GRUPO PLAZA

los grandes camiones llegan de nuevo a Mercavalencia y el puerto retoma la actividad normal

El paro del transporte languidece en la Comunitat

Foto: KIKE TABERNER
31/03/2022 - 

VALÈNCIA. Tras 17 días, el paro de los transportistas languidece en la Comunitat Valenciana. La Plataforma para la Defensa del Sector de Transporte de Mercancías, que representa a autónomos y pymes, sigue oficialmente adelante con la movilización a pesar de las ayudas aprobadas por el Gobierno. Sin embargo, a medida que pasan los días cada vez son más los camiones que van volviendo a rodar por las carreteras. El acuerdo entre el Ejecutivo y el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), la patronal del sector y que agrupa a las empresas, no consiguió desconvocar el paro, pero sí parece haberlo desinflado.

Tanto es así que poco a poco empresas, mercados municipales y cadenas de supermercados van recuperando la normalidad, aunque hasta alcanzar la estabilidad completa aún quedan días. Lo que sí se detecta es que se ha calmado la sobredemanda del consumidor. El pánico que desencadenó la protesta se tradujo en un acopio excesivo de ciertos productos, principalmente lácteos, que ahora remite y permite estabilizar el suministro y la disponibilidad de estos artículos. "Desde que el Gobierno anunció el acuerdo con el sector hay calma en la demanda", destacan desde la patronal valenciana de supermercados Asucova.

Ello ha provocado acabar con el sobreesfuerzo de la distribución para sacar stock a los lineales para evitar el miedo generalizado. Además, poco a poco se retoma la actividad y se recupera el surtido habitual. Por tanto, los supermercados valencianos descartan que sea necesario limitar el consumo de ciertos productos. Salvo algunas referencias de lácteos que llegan del norte de España, el surtido está garantizado y no hay mayores problemas. "Las empresas han ido reorientando sus proveedores y el producto llega con normalidad", insisten desde Asucova. Incluso, mercancía fresca como el pescado, que en algún momento generó problemas de transporte, ya se vende sin mayores complicaciones. 

Así lo corroboran también desde Mercavalencia, en cuyos puestos vuelve a haber pescado fresco por primera vez en casi dos semanas tras la interrupción de la entrada de suministro de las lonjas gallegas que arribaba en grandes camiones. Según explican a Valencia Plaza desde este mercado mayorista, el abastecimiento de productos tanto de pescado como de frutas y verduras está volviendo a la normalidad. "Llegan camiones de fuera en un porcentaje bastante alto", aseguran.

El Puerto recupera la actividad

Además, el Puerto de Valencia volverá a permitir la entrada a partir de este jueves de contenedores destinados a exportación después de varios días en los que había cortado su acceso para centrarse en descongestionar las terminales, ya que la elevada incidencia del paro del transporte impedía sacar con normalidad los contenedores descargados por los barcos.

Según informa la Autoridad Portuaria de Valencia (APV), hay una veintena de barcos en operaciones de carga y descarga en alguna de las tres terminales de las instalaciones portuarias y otros catorce en la zona de fondeo a la espera de un atraque libre para poder ser atendidos.

Hasta el 9 de abril, a las 6 de la mañana, las terminales operarán con un horario especial, una medida que forma parte del Plan de Contingencias elaborado por la Marca de Garantía que se estableció la semana pasada para paliar los efectos de la congestión en las terminales del recinto valenciano.

Séctor lácteo e industria alimentaria

También la industria agroalimentaria valenciana recupera a sus trabajadores y reabre las líneas de producción que tuvieron que parar ante la dureza de la protesta. "La situación está bastante normalizada. En algún caso se ha comentado alguna incidencia puntual, a la que se busca una solución concreta", explica Manuel Lainez, director general del Cercle Agroalimentari, asociación empresarial que aglutina a empresas valencianas que representan a toda la cadena de valor, desde la producción a la distribución.

Por tanto, si hace unos días Lainez advertía de que las empresas se habían visto obligadas a detener producción por la falta de materias primas para abastecerse e incluso dar vacaciones a los empleados por la imposibilidad de seguir produciendo, ahora el escenario es distinto. "La fase en la que estamos ahora es la de tratar volver a la situación previa en el conjunto de las actividades logísticas. Y, para llegar a ese punto, se necesitan algunos días más. Pero, las líneas de producción están operando con normalidad y todos los trabajadores están en sus puestos", señala. Por tanto, poco a poco la industria retoma el pulso tras unas semanas frenéticas de incertidumbre y que les han llevado a pérdidas diarias. 

Foto: KIKE TABERNER

De hecho, una de las industrias más afectadas como fue la láctea ya empieza a recuperarse. En declaraciones a los medios de comunicación, la directora gerente de la interprofesional láctea (Inlac), Nuria María Arribas, reconocía que han sido unos días en los que el sector lo ha pasado "bastante mal", aunque ya empieza a retomar la actividad. No obstante, ha insistido en que hace falta que el paro cese por completo para llegar a la normalidad completa y acabar con las pérdidas en los eslabones de la cadena.

El 98% del sector, en la carretera

En cualquier caso, el Gobierno señalaba este miércoles que entre un 97% y un 98% de los vehículos pesados ya está trabajando y vuelve la actividad tras la incidencia provocada por el paro convocado por la Plataforma. Y es que tras el acuerdo con el sector el viernes, que supone la aprobación de medidas valoradas en más de 1.000 millones de euros, este pasado fin de semana la circulación de la flota de camiones se situó ya en torno al 97% respecto a los niveles normales, según fuentes de la patronal.

La plataforma convocante del paro, aunque se reunió el viernes con la ministra Raquel Sánchez, ha decidido mantener los paros hasta que el Gobierno "no garantice que no se puede trabajar perdiendo dinero". No obstante, hace dos semanas ya se aprobó en el Congreso de los Diputados, con todos los partidos a favor excepto Vox, un decreto que obliga a los clientes de los transportistas a revisar el precio si, por ejemplo, la gasolina sube más de un 5%.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme