GRUPO PLAZA

adif comienza unas obras en chamartín que impiden utilizar el nuevo túnel hasta atocha

Los trenes AVE desde València seguirán llegando a la estación de Atocha al menos hasta julio

10/05/2022 - 

VALÈNCIA. Los trenes AVE que circulan entre la Comunitat Valenciana y Madrid seguirán terminando su trayecto en la estación de Atocha al menos hasta el próximo mes de julio. El traslado previsto desde esta estación a la de Chamartín como final de los AVE desde València y Alicante estaba pendiente solo de la inminente apertura del nuevo túnel que conectará ambas estaciones, pero unas nuevas obras iniciadas este lunes por el Adif impiden por el momento realizar ese cambio.

Los trabajos forman parte de las primeras actuaciones de la futura plaza exterior de Madrid Chamartín-Clara Campoamor, que dotarán a la estación de un nuevo vestíbulo y cuatro vías más destinadas a la alta velocidad. Aunque no forma parte del túnel hasta Atocha, que sí esta terminado a falta solo de recibir el visto bueno de la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria, el Adif ha decidido adelantar esta parte de la reforma de la estación al norte de la capital para evitar tener que cortar en el futuro la circulación en el túnel para realizar esas actuaciones.

"Aprovechando que aún estamos esperando el informe de la Agencia de Seguridad Ferroviaria, hemos adelantado la parte de la obra de la plaza que puede interferir en la operativa del túnel", explica a Valencia Plaza un portavoz del Adif, quien añade que, aunque la agencia diera ahora su visto bueno al túnel, los trenes no podrán circular por el mismo hasta que finalicen estas obras, que comenzaron este lunes  que comenzaron este lunes y se extenderán durante todo junio, por lo que al menos hasta julio no podrán comenzar a rodar por el nuevo túnel los trenes procedentes de Atocha.

Las obras incluyen la demolición de voladizos sobre una de las vías la realización de cimentaciones profundas, con pantallas de 25 metros de profundidad y sus correspondientes vigas de atado, y pilas bajo cuatro de las veinticinco vías de Chamartín.

Foto: EDUARDO MANZANA

El traslado de todos los trenes AVE que circulan entre la Comunitat Valenciana y Madrid responde a la falta de capacidad de Atocha, que se ha quedado sin espacio para dar cabida a todos los operadores privados que comenzarán a competir con Renfe tras la liberalización del transporte de pasajeros.

El cambio de Atocha por Chamartín como cabecera de la línea Madrid-València-Alicante estaba previsto desde hacía años, pero a medida que se aproxima el momento de hacerse efectivo la Generalitat y agentes económicos como la CEV y Cámara de Alicante se han movilizado para que al menos algunos de los trenes se mantengan Atocha como estación de término.

Como resultado de esas negociaciones con el Ministerio de Transportes, el Adif ha propuesto al Gobierno valenciano una solución mixta para que ocho servicios diarios de AVE se queden en Atocha y el resto acaben en Chamartín.

Para ello, todos los operadores que utilizarán la línea, la francesa Ouigo, el consorcio hispano italiano formado por Air Nostrum y Trenitalia (Iryo) y Renfe a través de su filial low cost AVLO, deben estar de acuerdo en esa solución porque implica cambiar lo reflejado en sus respectivos acuerdos para adjudicarse los paquetes de la liberalización. Además, se necesita el visto bueno de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Francisco Arteaga, director del área de negocio de AVE en Renfe, y José Estrada, director general de Capacidad de Adif. Foto: EDUARDO MANZANA

Como informó este periódico, tanto Ouigo como Iryo ya han respondido al Adif que ellos operarán el AVE a València y Alicante desde Chamartín, por lo que los únicos ochos trenes que seguirán llegando a Atocha serán los operados por Renfe, ya que en principio los de AVLO también terminarán en la estación del norte de la capital.

En el caso de la compañía que preside Carlos Bertomeu, la razón por la que descarta que sus trenes paren en Atocha con las dificultades operativas y técnicas que supone la propuesta de Adif en el arranque de las operaciones, previsto para el próximo mes de noviembre.

Ouigo, la más perjudicada

Por su parte, la firma francesa, filial de la compañía estatal SNCF, no tiene más remedio que esperar a que terminen las obras de Chamartín para poder comenzar a operar el AVE Madrid-València, que acumula meses de retraso sobre lo previsto.

Sus trenes están equipados con un sistema de seguridad más moderno que el instalado en el último tramo de la infraestructura viaria que llega a la estación de Atocha, lo que les impide terminar en ese estación. Por el contrario, el nuevo túnel de 7,3 kilómetros que unirá Atocha con Chamartín sí que cuenta con el mismo sistema que Ouigo utiliza en sus trenes, por lo que queda condicionado a su apertura definitiva.

Con el adelanto de las obras de Chamartín que afectan al túnel la firma francesa ya se resigna a que su estreno en la línea Madrid-València no se hará realidad al menos hasta julio.

Cuando acaben las obras, la estación de Chamartín pasará a contar con un total de 25 vías, doce de ellas para circulaciones de ancho estándar. La nueva plaza exterior de Chamartín permitirá, asimismo, la reordenación de tráficos, el aumento de la capacidad de la bolsa de taxis, el incremento de las zonas peatonales y la creación de una marquesina para taxis y edificio para consigna.

Según un comunicado del Adif, posteriormente, la estación y su entorno seguirán transformándose con una remodelación total de su vestíbulo y su ampliación para abarcar y conectarse con las nuevas vías y andenes, que se montarán hacia el lado este. El edificio de viajeros acogerá tres ámbitos, una zona de embarque para alta velocidad, una para Cercanías, con acceso a través de tornos, y un vestíbulo común en forma de gran pasillo longitudinal.

Las obras, adjudicadas en diciembre de 2021 a la UTE integrada por Vías y Construcciones (ACS), Comsa, Azvi y Grupo San José, representan una inversión de 206,9 millones de euros, tienen un plazo de ejecución de sesenta mese y cuentan con financiación de la Unión Europea dentro del programa Next Generation EU.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme