Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

'Electrodance'

El Magnànim publica un estudio "pionero" sobre las tendencias 'clubbers'

23/01/2019 - 

VALÈNCIA. (EP) La Institució Alfons el Magnànim-Centre Valencià d'Estudis i d'Investigació ha publicado ElectroDance. Estils culturals juvenils i comunicació digital en la Societat Xarxa, de Antonio Cambra González, un estudio "pionero sobre un determinado baile urbano que se realiza con música electrónica".

La presentación de la obra será este miércoles a las 19.00 horas en el MuVIM y contará con la participación de Antonio Ariño, director de la colección Descobrim y vicerrector de la Universitat de València. Para poner el punto final al acto el grup de baile Beat Mode Crew realizará una exhibición.

Antonio Cambra es doctor en el programa Societat de la Informació i el Coneixement por la Universitat Oberta de Catalunya. Sus intereses abarcan las intersecciones entre tecnología, educación, ecología y ciencias sociales.

Desde la institución cultural señalan que la relación que los jóvenes mantienen con las tecnologías de la comunicación no suele dejar indiferente. Cuando se trata de los medios generalistas o de las conversaciones cotidianas en torno a esta cuestión es habitual encontrar dos tipos de discursos opuestos.

De un lado, en muchos casos, se tiende a presentar a la juventud (millenials, nativos digitales... utilicen el apelativo que quieran) como punta de lanza de la sociedad de la información, sujeto privilegiado de un tiempo marcado por una tecnologías (las de internet) en la que esta franja de edad se desenvuelve sin aparente esfuerzo como ningún otro grupo social lo hace.

De otro lado, apuntan, se da el retrato opuesto: aquel en que lejos de domesticar a la tecnología, la juventud sería víctima de sus prácticas digitales, mostrándonos la cara menos amable del cambio tecnológico, como ocurre con los comportamientos adictivos o fenómenos de ámbito grupal como el bullying.

En este contexto, el libro habla de jóvenes y de tecnologías digitales, pero lo hace ofreciendo "un retrato alejado de todo ensalzamiento o dramatismo". En concreto, pone el foco en un grupo de adolescentes valencianos practicantes del estilo de baile urbano conocido como electrodance -que nace en París durante la década pasada para convertirse en años sucesivos en fenómeno global al compás que marca la evolución de internet-, mostrándose la lógica mediática inserta en su experiencia cultural.

Como ocurre en tantas otras esferas y actividades de la realidad en las que la tecnologías digitales se han vuelto a un tiempo algo naturalizado y omnipresente, sin internet -afirman los mismos protagonistas objeto del estudio en el que se basa esta obra- un estilo cultural juvenil como el electrodance no sería posible en su constitución, desarrollo y difusión global. Y de "ilustrar esa condición de posibilidad" -que es realmente la de la centralidad de todo lo digital en nuestras vidas- trata exactamente esta obra.

En ElectroDance se le propone al lector un recorrido a través de las prácticas culturales de estos jóvenes que hacen de las tecnologías digitales su mejor aliado en la práctica del baile.

YouTube y Facebook

Así, el libro revisa la mediación tecnológica que plataformas como YouTube o Facebook, o los mismos foros de internet, operan en la conformación de redes sociales locales y translocales en torno al baile, o su influencia en la forma de presentarse públicamente, negociar la reputación grupal y hacer del baile una experiencia estética.

Desde mediados del siglo pasado, las culturas y subculturas juveniles han acontecido dentro de un entorno comunicacional. Así, resulta difícil entender expresiones culturales como los mods, rockers o hippies, o más tarde el punk, el hip-hop o el goth sin la presencia de los medios de comunicaciones de masas y sus tecnologías asociadas -el disco, la televisión, la radio- con su capacidad diseminadora de mensajes e imágenes a escala global.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email