GRUPO PLAZA

EL INVERSOR ESTÁ DESNUDO / OPINIÓN

El primer error de todo inversor: hacer caso a la conciencia

27/04/2016 - 

VALENCIA. Las caídas de comienzo de año han llevado a muchos inversores a cometer grandes errores vendiendo perdiendo. Muchos amigos y clientes afirman, en clave de humor, que hay que comprar cuando ellos venden y así acertaremos seguro. Y es que la bolsa sabe mucho de psicología de masas y los inversores más aventajados 'pescan en río revuelto'.

La primera norma de todo inversor debe ser tener un plan y un sistema para llevarlo a cabo. El plan consiste en establecer el activo o los activos que deseo invertir. Por ejemplo, empresas de alta capitalización del Ibex 35, o bien, en términos generales, una cartera diversificada de fondos de inversión que cubra el amplio espectro de inversión. En el primer ejemplo, intentaré entender cómo funciona el Ibex 35 y cómo reaccionan las empresas de alta capitalización a su entorno (económico, político, etcétera). En el segundo ejemplo, aprenderé continuamente de economía, estableceré un seguimiento de las noticias más relevantes y buscaré los mejores gestores para cada categoría de fondos. En cualquier caso, invertir en bolsa requiere de información permanente y un aprendizaje continuo. Ya no sirve aquello de “me compro 'santanderes' y las aguanto por el dividendo”. Ahora, como te descuides, la acción cae un 20% y te retiran el dividendo. Hay que ser activos en cuanto a nuestros ahorros.

Y, ¿a qué me refiero con tener un sistema? A ser disciplinados a la hora de entrar, mantener y salir de nuestras inversiones. Por ejemplo, antes de comprar una acción, debemos analizar el valor de la compañía -mediante un análisis fundamental (ratios financieros de la empresa)- y evaluar si es el momento adecuado - mediante un análisis técnico (evolución del precio de la acción en el pasado) -. Una vez entramos, tenemos que establecer los niveles de resistencia, cuándo el precio de la acción puede tocar 'techo' y romper o no hacia arriba, y soporte, cuándo tocará 'suelo' y romperá o no hacia abajo, así como vigilar si los fundamentales van cambiando. 

A partir de ahí, deberemos fijar las alarmas que nos indiquen cuando vender una compañía que tengamos en cartera. Por ejemplo, estableceremos un nivel de pérdida máxima en el 10%. Con los niveles y nuestra capacidad de aguante (alarmas), construiremos nuestro sistema.

Parece difícil, porque es difícil. La inversión ha cambiado mucho durante los últimos 20 años. Las cotizaciones dependen en gran medida de la economía mundial y de los grandes flujos monetarios de inversores que controlan los mercados financieros. Un asesor financiero dedica un 20% de su jornada a evaluar informes de analistas y a extraer sus propias conclusiones, las cuales, cambian en un abrir y cerrar de ojos cuando aparecen nuevos datos o escenarios no previstos. Sin embargo, en el medio plazo, lo que funcionó hace 50 años, comprar barato y vender caro, sigue funcionando hoy. Por ello, el mejor consejo es paciencia y confianza en nuestro plan. Aunque, en caso de duda, consulte con un asesor financiero.

Raúl Aznar es socio director de AZNAR Patrimonio, registrada en la CNMV como Raúl Aznar González EAFI, además de vicepresidente de BIG BAN Angels, la asociación privada de business angels más grande de España.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email