X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en su tinta

El Riff está de vuelta

Un grupo de amigos, muchos de ellos miembros de la asociación gastronómica Cuchara de Plata by Alejandro Cerdà, no dudaron en comenzar las Fallas en el restaurante Riff  

Por | 15/03/2019 | 2 min, 27 seg

Las Fallas revolucionan la ciudad, mutan el aspecto cotidiano de la misma y algunos huyen de la urbe para dejar paso a los miles de turistas que nos visitan. Bernd Knöller lleva casi tres décadas en Valencia, procedente de la Selva negra alemana y además celebra su cumpleaños el día de nuestro patrón, el 19 de marzo San José. Él vino, se enamoró de nuestra tierra y se quedó aquí para desarrollar su pasión: la gastronomía.

En las últimas semanas, las noticias sobre su restaurante Riff han sido protagonistas en todos los diarios, mucha información y también desinformación. Para mí es un orgullo escribir en esta cabecera que ha sido respetuosa y ha publicado la información huyendo del sensacionalismo. Porque el tema es serio, tan serio como para no confundir al gran público.

Tras este parón, obligado y razonable, el Riff ha vuelto a abrir sus puertas y de qué manera. Cuando se supo la fecha de su reapertura, un grupo de gastrónomos, miembros de la asociación Cuchara de Plata by Alejandro Cerdá, que aglutina a una nutrida representación de la sociedad valenciana, no dudó en reunirse en el local que Knöller regenta en la calle Conde de Altea.

Tras este parón, obligado y razonable, el Riff ha vuelto a abrir sus puertas y de qué manera

Los comensales que ayer compartieron mesa y mantel fueron Vicente García, director comercial de Extrem; el empresario Sergio Terol; el asesor financiero José de Miguel; el director general de Grupo El Alto, Fernando Aliño; el joyero Argimiro Aguilar; el sastre Antonio Puebla; el empresario Ferran Todolí; el odontólogo Julio Simón; el empresario Luis María Carreras y el director de DICOVAL, Javier Monedero.

El menú que degustaron, el “de mediodía”, con unos snacks de entrantes entre los que destacan el crujiente de arroz, pimentón y huevas de salmón, la rosquilleta de cerdo ibérico o la mojama con almendras. En los platos principales: lechuga, hígado de bacalao y berberechos; rape y tomates confitados; y arroz meloso, calabaza y sobrasada. Y de postre piña, menta, yogur de oveja y enebro.

La vuelta de Bernd Knöller a los fogones es una buena noticia para el universo gastronómico, y también para la imagen de Valencia. Esta tierra que adoro y en la que con tanta facilidad nos lanzamos a la yugular del vecino a la mínima sospecha, sin esperar a saber más y sin empatizar con el otro. Bravo por este grupo de representantes de la sociedad civil que no dudaron en celebrar el inicio de las fiestas josefinas en este restaurante.

Comenta este artículo en
next