X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

informe de tecnocasa

En la ciudad de Valencia es mejor comprar una vivienda que alquilar

24/10/2018 - 

VALÈNCIA. El alquiler medio de una vivienda en la ciudad de València se sitúa en 586 euros al mes mientras que la cuota mensual de una hipoteca por un inmueble de las mismas características es de 338 euros al mes. A este dato se le suma que la variación interanual del precio del alquiler en Valencia ha sido del 16,91%. Con esta información, en la actualidad, en la ciudad de València es mejor comprar que alquilar.

Estos datos se desprenden del informe Análisis del mercado de la vivienda en València, estudio elaborado con la información de las operaciones de intermediación inmobiliaria y financiera realizadas por las oficinas del Grupo Tecnocasa en la capital valenciana donde cuenta con 12 oficinas franquiciadas repartidas por toda la ciudad. El estudio ha sido presentado esta mañana en rueda de prensa en València.

Mercado inmobiliario e inversores en València

En el primer semestre de 2018, el metro cuadrado de la vivienda usada en la ciudad de València se sitúa en 1.136 euros, con una variación interanual del 13,74%, lo que sitúa el precio a niveles de 2011.

Por zonas, Carlos Alonso, Área Manager del Grupo Tecnocasa en Aragón y la Comunidad Valenciana, destaca ‘Ruzafa – Extramurs como la zona con el precio por metro cuadrado más alto (1.375 euros), seguida de Marítimo – Puerto (1.288 euros) y Valencia Norte (900 euros). "El mayor volumen de pisos vendidos en la ciudad hasta el mes de septiembre de este año está en la franja de precios de entre 75.000 euros y 150.000 euros".

En la ciudad de València, el 37,7% de las compraventas realizadas han sido hechas por inversores. Este dato es significativo y está por encima de la media nacional, que se sitúa en el 26,5%. No obstante, aunque el número es alto, la cifra está disminuyendo en relación con los dos últimos años (39,2% en 2016 y 44,5% en 2017).

El perfil del inversor es el de una persona que compra una vivienda al contado (61,8%), tiene una edad comprendida entre 25 y 44 años (54,5%), cuenta con un contrato laboral indefinido (45,5%), y tiene estudios universitarios (66,7%).

Viviendas sobrevaloradas

"En Valencia estamos a niveles de 2011, por lo que el mercado sigue presentado buenas oportunidades en la ciudad", señala Lázaro Cubero, director del departamento de Análisis e Informes (DAI) del Grupo Tecnocasa, en relación al precio de la vivienda. "Es importante buscar bien entre la oferta y seleccionar aquella que está a precio real del mercado actual, pues muchos vendedores particulares en Valencia sobrevaloran sus inmuebles un 22%, incorporando al precio actual expectativas de subidas futuras, lo que sitúa al inmueble lejos de la realidad y de las recomendaciones de los expertos del sector".

Comprar para alquilar

Por su parte, Cristian Arenas, responsable de Kìron en la Comunidad Valenciana, destaca la "buena rentabilidad bruta del alquiler en la ciudad". Así, con un inmueble en alquiler en Valencia se puede obtener una rentabilidad bruta anual que ronda el 7,9%, según señala el estudio. El  tiempo necesario para recuperar la inversión en el inmueble, es decir, el número de años necesarios para recuperar el precio de compra de la vivienda con el importe anual obtenido del alquiler se sitúa en 152 meses, 13 años, en las operaciones realizadas por la compañía.

Así, por ejemplo, una persona que cuente con algunos ahorros puede obtener una renta por el alquiler muy superior a la cuota anual del préstamo hipotecario. A modo de ejemplo, por un inmueble de 89.000 euros, con unos ahorros que cubran el 20% del valor de tasación de la vivienda, a un interés anual del 3% a 25 años, la cuota anual del préstamo sería de 4.052 euros, mientras que la renta anual al alquilar el inmueble subiría a 7.032 euros, con una diferencia de 2.980 euros.

Con estos datos, es lógico ver como disminuyen en la ciudad los inmuebles en estado ‘pisovacío’, pues la alta rentabilidad del alquiler ayuda a que el mercado se mueva. Es más, el volumen de inmuebles en estado ‘piso vacío’ está disminuyendo tanto en compra como en alquiler.

Finalmente, podemos destacar el perfil del inquilino en la ciudad. Es una persona que busca un inmueble de entre 400 euros y 600 euros (63,3%), que esté amueblado (82%) y que tenga 3 habitaciones (46,69%). El inquilino tipo tiene una edad comprendida entre los 25 y 44 años (59,4%), un trabajo con contrato laboral indefinido (70%), y en gran medida cuenta con estudios universitarios (48,4%).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email