GRUPO PLAZA

Considera que la DIA es correcta y además alude al "interés general" de la carretera

EL TSJ deniega las medidas cautelares sobre la variante sur de Pedralba

31/05/2021 - 

VALÈNCIA. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana ha rechazado dictar medidas cautelares sobre la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) de la variante sur de Pedralba, lo que permitirá a la obra seguir su curso. El pasado mes de marzo, la Plataforma del Paisaje presentó un contencioso administrativo contra la prórroga de este documento al considerar que había "quedado obsoleto" y que no contemplaba riesgos como "el de inundación". Así, a la espera del pronunciamiento definitivo, pidieron medidas cautelares "porque los efectos de seguir con la construcción podrían ser irreversibles".

Algo que no ha considerado así el TSJ. "Las alegaciones no pueden ser acogidas porque el proyecto de la variante ya cuenta con una Declaración de Impacto Ambiental favorable sin que, por otra parte, exista un cambio de circunstancias de los valores naturales afectados respecto a los que concurrían cuando se aprobó la primera DIA". Así, el tribunal no considera que la ejecución normal del proyecto pueda afectar a la legitimidad de una eventual sentencia sobre el contencioso-administrativo, que recuerda que "en todo caso es sobre la prórroga" y no sobre la corrección o no de la DIA aprobada y vigente.

En este sentido, la asociación denunciante había aducido que la construcción de la carretera mientras el asunto todavía estaba judicializado podría entrar en conflicto con una posible sentencia desfavorable a la prórroga de la DIA, ya que el proceso de dictar sentencia puede alargase lo suficiente en el tiempo como para que se inicien las obras. 

Teniendo en cuenta que la DIA es un documento obligatorio para desarrollar la carretera, consideraban que podría darse una "paradoja" en la que las obras ya hubieran empezado a ejecutarse cuando se les retirase el permiso, en caso de que así lo decidiera el tribunal. 

Aunque, por el momento, el TSJ no admite las peticiones de medidas cautelares porque no ha aprecia cambios en la normativa con respecto al momento en el que se aprobó la DIA, allá por el año 2015. Así, entiende que el documento está correctamente vigente y permite el desarrollo del proyecto, a pesar del contencioso en curso.

En cuanto a la "normativa vigente" la sentencia hace referencia de manera explícita al Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Túria, al que los denunciantes también aluden en sus informes. En este sentido, pedían que se suspendieran las obras por la supuesta inminente aprobación del PORN, el cual protegerá el terreno en el que se pretende construir la carretera. Pero los juzgados no admiten tampoco como válida esta queja puesto que el plan no se ha aprobado y por lo tanto no da lugar a ser contemplado. 

Manifestación ante la Diputació por la variante sur. Foto: EVA MÁÑEZ 

"La modificación del PORN no ha sido aprobada ni tampoco continúan vigentes las medidas cautelares adoptadas en su seno que pudieran afectar a la variante sur de Pedralba", reza la resolución emitida. En este sentido, cabe recordar que en 2016 la Generalitat Valenciana declaró medidas cautelares sobre la carretera mientras se desarrollaba el nuevo PORN. Sin embargo, el proceso se alargó tanto en el tiempo que estas medidas caducaron y por ende el promotor de la obra, que en este caso es la Diputació de València, volvió a ponerse en marcha con la construcción. Para ello, pidió la prórroga de la DIA que ahora es objeto de litigio. 

"Hacer prevalecer el interés general"

Pero el TSJ va un poco más allá y en la resolución emitida también alude al "interés general" que supone la construcción de la variante. "La sala concluye que ha de prevalecer claramente el interés general que persiguen la administración demandada -la Diputació de València- y el ayuntamiento codemandado: la necesidad de ejecutar sin demora la variante en cuestión, cuyo proyecto expropiatorio fue en su día calificado de urgente por la administración autonómica".  

En este sentido, entiende que los perjuicios sobre la naturaleza y el paisaje que aluden los denunciantes no han quedado suficientemente demostrados, mientras que sí que ha sido evidente el "interés general" que supone la construcción de la carretera. 

Cabe recordar que el proyecto se redactó para sacar del interior del municipio una carretera que actualmente soporta el paso de más de 3.000 vehículos, muchos de ellos camiones. Así, el municipio lleva años denunciando no solo el peligro cívico que eso supone para los vecinos, sino también el daño que causa a veces en las viviendas. Contra la sentencia, todavía cabe recurso de reposición

La Diputació dio un paso atrás

El mes pasado, la Diputació de València, como promotora del proyecto, decidió dar un paso atrás hasta que los tribunales se pronunciaran sobre las medidas cautelares de la DIA. Lo hizo en base a una consulta al Consell Jurídic Consultiu (CJC), que le recomendó no continuar con la ejecución de las obras hasta que no hubiera una seguridad jurídica sobre la materia: "Se reunieron con nosotros la semana pasada para explicarlo", expone la alcaldesa de Pedralba, la popular Sandra Turégano, que siempre se ha mostrado muy a favor de la variante sur. 

Así, llegó incluso a manifestarse a las puertas del ente provincial para exigir que el proyecto asumiera más velocidad, después de todos los parones que ha sufrido por el PORN del Túria y posteriores litigios. Cabe recordar que el proyecto de la variante sur fue aprobado en el año 2015, cuando todavía gobernaba sobre la Comunitat Valenciana el Partido Popular. Así, llegó incluso a recibir una Declaración de Impacto Ambiental positiva, aunque poco después, los cambios en el Consell llevaron a una revisión del Parque Natural del Túria. 

La alcaldesa Sandra Turégano. Foto: EVA MÁÑEZ

El nuevo PORN contemplaba la protección del paisaje por el que se había proyectado la carretera, por lo que se suspendió cautelarme la DIA a la espera de poder aprobar el plan en unos años. Sin embargo, el PORN del Túria recibió tal cantidad de alegaciones que el proceso se alargó durante varios años, lo suficiente como para que las medidas cautelares decayeran sin que hubiera nueva normativa ambiental. 

De este modo, la Diputació volvió a pedir la prórroga de la DIA positiva y la obtuvo a finales de 2020, aunque también con demora por una serie de desavenencias entre la Diputació, el ayuntamiento y la Conselleria de Medio Ambiente. Una DIA que ahora mismo sigue vigente precisamente porque los tribunales se han negado a decretar medidas cautelares sobre ella: "La Diputació no nos ha dicho qué es lo que va a hacer ahora, teniendo en cuenta que paralizó el proceso solo porque estaba abierto este litigio", alude Turégano. 

Así, sin medidas cautelares sobre la DIA, la Diputació vuelve a tenerlo todo a favor para desarrollar el proyecto tal y como lo tenía previsto. Sin embargo, todavía no ha notificado al ayuntamiento si tiene intenciones de esperar a la sentencia definitiva del contencioso o si retomará la construcción inmediatamente. 

Por el momento, el ente provincial se encuentra sumido en la expropiación de terrenos para construir la carretera. Un proceso que, en caso de ser paralizado o bien por los tribunales o bien por el PORN del Túria, podría costarle más de 400.000 euros. Por su parte, la conselleria de Medio Ambiente sigue insistiendo en que se estudien otros trazados alternativos: "Llama la atención que de cuatro proyectos que tenían, hayan escogido exactamente el que pasa por el río", lamentaba recientemente en una entrevista con Valencia Plaza Paula Tuzón, secretaria autonómica de Emergencia Climática y Transición Ecológica.

Por su parte, la alcaldesa de Pedralba insiste en que esos trazados alternativos no son viables ni económica ni técnicamente, por lo que insiste nuevamente en la ejecución del proyecto tal y como fue redactado en su momento. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email