GRUPO PLAZA

El PORN del Túria no tiene capacidad para frenar su construcción

Empujón a la variante sur de Pedralba: la Diputació expropiará los terrenos en noviembre

23/10/2021 - 

VALÈNCIA. Ya es una realidad: la Diputació de València expropiará los terrenos de la variante sur de Pedralba a finales del mes de noviembre. Con este movimiento, el ente provincial pone fin al periplo que ha supuesto la aprobación del PORN de Túria y da por sentado que la carretera se construirá sobre el trazado que estaba inicialmente previsto. 

Según el documento de convocatoria de las actas, el pago a los dueños se extenderá durante los días 22, 23 y 25 de noviembre, momento en el que podrán acudir a pedir la mitad de la compensación económica por la venta de los terrenos. Al tratarse de un procedimiento de urgencia, la Diputació pagará primero el 50% del valor de las parcelas e inmediatamente después adquirirá el derecho a ocuparlas, lo que podría agilizar el proceso de inicio de las obras. La parte restante, se embolsará unos meses más tarde a los propietarios.

Para este primer pago, el órgano que dirige Toni Gaspar ha movilizado 300.000 de los 600.000 euros presupuestados para las expropiaciones. Así, con todo, la Diputació ya lo tiene todo a favor para construir la carretera, que aliviará el tráfico de vehículos pesados por el interior del municipio y que ha supuesto una larga batalla entre todas las instituciones implicadas: el ente provincial, la Conselleria de Agricultura y el Ayuntamiento de Pedralba. 

Este es el primer movimiento que realiza la Diputació de València después de saber que la aprobación del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Túria no tiene capacidad para frenar la variante sur de Pedralba. Y es que, después de más de seis años de espera, el pasado mes de septiembre se hizo por fin público el documento, aunque este dejó más dudas que respuestas con respecto a la construcción de la carretera. 

En este contexto, y según denunció en su momento la alcaldesa del municipio, Sandra Turégano, el PORN no contaba con disposiciones transitorias en las que se aclarase qué sucedía con las obras que ya habían sido aprobadas antes de que se iniciara tan siquiera la redacción del plan. Una situación que, nuevamente, dejaba en entredicho la construcción de la variante sur. 

Tanto es así que la Diputació de València envió una carta a la Conselleria de Agricultura para preguntar directamente por esta cuestión. Requerimiento que, sin embargo, el área dirigida por Mireia Mollà no tuvo intención de atender amablemente: según pudo saber Valencia Plaza, se negaron a responder a esta misiva. Sin embargo, sí que aclararon que todo lo que no queda regulado en el documento definitivo del PORN es porque está fuera de su capacidad normativa. Es decir, que el nuevo plan para la protección del Túria no tiene autoridad para emitir dictámenes sobre la variante sur. 

"Nadie dice que no se pueda construir, y menos si disponen de una DIA actualizada", reconocían al respecto. Así, finalmente, quedó zanjado el tema y la pelota pasó al tejado de la Diputació de València. Una obligación que se ha apremiado en atender con la inminente convocatoria del pago de las expropiaciones. 

Siete años de retraso

Cabe recordar que la variante sur de Pedralba fue aprobada en el año 2014 por el pleno de la Diputació de València, y que en 2015 recibió una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) positiva para poder poner en marcha la construcción. De hecho, las obras incluso llegaron a ser adjudicadas a una empresa. Sin embargo, en 2016, la Generalitat Valenciana le pidió al ente provincial que paralizara cautelarmente todas las intervenciones porque se iba a iniciar la redacción del PORN del Túria, que ampliaría los terrenos de protección del río y afectaba a las parcelas de la carretera. 

Sandra Turégano, alcaldesa de Pedralba. Foto: EVA MÁÑEZ

No sin quejas por parte del Ayuntamiento, la Diputació de València obedeció y dejó la variante sur paralizada a la espera de que saliera a la luz el nuevo plan. Algo que no sucedió de la noche a la mañana. De hecho, la redacción del PORN se alargó durante tanto tiempo que las medidas cautelares decayeron en 2019 sin que se hubiera publicado un nuevo documento, lo que llevó a la Diputació a pedir una prórroga de la DIA para poder iniciar las obras. 

Prórroga que, aunque con reticencias, consiguió. Durante este periodo, en julio de 2020, la Diputació llegó incluso a convocar las expropiaciones de los terrenos con la intención de ponerse manos a la obra pero, unos meses después, la ampliación de la DIA fue suspendida cautelarme por un recurso que presentó la Plataforma del Paisaje. Movimiento que volvió a alterar las aguas en Pedralba e incluso provocó que el Ayuntamiento amenazara a la Conselleria con denuncia si seguía frenando la construcción de la variante sur. 

Finalmente, la sangre no llegó al río y Agricultura declaró la vigencia de la DIA hasta el año 2022, por lo que teóricamente la Diputació lo tenía todo a favor para empezar la obra. Sin embargo, no era todo tan sencillo. Porque, al margen de los trámites administrativos, la variante sur también ha protagonizado varios encontronazos políticos y judiciales. 

Y es que, después de todo este via crucis, la Diputació de València decidió tomar una posición de cautela y no realizar ningún movimiento relacionado con la carretera, lo que contribuyó a aumentar el malestar del Ayuntamiento. Paralelamente, la conselleria de Agricultura insistió al ente provincial en que buscara otros trazados alternativos que no pasaran tan cerca del río, algo que no era tan sencillo teniendo en cuenta que ya se había redactado el proyecto y, por ende, invertido suficiente dinero. De hecho, la Diputació cifró las pérdidas de abandonar la obra en más de 400.000 euros. 

Para esclarecer dudas, el órgano provincial pidió al Consell Jurídic Consultiu (CJC) el pasado mes de mayo una opinión sobre qué es lo que debería hacer, y este respondió que lo más sensato sería esperar a la publicación definitiva del PORN del Túria para saber qué tipo de construcciones se permitían en los terrenos comprometidos y cómo podía afectar eso al proyecto que ya estaba en marcha. 

Rotonda cercana al río Turia. Fuente: DIPUTACIÓ DE VALÈNCIA

Fue precisamente en estas fechas cuando se agotó la paciencia del Ayuntamiento de Pedralba, que presentó una querella contra el presidente de la Diputació de València, Toni Gaspar, y contra la secretaria de Transición Ecológica, Paula Tuzón, prevaricación al considerar que los dos estaban retrasando "deliberadamente" la construcción, especialmente teniendo en cuenta que no había ninguna normativa que la impidiera. 

Ahora, con la confirmación de que el PORN del Túria no frena la variante sur, la Diputació lo tiene todo a su favor para poner en marcha las obras. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email