GRUPO PLAZA

El Europarlamento pide incluir la perspectiva de género en los tratados internacionales de comercio

28/10/2020 - 

BRUSELAS. El Parlamento Europeo ha constatado que la pandemia de la covid-19 está incrementando las desigualdades de género en el comercio internacional y su repercusión económica negativa en las mujeres, en especial en los países en desarrollo con los que se mantienen acuerdos comerciales. La comisión INTA ha propuesto que en los Tratados internacionales se incluyan “cláusulas con perspectiva de género para presentar a las mujeres como agentes de cambio y no como víctimas”, según el informe presentado por su portavoz, la eurodiputada socialista Inmaculada Rodríguez-Piñero.

El informe de la comisión INTA analizaba el martes las “Repercusiones económicas de covid-19 en la mujer en el comercio internacional”, teniendo en cuenta que las mujeres en el tercer mundo son las que lideran la economía informal, en especial en países donde la industria textil es la base del sustento de las familias. La pérdida de ingresos debido a la recesión de covid-19 puede aumentar aún más la pobreza entre las mujeres. Por ejemplo, las mujeres empleadas en la producción de prendas confeccionadas en Bangladesh, donde los pedidos de la industria han disminuido drásticamente, representan el 80 por ciento de la fuerza laboral, explica este informe.

Rodríguez-Piñero añadía que “una gran parte de las empresas que pertenecen o son administradas por mujeres están en mayor riesgo de supervivencia por ser microempresas, pequeñas y medianas empresas (PYMES), con menores niveles de recursos financieros y acceso limitado a fondos públicos”.

Además, el acceso más limitado de las mujeres a las tecnologías digitales y de la información reducen aún más sus oportunidades para el teletrabajo y el comercio electrónico Por ello, “se espera que el impacto económico de la pandemia sea particularmente adverso para las mujeres en las economías menos desarrolladas y en desarrollo porque la mayoría de las mujeres están empleadas en ocupaciones informales que no se pueden realizar a distancia”, según la eurodiputada.

Medidas de encierro y distanciamiento

Un informe de la Organización Mundial del Comercio (OMC), en el mes de agosto, observa que la covid-19 está “teniendo un impacto diferente al de crisis globales anteriores”, que generalmente han tenido un mayor impacto en el empleo de los hombres porque los hombres suelen trabajar en sectores más expuestos a los ciclos económicos. La recesión de la covid-19, en cambio, está teniendo un mayor impacto en las mujeres porque los sectores en los que trabajan se ven más afectados por las medidas de encierro y distanciamiento.

“Con la fuerte contracción del comercio en la primera mitad de 2020, es fundamental una rápida recuperación del comercio para apoyar los esfuerzos por lograr la igualdad de género”, explicó Rodríguez Piñero. Las políticas comerciales por sí solas no pueden aumentar la participación de la mujer en el comercio, por lo que la comisión INTA del Parlamento Europeo propone “políticas complementarias esenciales para mejorar la capacidad de la mujer en el comercio mejorando su acceso a la educación, a los recursos financieros, a las tecnologías digitales, a la información y a la comercialización”.

En marzo de 2018, el Parlamento ya adoptó una resolución sobre la igualdad de género en los acuerdos comerciales, sobre la base de un informe elaborado conjuntamente por las Comisiones de Comercio Internacional (INTA) y de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género (FEMM).

Expertos en igualdad en los Tratados

De aquel informe, Rodríguez-Piñero ha propuesto que se tengan en cuenta algunas recomendaciones, como la de incluir un Capítulo de Género en todos los Acuerdos comerciales, asegurar la participación de personas expertas en igualdad en todas las fases de las negociaciones, y mejorar el acceso de las mujeres a la tierra, a los créditos, a la información, a las TIC y a la internacionalización de las PYMES.

También es importante reforzar la responsabilidad social de las empresas, establecer obligaciones de diligencia al sector del textil y apoyar las negociaciones en la ONU para la adopción de un Instrumento Vinculante sobre Empresas y Derechos Humanos. La eurodiputada socialista recuerda la importante que las estructuras y políticas de la OMC incorporen la perspectiva de género.

Por último, en su resolución de junio de 2015 sobre la estrategia de la UE para la igualdad entre mujeres y hombres, el Parlamento Europeo subrayó la necesidad de integrar la perspectiva de género y la lucha contra la violencia de género en la política comercial internacional de la UE. También pidió a la Comisión que trabajara en pro del reconocimiento de los derechos de la mujer como derechos humanos, y que hiciera obligatorio su respeto en todas las asociaciones y negociaciones bilaterales de la UE

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email