que giran alrededor del pintor Maestro de Perea, pintor tardo-gótico cuya aportación artística se sitúa entre finales del siglo XV y principios del XVI. No se conoce su identidad, y se le denomina Maestro de Perea por la creencia más fiable: Originalmente solía ser reconocido por el nombre ‘Maestro de la Crencha’. Era debido a la línea de separación que solía dibujar en el pelo de las vírgenes y los cristos. Poco a poco se fue creando una personalidad pictórica con esta constante: la crencha y la oreja de las figuras sobresaliendo del pelo. Y se veía especialmente en tres piezas, una de las cuales es el Retablo de los Tres Reyes. Se piensa que esta obra en cuestión fue encargada por una noble a partir de 1491, para ella y su marido: Pedro Perea. De ahí vendría, pues, el nombre del artista.  

No obstante, esta es tan solo una hipótesis, y también se dice que el Maestro de Perea formaba parte del servicio de criados de Fernando el Católico. Su figura está rodeada de incertidumbre, pero eso no ha sido impedimento para que el Museu de Belles Arts de València haya organizado la muestra El Maestro de Perea, un primitivo valenciano. La exposición es de pequeñas dimensiones, adaptada según Pablo González Tornel –director del Museu- “a la situación actual y a sus posibilidades”. Tornel pensó que esta era “una buena oportunidad para dar a conocer a un autor desconocido, sin nombre”. Eso sí, la pieza estrella, el Retablo de los Tres Reyes, no se encuentra entre las seleccionadas, pues lleva ya una década en proceso de restauración, una cuestión que vuelve a poner el foco en la falta de personal del Instituto Valenciano de Conservación y Restauración. 

Una obra llena de significados 

La muestra El Maestro de Perea, un primitivo valenciano -que se podrá ver hasta el 24 de enero- ha sido presentada en el Museu de Belles Arts durante la mañana del jueves. A ella ha acudido el propio González Tornel y la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga. La razón de no haber esperado a que la pieza principal estuviera restaurada para presentar la exposición, ha sido, en palabras de Tornel, “que el resto de obras hablan por sí solas, también son estrellas”.  

La muestra está compuesta por una docena de piezas que definen el estilo del artista. El director ha hablado de la época de transición entre el tardo-gótico y el Renacimiento en la que se encontraba el artista. “En València se seguía manteniendo el tardo-gótico, aunque ya hubiera influencias renacentistas. Lo preferían”. Asimismo, las características del estilo del Maestro de Perea han sido siempre claves para identificar sus obras. A saber, imágenes de carácter figurativo, con pliegues muy marcados, telas plegadas, brocados de oro, orejas que sobresalen del pelo, la popular crencha que separa el pelo de las figuras, suelos con alfombras y azulejos que otorgan perspectiva a la obra...

Por otro lado, hay piezas en las que el artista optaba por “personajes realistas, pintados a la italiana y con fondos arquitectónicos clásicos, fruto de las influencias renacentistas de principios del siglo XVI”. El artista tenía predilección por los grandes retablos, los cuales, al igual que toda su obra, son de temática religiosa. Solía hacer hincapié en dos figuras: la mujer (especialmente vírgenes) y Cristo.  

'Calvario de la Redención'

Otra de las constantes en su trabajo puede verse en dos obras: Calvario de la Redención y Retablo de los Tres Reyes (la pieza en proceso de restauración). En ambas obras se hace referencia al Antiguo Testamento a través de la figura de los reyes David y Salomón; y en ambas se mezcla esa temática con la del Nuevo Testamento. Según indica Tornel, “la situación social de la València de finales del siglo XV y principios del XVI partía de una colisión entre las culturas judías, musulmana y cristiana”. En Calvario de la Redención aparecen personajes que se quedan en el limbo por no haber sido bautizados. “La lectura que hacemos es la reclamación de un perdón por parte del Maestro de Perea para los judíos convertidos al cristianismo”.  

Sobre la identidad desconocida del artista, González Tornel ha lanzado una tercera hipótesis: “Hay enormes similitudes entre su pintura y la del Maestro de Artés, que además coinciden en el tiempo. El hermano de este artista se llamaba Antoni Cabanes, así que podría ser él”.  

A la exposición, además de las obras nombradas, se suman: Vía Dolorosa, Virgen con el Niño, Santa Lucía, Virgen de la Leche, Virgen del Gremio de los Molineros, Cristo camino del Calvario, Improperios, San Jaime Apóstol, Ecce Homo con san Juan Bautista y santa María Magdalena, La adoración de los pastores y Cristo despojado de su vestimenta en el Gólgota. 

El Retablo de los Tres Reyes 

Acerca de la polémica surgida sobre la ausencia del Retablo de los Tres Reyes en la muestra, el director del Museu –que ostenta el cargo desde septiembre- ha aclarado que la decisión se debe a “razones técnicas”. “No falta terminar el marco, sino articular la mazonería. Además, hay partes originales que están en proceso de limpieza, y se utilizan disolventes tóxicos para ello”. Así, no se aconseja que, estando en proceso de restauración, el retablo estuviera disponible al público. “Mide más de siete metros, requiere estar en condiciones aisladas”.  

'Retablo de los Tres Reyes' en proceso de restauración

De esta manera, aunque Tornel no quiere asegurar nada, faltan al menos dos años más para culminar las tres piezas que componen el retablo. En cualquier caso, ha prometido que “el montaje final será emocionante”. La directora general de Cultura, por su parte, ha afirmado que la falta de restauradores es una cuestión que “depende de la Conselleria de Justicia y no Cultura”. “Tampoco entiendo –ha añadido- que se intente trasladar la idea de que en la administración trabajamos con desidia”.  

Sobre esta necesidad, puesto que tan solo tienen a uno en plantilla (siendo la segunda pinacoteca más importante de España, solo por detrás del Prado) Amoraga ha explicado que “cuando se convoquen las oposiciones saldrá la bolsa” y que “no hay que entrar en polémicas de barra de bar que no se corresponden con la situación real”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email