GRUPO PLAZA

Atocha deja de ser la estación término excepto para cuatro trenes al día, todos de renfe

El tren de alta velocidad de Alicante y Murcia terminará en Chamartín desde el 13 de septiembre

18/08/2022 - 

VALÈNCIA. Ya hay fecha para iniciar el cambio previsto de la estación de partida y llegada de los trenes de alta velocidad entre la Comunitat Valenciana y Madrid. A partir del próximo 13 de septiembre, la estación Madrid-Chamartín-Clara Campoamor será la nueva cabecera de todos servicios Madrid-Alicante/Murcia en sustitución de Atocha. Únicamente cuatro trenes por sentido diarios mantendrán su parada en Atocha, todos ellos AVE operados por Renfe.

Adif ha confirmado este jueves la decisión de trasladar la cabecera de esta línea de alta velocidad como respuesta al aumento de la oferta en marco de la liberalización del sector, tal y como se había previsto ante la entrada de nuevos operadores privados y la falta de espacio en Atocha.

Como publicó Valencia Plaza, todos los trenes de alta velocidad de los operadores low cost Iryo, Avlo y Ouigo tendrán Chamartín como estación de cabecera. De los cuatro AVE que continuarán parando en Atocha, dos iniciarán su operación en septiembre y los otros dos, en diciembre.

El cambio implica incrementar menos de 10 minutos los tiempos de viaje en los trenes directos entre Madrid y Alicante, según explica Adif en un comunicado, además de conseguir "un ahorro de tiempo mucho mayor en los servicios transversales". 

Los tráficos de Renfe con destino València seguirán operando temporalmente desde Madrid-Puerta de Atocha, hasta que la estación Madrid-Chamartín-Clara Campoamor disponga de 8 vías de ancho estándar con la puesta en servicio de las nuevas vías 14 y 15.

Según Adif, en los últimos meses ha mantenido un diálogo con los operadores Renfe, Ouigo e Iryo para analizar las posibilidades técnicas de mantener los servicios de Alicante y Murcia desde la estación Madrid-Puerta de Atocha, en vez de trasladar la cabecera a Chamartín, tal y como se acordó en 2020, con objeto de pulsar su disposición y el encaje en sus planes de negocio.

Francisco Arteaga, director del área de negocio de AVE en Renfe, y José Estrada, director general de Capacidad de Adif. Foto: EDUARDO MANZANA

El cambio de Atocha por Chamartín como cabecera de la línea Madrid-València-Alicante estaba previsto desde hacía años, pero en los últimos meses tanto la Generalitat, a través de la Conselleria de Política Territorial y agentes económicos como la CEV y Cámara de Alicante se han movilizado para que al menos algunos de los trenes se mantengan Atocha como estación de término.

Como resultado de esas negociaciones con el Ministerio de Transportes, Adif ha decidido mantener cuatro trenes diarios por sentido como hasta ahora y trasladar todos los demás servicios a Chamartín.

En este sentido, desde la Generalitat han señalado a Valencia Plaza que los cuatro servicios diarios que se mantendrán en Atocha son más de los que se propuso al inicio, cuando Adif planteó que ningún tren hiciera parada en esta estación y que todos continuarán hasta Chamartín. Además, las mismas fuentes destacan que se trata de una situación "temporal", puesto que en el futuro, cuando entre en servicio la futura estación pasante de Atocha, todos los trenes podrán parar en Atocha y en Chamartín.

Según el administrador de la infraestructura, el plan diseñado en 2020 para organizar la circulación de los trenes entre Madrid y Levante "responde a un profundo análisis técnico" de la capacidad de las terminales de Atocha y Chamartín y pretende responder a las necesidades de la liberalización del sector y aumentar un 50% el tráfico para dar cabida a los nuevos operadores. El plan tiene origen en el Estudio Informativo de 2007.

Para su elaboración, se priorizó el servicio y se tuvo en cuenta diferentes fases de explotación en función de la disponibilidad de las infraestructuras que van a configurar la red de alta velocidad madrileña: túnel Atocha-Chamartín, estación pasante de Atocha y la nueva estación de Chamartín con más vías.

Foto: EVA MÁÑEZ

En este sentido, el tramo Chamartín-Torrejón de Velasco, puesto en servicio el 1 de julio tras una inversión de 1.000 millones de euros, favorece el movimiento de los trenes que, procedentes de Levante, se encaminan hacia Chamartín desde Torrejón de Velasco, evitando el cruce con las vías de alta velocidad Madrid-Andalucía.

A su vez, el túnel en ancho estándar entre Atocha y Chamartín permite la circulación de tráficos transversales entre el norte y oeste con el este y el sur, que podrán tener paradas en Madrid-Puerta de Atocha, al igual que los servicios a la Comunitat Valenciana y Murcia, cuando se construya su nueva terminal pasante.

En paralelo, Adif AV está llevando a cabo un remodelación y ampliación de las estaciones de Madrid-Chamartín-Clara Campoamor y Madrid-Puerta de Atocha para dar respuesta al incremento de viajeros desde y hacia la Comunitat Valenciana y Murcia. 

Esta actuación forma parte de la reforma de la estación de Chamartín, a la que se está dotando de un nuevo vestíbulo –desde el 3 de agosto ya está ampliado– y cuatro vías más destinadas a la alta velocidad, además de otras dos vías que modifican su ancho, antes de su remodelación integral, que surgirá de un concurso global ya en marcha para convertirla en un hub de transportes "referente internacional de diseño y sostenibilidad". Estas obras se realizan manteniendo el servicio ferroviario con soluciones transitorias. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme