GRUPO PLAZA

nueva época

Gardiner regresa al Palau en marzo tras más de seis años sin pisar Valencia

La programación recorta tres conciertos por disponibilidad presupuestaria pero hay un estimulante añadido 

29/09/2015 - 

VALENCIA. El ajuste económico y los proyectos de actuación centraron la rueda de prensa donde se presentaron los cambios de la programación adelantada en mayo por la administración anterior, así como sus causas. La regidora de Cultura, Glòria Tello, también habló el viernes de los proyectos para el recinto que los nuevos gestores quieren llevar a cabo. Le acompañaron en la tarea el nuevo subdirector de Música del auditorio, Manuel Muñoz, el titular de la Orquesta de Valencia, Yaron Traub, y José Manuel García, gerente del auditorio.

Tello manifestó que, aun sin haberse encontrado ningún “agujero”, la situación económica resultaba “crítica”, ya que estaban previstos unos gastos de 415.000 euros para el último trimestre de 2015 (341.000 para la Orquesta de Valencia y 74.000 para el resto de programación), y sólo podía contarse con 41.000. De la misma manera, tampoco era posible cubrir el primer semestre de 2016. Según manifestó la regidora, la anterior presidenta del Palau gastaba en la primera mitad de año el presupuesto de toda la temporada, pero no se ocasionaban “agujeros” porque, cuando se acababa el dinero, el Ayuntamiento le proporcionaba más.

Esa situación se fue repitiendo durante los últimos años, y a los actuales responsables les ha parecido preciso “cortar la espiral creciente de desfasamiento presupuestario, ya que el Palau tiene un presupuesto suficiente como para mantener un nivel de excelencia”. Se explicitaron las medidas que deberían llevar a ello: búsqueda de patrocinadores (Aguas de Valencia ya ha colaborado en el concierto del día 16, con la Novena de Beethoven), ajuste del cachet de los artistas, reducción de la nómina del maestro Traub (entre un 10 y un 20%), y disminución de gastos en diversas partidas.

Entre ellas, la supresión de tres conciertos “muy caros” ya anunciados en mayo y que se señalan a continuación: 14 de febrero: María Estuarda (Donizetti), en versión de concierto y dirigida por Fabio Biondiprograma Bach del 13 de marzo, con la Cappella Amsterdam y la Orquesta del Siglo XVIII, y el oratorio Elias de Mendelssohn, por Robert King (20 de abril). Con todas las medidas de ahorro hay 1.719.600 euros presupuestados esta temporada, y se ahorran 460.500 en relación a la temporada anterior.

La buena noticia es que se ha contratado a John Eliot Gardiner, con el Monteverdi Choir y los English Baroque Soloists para interpretar La Pasión según San Mateo (día 11 de marzo). Gardiner es, sin duda, uno de los mejores especialistas en el análisis y la interpretación de la obra religiosa de Johann Sebastian Bach, y hacía mucho tiempo que no venía por Valencia.

El subdirector de Música, Manuel Muñoz, anunció también que se han sustituido dos directores de cachet muy elevado (López-Cobos y Pinchas Steinberg) por Joan Enric Lluna y Yaron Traub, respectivamente. Explicó también la fórmula de “conciertos extraordinarios” que se empleará con Lang-Lang y Cecilia Bartoli (acuerdos con agentes y patrocinadores en cuanto a la adjudicación de la taquilla para abaratar los costes de contratación, estando por ello fuera del abono).

Tanto él como Traub mencionaron algunos nombres que podrán escucharse esta temporada, una trlación más abundante en solistas que en agrupaciones.  Podrá escucharse a Sergey Kachatryan, Guy Braunstein, Mitsuko Uchida, Bruno Schnaider, Martín Fröst, Minkowski y los Musiciens du Louvre (para el Réquiem de Mozart), Philharmonia Chorus, Pinchas Zukerman como solista y director de la Royal Philharmonic Orchestra, Emmanuel Pahud, la Mahler Chamber Orchestra y Grigori Sokolov, entre otros. Además, naturalmente, de la orquesta titular del recinto, algunos de cuyos miembros estarán presentes también como solistas: María Rubio, Enrique Palomares, Iván Balaguer, Roberto Turlo o Mariano García. Yaron Traub pidió públicamente ayuda a la concejala para impedir que “desaparezca la Orquesta de Valencia”. Preguntado al respecto, indicó que la plantilla actual es de 85 personas, y que haría falta cubrir 20 plazas.

En cuanto a los proyectos que se plantearon para el futuro, se señaló desde la mesa la necesidad de aumentar el número de abonados (en años anteriores oscilaban entre 700 y 850), de abrir el auditorio a los estudiantes de música y a la actuación de grupos de cámara, o de conquistar nuevos públicos. Como ejemplo se habló del ciclo de música en valenciano y de su concreción en esta temporada: habrá cuatro conciertos en torno a los Premis Ovidi Montllor, del que se cumple el 20 aniversario de su muerte.

La mejor coordinación con el Palau de les Arts, para evitar coincidencia de fechas y  poder programar actuaciones del Cor de València —que actualmente trabaja casi en exclusiva en el recinto operístico—, fue otra de las propuestas que hizo Manuel Muñoz, teniendo ya una primera cristalización el próximo mes de junio. Glòria Tello informó también de que se estaba trabajando en las bases de convocatoria del concurso para cubrir la plaza de director del auditorio de la Alameda, esperando tenerlas listas a finales de año.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme