Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

entrevista a bob lenz, director del Buck Institute for Education de California

“El mundo está cambiando y la manera de educar debe adaptarse a las nuevas necesidades”

Bob Lenz afirma que hoy en día es importante tener una base de conocimientos pero no es suficiente y afirma que hay que potenciar habilidades y actitudes como el trabajo en equipo, el pensamiento crítico o la creatividad

26/04/2017 - 

VALÈNCIA. Caxton College celebra su 30 aniversario con la puesta en marcha del I Foro de Innovación Educativa. En él se pretende anticipar, analizar y difundir las propuestas de expertos de primer nivel mundial, relacionadas con las innovaciones para dinamizar el mundo educativo. 

Y para este primer Foro han invitado a Bob Lenz, director del Buck Institute for Education de California, donde se ha desarrollado un método de enseñanza basado en proyectos. Con esta metodología se adquieren conocimientos, pero también habilidades y actitudes, algo que Bob Lenz considera fundamental ante los cambios de la sociedad actual. Además, el alumno gana protagonismo, ya que adquiere un papel activo en su educación, a través de su participación en los proyectos, y les prepara para afrontar situaciones reales que se pueden encontrar en su futuro laboral.

¿En qué consiste el aprendizaje basado en proyectos y qué beneficios ofrece?

El aprendizaje basado en proyectos permite a los profesores facilitar el aprendizaje a los alumnos a través de animarles a explorar a través de retos y preguntas. Los estudiantes estudian lo académico pero también profundizan en el entendimiento y aprenden habilidades de éxito como el pensamiento crítico, la creatividad, la colaboración, la dirección de proyectos, la comunicación… 

Los estudiantes aprenden a tomar la iniciativa, adquieren responsabilidad, mejoran su confianza, resuelven problemas, trabajan en equipo… Y eso conlleva que ir al colegio se vuelva más atractivo, se aumenta la motivación y el compromiso tanto de los estudiantes como de los profesores. Aprenden lo académico y también las habilidades. Además, de esta manera, encuentran un sentido a lo que aprenden y eso lo van a aprovechar durante toda su vida. Y se consigue su empoderamiento para poder hacer frente a los problemas y desafíos y persistir, algo que no hace el aprendizaje tradicional.

Esta idea plantea la transformación del sistema educativo y surgen preguntas cómo qué vamos a enseñarles y cómo.

Las asignaturas no cambian, son las mismas, pero puedes adentrarte más profundamente en ellas y entenderlas mejor, porque es un método más gratificante. El aprendizaje basado en proyectos es también un enfoque que los profesores pueden aprender con facilidad y además también es una oportunidad para que los profesores aprendan a enseñar. Es otra manera de enseñar, donde ellos siguen estando al cargo, diseñando la experiencia de aprendizaje y animando y guiando a los estudiantes y a veces directamente enseñándoles. 

Siempre pongo un ejemplo. Yo jugué al rugby y mi entrenador estaba en todas partes, nos enseñaba lo que quería que hiciéramos, nos hacía practicar, era bastante duro y le queríamos mucho. Pero luego en el partido, teníamos que rendir. Cuando acababa el partido repásabamos lo que habíamos hecho y nos decía lo que habíamos hecho bien y lo que había que mejorar. Y así aprendíamos. El aprendizaje basado en proyectos es lo mismo, aprendemos con prácticas y cuando estamos en el terreno aplicamos lo que hemos aprendido. 

Este sistema, ¿se puede implantar en cualquier etapa educativa?

Sí, está adecuado para todos los ciclos, desde educación infantil hasta bachillerato.

Se ha implantado con éxito en Estados Unidos, pero ¿lo ve posible en España?

Por supuesto que sí. Acabo de llegar de Barcelona, donde se celebraba un workshop de la Fundación La Caixa sobre el aprendizaje basado en proyectos. Allí vinieron 30 profesores de toda España, la mayoría de una red de centros, tanto públicos como privados, llamado Nova Escola 21, donde los profesores están haciendo proyectos maravillosos. Empezaron el año pasado con 26 colegios y este año tienen 485 en la red. Ellos estaban interesados en el aprendizaje basado en proyectos porque piensan que las cosas tienen que cambiar. El mundo está cambiando y las educación sigue siendo la misma. 

En el I Foro de la Innovación del Caxton College va a hablar de las necesidades educativas de la sociedad actual, ¿cuáles son?

Como he dicho el mundo está cambiando. Es más complejo. Los estudiantes de ahora van a tener que trabajar bajo la amenaza del cambio climático y sus efectos en el medio ambiente, la economía… También hay que pensar en los avances tecnológicos como los coches inteligentes, los robots ya están en las industrias, pero pueden llegar a otros sectores como la prensa… la tecnología cambia muy rápidamente. Pensemos que los teléfonos inteligentes solo tienen diez años y ahora son más potentes y ofrecen más posiblidades que un ordenador. A ello se une que estamos muy conectados, a través de los social media, con todo el mundo. Lo que aprendan hoy tiene que servirles para hacer frente a todos esos cambios.

El futuro pasa por un mundo más colaborativo y trabajaremos en trabajos basados en proyectos, con diferentes equipos, quizá en el mismo espacio o quizá con otras partes del mundo. Y las escuelas siguen siendo iguales que hace cien años. Es hora de que cambien. Hoy en día, es importante tener una base de conocimientos pero no es suficiente. El mundo está cambiando y la manera de educar debe cambiar para adaptarse a las nuevas necesidades. Nuestros niños lo necesitan.

Muchas empresas buscan talento y actitud más que curriculum, el aprendizaje basado en proyectos ¿puede ayudar a potenciar esos valores?

Las empresas cada vez más quieren personas que puedan trabajar en equipo, que sepan dirigir un proyecto sin necesidad de un supervisor. Las habilidades técnicas se pueden adquirir. Se debe preparar a las personas para aquellas cosas que solo los humanos podemos hacer: trabajar en equipo, diseñar, ser creativos, ser empáticos… Eso es lo que tendrá éxito. En la actualidad, la manera que tenemos organizadas las escuelas es como fábricas y eso tiene que cambiar.

Iniciativas como el Foro de Innovación Educativa del Caxton College ¿cómo ayudan a conseguir que la gente se interese por esta nueva educación?

Estas iniciativas acercan las nuevas formas de educación a la gente. Yo he hablado con profesores aquí y están interesados en cambiar, pero les preocupa saber cual es la dirección correcta. 

Vaya donde vaya están de acuerdo en qué el mundo está cambiando y los colegios también deben cambiar, para el bien de los estudiantes y también para los profesores. Por ejemplo, en Estados Unidos colaboramos con seis programas de educación de profesores, que les enseñan cómo educar según los principios de la educación basada en proyectos. Por supuesto que existe un poco de resistencia entre los que ya están enseñando, porque están en una zona de confort, pero muchos de los que se animan a cambiar afirman que disfrutan más con educando en proyectos. La educación basada en proyectos es tan buena para los alumnos como para los profesores.  

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email