GRUPO PLAZA

LA SEÑORA SIEMPRE TIENE RAZÓN

El 'siege perilous', vacante

8/07/2017 - 

VALÈNCIA. Un buen escritor de crónica social debe dar todo por sentado: las señoras de alta cuna, sentadas; los señores con levita, sentados; el arzobispo de València, el señor Alcalde, el President de la Comunitat, el boticario, todos sentados. Hay un número determinado y finito de asientos en nuestra vida social que deben ser ocupados sin que exista en la actualidad, como en las novelas caballerescas de la Mesa Redonda, un Siège Périlleux que espere al destinado a encontrar el Santo Grial. Además de que esta copa mística se venera en nuestra Catedral como la cosa más normal del mundo, cada cual debe ocupar su espacio social sin esperar que nada especialmente meritorio ocurra.

 Quizá sea por eso que lo que se ha dado en llamar Sociedad del Espectáculo sea tan aburrida. O también porque los términos,a base de estar todo asentado en estratos sedimentarios, no se revisan. Y es lástima porque se podría abrir los ojos a los ciudadanos deseosos de ascender en la escala social. Así que revisemos un poco. Por ejemplo, se puede ser conservador y de izquierdas, como lo eran los jerarcas soviéticos del ala dura que, en los años ochenta, se oponían a las reformas planteadas por Gorbachov. También se puede propugnar una revolución de derechas, como en los casos de la FalangeEspañola, el Partido Fascista Italiano o el Partido Nazi alemán. En casi todas las revoluciones no utópicas se busca, como en los artículos de prensa económica,un nuevo orden financiero. También resulta posible, con el eclecticismo postverdad, sostener una ideología social a la carta: unos gramos de ideas tradicionales y otras de progresismo, si bien este cóctel convierte el debate en un caos como hemos estado viendo últimamente. 

Nuestros intelectuales son hoy unos not-so-young gafa pasta que hacen rankings de ideologías que están in or out y que inciden en el hecho de que todo esté bien auto-regulado en el mejor de los sistemas: el que permite pagar las facturas de la wi-fi para no estar desconectados -horror y pavor- del mundo real.

  

La Paella Futurista

Uno de los debates de la intelectualidad moderna que más adeptos tiene es la gastronomía. Allí se dan rienda suelta a pasiones regionalistas e intereses de clase, entre ideales conservadores y revolucionarios, eso sí, siempre patrocinados. Por eso, esta semana, en un escenario levantado en el complejo Veles e Vents, entre cajones de cerveza Amstel estratégicamente situados por el suelo y verdes imágenes de bajoquetes, se acogió la presentación de PAELLA FÒRUM entre lemas, iconos, excelencia y emblemas que elevan el acto digestivo, la deglución principalmente, a la categoría de cultura. Estas charlas se enmarcan entre iniciativas de imaginación al poder como Pintxos Experience, Fans de l´Esmortzaret o Tros al Plat

Estuvo Sandra Gómez, primera teniente de alcalde y presidenta de Turismo València, Alejandro Rodríguez, de Heineken España en Levante, Guillermo Navarro, presidente de la asociación sin ánimo de lucro Wikipaella, el fotógrafo Juan Terol, el ingeniero agrónomo Héctor Molina,la estrella Muchelín Mª José San Román, Rafa Margós, Rafa Vidal,ambos chefs de renombre, Javier de Andrés, Iñaki Suárez, Rafael Sánchezde Amstel València, y el chef Toni Novo. Para completar el conjunto, mi amigo el chef José Andrécomentó cómo perpetra este plato en sus locales de Las Vegas, NewYork o Disney World, aunque yo personalmente prefiero la paella de Jamie Oliver, capaz por sí misma de generar un apasionado debate internacional nivel Twitter que remueva los cimientos estancados del conservadurismo.

 

Congreso de Intelectuales Antifascistas

 También el 4 de julio de 1937,hace ochenta años, se reunieron, en el hemiciclo de nuestro Ayuntamiento, un centenar de intelectuales de los de antes, los que querían mover el mundo. Como la paella no estaba entonces tan de moda lo hicieron para manifestar su repulsa al fascismo, que sí estaba haciendo furor en los foros internacionales. De hecho, esta reunión en nuestro consistorio tuvo en lugar en plena Guerra Civil,un año después del levantamiento fascista contra el gobierno de la República.Resulta llamativo ver las imágenes que se conservaron en los archivos de un informativo soviético.


Resistir es vencer

Entre los asistentes estuvo Carmen Negrín,la nieta de Juan Negrín, presidente del Gobierno de la II República que hablaba varios idiomas, caso raro incluso en nuestros tiempos actuales. Junto a ella, los consellers Vicent Soler y GabrielaBravo, el ex president de la Generalitat Joan Lerma, el ex alcalde de València, Ricard Pérez Casado, el ex conseller de Cultura, Ciprià Ciscar, además de descendientes de asistentes a aquella convocatoria. También buena parte de los concejales y concejalas del Govern de la Nau, representantes de los grupos políticos de la oposición municipal, y escritores como Ferrán Torrent, Alfons Cervera, Fernando Delgado también diputado, Vicente Muñoz Puelles, Francesc Pérez i Moragón o Alfons Cervera, entre otros. De los que se han nombrado menos pero no faltaron a la cita, los profesores Román de la Calle, Josep Lluís Barona y Marc Baldó. Abel Guarinós, Director del Instituto Valenciano de Cultura, Carmen Amoraga, directora General de Patrimonio, Vicent Flor, director del Institut Alfons el Magnànim, Esther Alba, decana de la Facultad de Geografía e Historia. Del Consell Valencià de Cultura, Ana Noguera, Jesús Huguet y Vicente González Móstoles. El librero y coleccionista Rafael Solaz. El profesor multiacadémico y poeta Jaime Siles.

 En su discurso, Vicente Muñoz Puelles subrayó, además de la importancia de la cultura científica, y la defensa delmedio ambiente, frente a la devastación a través del cambio climático, la dignidad en la cultura igualque hace 80 años y de lo que se hubieran reído los filósofos cínicos denosotros. Del contenido del acto da cumplida información este profundo artículo de mi compañero Carlos Aimeur

Tarde teatral  

Por la tarde, después del acto,tuvo lugar una representación de la obra de Federico García Lorca “Mariana Pineda” -la liberal española ejecutada durante la restauración de FernandoVII-, a cargo de la joven, jovencísima Compañía Teatral Komos. Estuvo inspirada en la misma que se realizó en el Teatro Principal el 3 de octubre de 1937 a cargo del grupo de teatro universitario La Barraca en homenaje al poeta, asesinado el 18 de agosto de 1936.  

 Como espectadores de honor, además de los ya nombrados como Abel Guarinos, el Director Adjunto de Artes Escénicas y premiado en los MAX como mejor autor en valenciano, Roberto García; laDiputada delegada de Teatros, Rosa Pérez Garijo, en delegación del presidente dela Corporación provincial; Carmen Alborch con su buen amigo Josevi Plaza; el director del Escalante, Josep Policarpo, la diputada de Teatros de la Diputación de Valencia, Rosa Pérez Garijo, Pedro García-Reyes Comino y Silvia Clavel, el director de la obra Manuel Navarro con RobertoGarcía; Maite Ibáñez con Román de la Calle; el conseller de Hacienda y Modelo Económic Vicente Soler; Salvador Broseta con su familia; Vicent Flor; Alicia Piquer, regidora de Rafelbunyol; el productor MiguelGonzález; la responsable de La Nau, que es coordinadora de espacios, Arantza Torrecillas; Antonio Ariño, vicerrector de Cultura eIgualdad de la Universitat de València, José Miguel García Cortés, director del IVAM.

 Se hizo un cartel rememorando el que hizo Ramón Gaya (miembro de la Alianza Intelectual y que -curiosidad-ese mismo año fue padre de su única hija, Alicia Gaya) a cargo del artista ArturHeras

 
El Teatro del Mundo

 Es una pena, únicamente desde el punto de vista literario, que la construcción dramática de las notas de sociedad no partan del momento en que llega la muerte y se produce el consiguiente juicio divino que premia o castiga -de verdad y para siempre- la fugaz y ficticia farsa de la vida terrena. 

Menos mal que tenemos a artistas guapérrimos y modernérrimos como el actual Vicerrector de Cultura de laUniversidad Politécnica, José Luis Cueto Lominchar, que retrata arquetipos de personajes esquemáticos, carentes de personalidad y de tipo social. El pasado lunes 3 inauguró, en la Sala Oberta del CentreCultural La Nau, su exposición que lleva como calderónicotulo Un palco en el teatro del mundo. Colección pura formalidad. Se trata de miles de fotografías en distintos formatos y soportes a través de las que se despliega una nueva presentación de su insondable archivo fotográfico a base convertir la ventana indiscreta de su estudio en un palco abierto al teatro del mundo. Es decir, de sacar fotos subrepticias adiestro y siniestro y tomar ampliaciones en extracto de gestos, modos,caminares y detalles.

 Al acto inaugural acudieron José Miguel García Cortés, director del IVAM; José Ignacio Casar Pinazo; director Museo de Bellas Artes,antes además, San Pío V (Me advierten que ha desaparecido esta segunda denominación). Los artistas: Chema López, Toño Barreiro,Geles Mit -quien tiene una exposición muy interesante en el Almudín, hasta el 22 de julio-, Salomé Cuesta y Bárbaro Miyares, Natividad Navalón, Inma Femenía, Nuria Rodríguez y el comisario de la muestra, Ricardo Forriols. También el profesor Román de la Calle, JuanPedro Font de Mora, de la librería Railowsky, Álvaro de los Ángeles, director de Actividades del IVAM, Lupe Frigols de la Esfera Azul, o el equipo de diseño de El Bandolero La Cabra. También acudió Lucas SolerCabo,de la Filmoteca Valencia a quien he de pedir disculpas junto a mi amigo Guillermo Arazo, de Las Naves, por mi torpeza de llamarles en una crónica anterior “amos de llaves”, una calificación confusa que sólo esconde mi admiración mal reprimida por ambos.

Es el destino

Por cierto que un amigo, que está en Madrid de vacaciones, me ha contado que acudió al Teatro Rialto de la Gran Vía al estreno de la obra El secuestro del adivino donde un Rappel septuagenario actúa muy bien y convincentemente junto a los prestigiosos actores Diego Molero y Javier Navares, en una muy recomendable comedia escrita y dirigida por mi querido amigo Zenón Recalde, y que en las primeras filas, entre gente del Sálvame como Rosa Benitez, Lydia Lozano,Jesús Mariñas, Lara Dibildos, o mi amiga de Informe Semanal Maite Pascual, estaba la fan y mecenas del vidente, María Luisa Marín de Monzonís, alma mater del prestigioso Colegio IALE de L’Eliana.¿No es el destino un cocinero curioso, que hace que nuestros directores de colegios ilustres asistan a los estrenos de comedias ligeras en Madrid mientras en València, a las obras de García Lorca hechas por jóvenes intérpretes, asisten los ya evangelizados por las ideas progresistas? Tema de reflexión para este fin de semana, por si hubiera que cambiar de papeles, sólo por ver qué pasa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email