GRUPO PLAZA

directora general de EDEM

Elena Fernández (EDEM): "Con las becas, queremos formar a los mejores y ser así fuente de talento"

25/01/2022 - 

VALÈNCIA (VP). Elena Fernández (Valencia, 1979) es licenciada en Psicología por la UV con premio extraordinario fin de carrera. Comenzó su andadura profesional en una consultora de RRHH durante dos años hasta incorporarse a EDEM en 2007, donde ha desempeñado diversas funciones, como la gestión de alumnos y posterior dirección del MBA Junior, la coordinación de prácticas universitarias y la dirección de Grados. En julio de 2021 asumió el cargo de directora general de EDEM.

Trabajas en EDEM desde 2007, ¿cómo ha evolucionado la institución desde entonces?

Para mí la evolución no solo es una cuestión de números, ni de alumnos ni de facturación. Al final, nosotros nos hemos mantenido iguales en la esencia y la filosofía. Ese ha sido el secreto de que hayamos experimentado un gran crecimiento en los últimos años. El cambio evidentemente es impresionante: de estar alquilados en un piso en la calle Colón con una oferta de dos cursos a estar en estos momentos en Marina de Empresas con más de 50 cursos y más de 3.000 alumnos cada año.

Desde que empecé en EDEM en la calle Colón hace 15 años, he tenido la suerte de participar en el crecimiento de la escuela junto a Hortensia Roig, nuestra Presidenta. Pero la misión los valores y la esencia de EDEM, como decía, siguen siendo los mismos.

¿En qué crees que se diferencia EDEM del resto de universidades y escuelas de negocio del ecosistema educativo valenciano?

Nuestra diferenciación es clara: nosotros nacemos de la empresa y nuestros cursos dan respuesta a las necesidades reales de la empresa. Esto tiene como consecuencia una alta empleabilidad de nuestros alumnos, porque están formados en aquello que necesita la empresa en cada momento. La empleabilidad de los estudiantes del Centro Universitario de EDEM supera el 90%, entre los que trabajan por cuenta ajena y los que se crean su futuro desarrollando un proyecto emprendedor. Esta es una de las grandes fortalezas de EDEM.

Bajo el lema “El que sabe, hace”, EDEM destaca la importancia que dais al componente práctico en vuestra enseñanza. ¿Cuál es la propuesta metodológica de EDEM?

En nuestra propuesta metodológica los conocimientos tienen que estar presentes, pero es muy importante destacar que formamos desde la práctica. Los profesores, sean empresarios o directivos, llevan la empresa a EDEM. Los alumnos tocan empresa en nuestras aulas, han de tomárselo como un entrenamiento para lo que luego va a ser su carrera profesional. Así conseguimos que el choque que habitualmente percibe un joven al dejar la universidad y empezar a trabajar no sea tan grande.

Impartís a los alumnos habilidades directivas y tecnológicas durante los grados e incluso en programas preuniversitarios. ¿Por qué? ¿Se pueden enseñar este tipo de competencias tan tempranamente?

Nosotros tenemos que formar en conocimientos, eso está claro. Pero los conocimientos están al alcance de todos y de todas las instituciones, están en los libros. Para EDEM hay dos grandes habilidades trasversales con las que tiene que contar el trabajador del siglo XXI. Una son las habilidades directivas, que son atemporales. Hablamos, por ejemplo, de las capacidades de relación con un equipo de trabajo, de resolver conflictos, de liderazgo, de comunicación… que son básicas en el día a día de un trabajador.

Y también hay unas habilidades tecnológicas que son fruto de la época actual. Las empresas se están digitalizando, la tecnología forma parte o va a formar parte del ADN de las empresas; por lo tanto es muy importante que todos los estudiantes conozcan estas competencias.

Y sí, por supuesto que estas habilidades se pueden enseñar tempranamente. Es como los niños, que aprenden inglés desde que son pequeños. Cuanto antes empieces a entrenar, antes interiorizarás y verás con más naturalidad todas esas habilidades.

Los alumnos de grado acaban sus estudios con más de un año de experiencia laboral. ¿Por qué dedicáis tanta importancia a las prácticas en empresa? 

Con nuestro enfoque, tiene sentido que, además de tocar la empresa en el aula, los estudiantes la toquen ‘in situ’ en la propia empresa. Además, en nuestra misión decimos que EDEM es fuente de talento para la sociedad. Si somos fuente de talento, tenemos que alcanzar niveles de empleabilidad muy altos y eso es lo que está sucediendo. El hecho de que los alumnos del Grado ADE y el Grado en Ingeniería y Gestión Empresarial hagan prácticas en empresa todos los años ayuda a estos altos índices de empleabilidad. En este curso, 700 alumnos del Centro Universitario van a realizar prácticas en empresa.

¿Cómo trasladáis este enfoque práctico y empresarial al Claustro de Profesores?

El Claustro de Profesores es el elemento más importante, y crítico, de la escuela porque al final son las personas que están en contacto todos los días con los alumnos. La selección del claustro es fundamental. Lo que hacemos es buscar esos profesores que tengan la capacidad de poder explicar bien los conocimientos pero que también cuenten con experiencia profesional y que puedan dar ejemplos reales a los alumnos.

¿Cómo lo hacemos? Trabajando mucho con los profesores. Tenemos muchas reuniones donde les explicamos cómo nos gusta que impartan las clases, donde se producen sinergias entre ellos y donde les realizamos formaciones para que todos estén alineados.

Durante los últimos años, EDEM ha desarrollado un amplio sistema de becas. ¿A qué se debe este interés?

EDEM es una fundación sin ánimo de lucro. Por ello, uno de nuestros objetivos es que todas las personas que quieran estudiar en EDEM puedan hacerlo y que su nivel económico no sea un impedimento. Para nosotros es muy importante dar acceso a todas las personas que quieran estudiar con nosotros. En el curso actual, el 20% de los estudiantes Centro Universitario están becados. Estimamos que este año vamos a invertir cerca de un millón de euros en becas.

¿Qué tipos de becas tenéis?

Tenemos dos tipos. Por un lado, están las becas destinadas a perfiles excelentes, aquellas personas que académicamente son brillantes y que además estén alineadas con nosotros en nuestros valores.

Nuestra otra beca se dirige a personas que tengan necesidades económicas. Es decir, jóvenes que por recursos nunca podrían estudiar en EDEM y nunca se lo plantearían, pero que gracias a estar becados pueden estar con nosotros. Y lógicamente cumpliendo también con una serie de requisitos. Como decía, que estén alineados con nuestra forma de pensar.

¿Hasta qué punto ayuda formar parte del ecosistema de Marina de Empresas, junto a la aceleradora Lanzadera y a la sociedad de inversión Angels? ¿Se producen sinergias?

Una de las fortalezas de EDEM es formar parte de Marina de Empresas. Da fuerza a cada una de las iniciativas que forma parte del ecosistema, pero, en el caso de EDEM, el alumno sabe que va a estar cerca de empresas. El estudiante que quiera emprender sabe que puede hacerlo en Lanzadera y luego además puede darse la opción de que ese proyecto sea invertido en Angels.

Pero esas sinergias también se producen a la inversa: proyectos que han pasado por todas las fases vienen a las aulas a contarle a los alumnos cómo han vivido ellos esa rueda de formación, aceleración e inversión. Los alumnos tienen profesores de startups de Lanzadera y de empresas de Angels y además pueden hacer prácticas en las empresas que están siendo impulsadas por Lanzadera. 

¿Qué retos tiene EDEM de cara a medio plazo?

Contamos con tres retos principales. En primer lugar, mantener la calidad y seguir trabajando mucho en la calidad de los cursos. Hay que seguir estando a la vanguardia, dando respuesta a las necesidades de la empresa. A continuación están las becas. El objetivo es que los mejores estudien con nosotros, y ese es un gran reto. En los próximos años nos vamos a focalizar muchísimo en la apuesta por las becas.

Y en tercer lugar se halla la parte internacional. A medida que estamos creciendo, vemos cómo esta área está adquiriendo mayor importancia. Actualmente ya hemos cerrado más de 35 acuerdos con universidades internacionales. Pero no solo es eso, lo importante es que en estos momentos estamos empezando a formar a universidades internacionales a través de cursos ‘ad hoc’ que nos están pidiendo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email