GRUPO PLAZA

circo como homenaje al payaso por excelencia

El último 'Xas!' del Gran Fele

Este nuevo espectáculo surge como homenaje al valenciano por excelencia y une teatro, acrobacias, danza, música, payasos, títeres y magia 

7/12/2020 - 

VALÈNCIA. El Gran Fele supo salirse de lo convencional. Las normas del circo tradicional no iban con él. Su manera de hacer circo partía de la innovación, proyectos que no concebían como un espectáculo para niños. Y es que, decía, su público potencial rondaba entre los 0 y los 99 años. En cada función que montaba contaba una historia plagada de enseñanzas, de reivindicaciones. El Gran Fele no solo divertía, sino que también educaba, se posicionaba ante situaciones injustas, siempre del lado del vulnerable. Nunca quiso utilizar animales reales en sus espectáculos circenses. Lo hacía por dos motivos: el primero, que en el circo tradicional no se utilizaban animales y él, en ese aspecto, buscaba volver a aquello; y segundo, como ya dijo en una entrevista a El País en 2004: "Cuando me metí en el mundo del circo descubrí cómo se domaba a un animal. Solo daré un dato: al proceso de domar a un elefante en la India se le llama «romperle el alma»". 

Rafael Pla falleció el pasado octubre dejando huérfana a la compañía a la que dio vida con su nombre. Tras él dejaba una larguísima estela de historias y espectáculos. Por encima de todo, al Gran Fele le gustaba contar historias, y antes de marcharse dejó una última preparada, por suerte para sus seguidores. Ahora, de manera póstuma, la compañía Gran Fele estrena XasHasta siempre!, que resulta en un homenaje para el Premio Nacional de Circo. Bajo el subtítulo Siempre hay una ilusión y un sueño para recordar, sus compañeros dirán adiós al artista desde el próximo 17 de diciembre en La Rambleta 

Defensor de las minorías 

El Gran Fele siempre quiso contar historias con su circo. Para él, organizar un espectáculo con números que se sucedieran sin un argumento detrás, sin una continuidad, no era suficiente. Con su circo, el payaso cuyo atuendo consistía en un bastón y un sombrero (y característica barba, siempre quiso lanzar mensajes. Solía defender a las minorías con menos oportunidades, a los más vulnerables 

El Gran Fele

Si el año pasado el espectáculo giró en torno a la crítica a los fondos buitre, este año el artista escribió la historia de Manola, una señora que ha ido acogiendo a niños a lo largo de su vida. Niños sin recursos que provenían de entornos desestructurados. La trama gira entorno al día que cumple 104 años. Todos los niños, ya mayores, se reúnen con ella para celebrar su cumpleaños. A partir de ahí surge un espectáculo conformado por payasos, experimentos, marionetas, trucos de magia... “Cada uno de los 'niños' quiere hacerle un homenaje circense a Manola”, cuenta Dayne Álvarez, que este año se dedica a hacer acrobacias aéreas para el espectáculo como una de las hijas de la señora. “Es curioso: si analizas la vida de Manola es, en cierto modo, como la de Rafael. Siempre tuvo gente cerca de todos los lugares. Es muy emotivo”. 

El circo del Gran Fele, como explica su responsable de comunicación Vicent Landete, “apuesta por las personas. Siempre tiene un fondo, un doble sentido. Es para todos los públicos porque los niños se divierten con una buena enseñanza que los mayores entienden perfectamente”. Y por otro lado, este será el último espectáculo en el que la esencia de Rafael esté presente al 100%. Él mismo lo escribió y lo organizó antes de fallecer. “No puedo desvelar la sorpresa, pero Rafael va a estar presente de alguna manera. Es su obra póstuma”. 

Circo Gran Fele

La gira y la reivindicación animal 

De no ser por la pandemia, el espectáculo Xas! Hasta siempre! daría la vuelta a España e incluso se celebraría durante un mes en Portugal. No obstante, la actual situación sanitaria deja a los organizadores en la incertidumbre, al menos hasta que las cosas se estabilicen. “Con anterior espectáculo estuvimos en muchas partes de España. Ahora tenemos que esperar un poco. Portugal está pendiente, ya fue pactado”. 

Por otro lado, el circo de Rafael Pla nunca ha tenido animales de verdad. Es una de sus claves, sobre todo cuando, en los años 90, no había espectáculo circense de renombre que no usara animales. Mejor dicho, lo había: tan solo el circo del Gran Fele. Vicent Landete explica que sus espectáculos se caracterizaban (y siguen haciéndolo) por “el uso de animales mecánicos y títeres. Rafael amaba tanto a los animales que nunca pensó en utilizarlos como reclamo. Desde un principio se diferenció del resto de circos, a los que la gente solo iba por los animales. Optó por seguir otro camino, fue innovador en ese sentido. Apostó por los títeres, y era una apuesta arriesgada”.  

Ese gusto por los títeres le vino al Gran Fele de su padre, que era titiritero y llevaba la compañía que su hijo heredó. Los que utilizan en XasHasta siempre! son obra de Eduardo Borja, y destacan, sobre todo, por su tamaño. “Eduardo es un artistazo –cuenta la artista Dayne Álvarez-. Los hace de todos los tamaños”. Por su parte, Vicent Landete explica que “el constructor de títeres lleva con ellos desde hace años, y que les ha fabricado todas las marionetas”. El circo, además, cuenta con música compuesta especialmente para la ocasión e interpretada en directo por la Banda del Gran Fele. 

Circo Gran Fele

Un cambio en la manera de concebir el circo 

La acróbata aérea explica, por su parte, que su influencia sobre el resto de circos no se limita a la defensa de los animales. “A Rafael le gustaba contar historias, huía del circo tradicional, donde no hay un hilo conductor. Él creaba un argumento, contaba algo con un mensaje de fondo, y ahora eso está muy de moda. El circo ha cambiado y, en parte, es gracias a su influencia”.  

Lo cierto es que de joven Rafael Pla no quería dedicarse al circo. Su padre regentaba la Compañía Gran Fele, pero él no quiso ser partícipe. A él le gustaba el mar, tenía estudios de buzo, y también de bombero. Sin embargo, al morir su padre tuvo que hacerse cargo de la dirección de la compañía. Lo hizo a su manera. Transformó el legado de su padre hacia lo que acabó siendo un circo más humano, más social, con un fondo más literario y que no infantilizara a los niños, sino que les permitiera aprender en valores. Aquella transformación que hizo del circo le valió al Gran Fele la participación en diversidad de festivales nacionales e internacionales. Su circo ha sido galardonado por el Premio Max Especial de Circo, el Premio Caleidoscopio de la Unión Europea o el Premio Nacional de Circo de 2008, entre muchos otros. 

Ahora, el mensaje que acostumbraba a reflejarse en los carteles de sus espectáculos, Vas al circo o vas al Gran Fele, ha sido sustituido por un mensaje de despedida: Siempre hay una ilusión y un sueño para recordar. Tras casi treinta años a las espaldas desde que la andadura circense de Rafael Pla se iniciara en 1993, Xas! Hasta siempre! llega para recordar al público que, aunque el Gran Fele ya no esté, el espectáculo continúa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email