X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los vecinos y fotur rechazaban la propuesta del edil

Galiana aplaza el alcalde de noche al próximo mandato por falta de consenso

31/01/2019 - 

VALÈNCIA. El concejal de Comercio de València, Carlos Galiana, ha retirado la moción presentada al pleno municipal que pretendía poner en marcha la figura del alcalde de noche, forzado por las críticas de la Federación de Asociaciones de Fecinos, la Federación de Ocio y Turismo (Fotur) y el grupo municipal de València en Comú, socios de Compromís en el Govern de la Nau. Así pues, la cuestión se aplazará al próximo mandato y Galiana ha comentado su intención de introducirlo en el programa electoral de su formación de cara a los comicios de mayo.

Los tres mencionados cargaron contra la moción del edil porque mutilaba todo lo referente al turismo respecto a la propuesta de la Federación, que planteaba la creación del Observatorio del ocio y el turismo en la ciudad y de un comisionado o comisionada dependiente de Alcaldía para coordinar las actuaciones acordadas en el primer órgano colegiado. Todo ello bajo la justificación de las molestias provocadas por el sector del ocio y también las que ocasiona el sector turístico, "que se han traducido en conflictos centrados en los pisos turísticos, las terrazas y el botellón". En suma: ocio y turismo. Asimismo, proponía un plazo de dos meses para aprobar un reglamento para ambas herramientas.

Sin embargo, la delegación que dirige Galiana optó por presentar una moción que recogía sólo una parte, la del ocio, y aplicaba buena cantidad de típex sobre todo lo referente al turismo, además de que eliminaba los plazos propuestos para el reglamento. Donde primero había "ocio y turismo", más tarde sólo quedaba "ocio"; donde ponía "política turística", después se había suprimido dicha oración; donde primero un párrafo relataba las problemáticas del turismo masivo, ya no existía párrafo alguno.

Con estos mimbres, la Federación se plantó: "No nos sentimos identificados con la propuesta", decía Antoni Cassola, vocal de la junta directiva de la Federación, porque pensaba que "eso es una mesa de diálogo o algo más de marketing, pero no un observatorio". "El ocio y el turismo van de la mano", opina, e insistía en que Galiana "no puede decir que lo hace de acuerdo con la Federación de Vecinos -eso pone en su moción- porque no es verdad". La crispación no es poca.

Esta semana, los contactos se habían sucedido para desatascar la situación. De hecho, la Federación de Asociaciones de Vecinos mantuvo una reunión con el grupo municipal de València en Comú, socio de gobierno de la formación de Galiana. En dicho encuentro, se trasladó a la formación que lidera María Oliver estas reticencias, que fueron dirigidas más tarde al grupo de Compromís, del que forma parte el concejal impulsor. La formación matriz de Podemos apoyaba la postura de la Federación y requería la introducción de la problemática turística.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email