Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

moody's advierte del riesgo crediticio que corre con su 'affaire' de la planta de pontevedra

Ence se desploma un 43% desde sus máximos históricos de octubre de 2018

20/03/2019 - 

VALÈNCIA. Mientras el Ibex 35 encadenaba ayer martes su quinta subida consecutiva y se quedaba a las puertas de cerrar por encima de los 9.500 puntos, las acciones de Ence (ENC) despedían el día con la cuarta caída de manera interrumpida. Lo hacían liderando los descensos dentro del principal indicador bursátil español, al dejarse un 2,31% y cerrar en los 5,06 euros, es decir, mínimos de otoño de 2017.

Todo ello mientras el desplome desde sus máximos históricos alcanzados a primeros de octubre pasado (8,935 euros) alcanza ya el 43%, lo que ha convertido a la química de origen cántabro en la peor en lo que va de año de todo el Mercado Continuo, cayendo un 7,75% y reduciendo su capitalización hasta los 1.246 millones de euros. Conviene recordar, tal y como publicó este periódico el pasado 13 de febrero, que hasta entonces era la mejor de todo el Ibex 35 cuando se disparaba más del 24%.

Ni que decir tiene -como también lo recogió Valencia Plaza la semana pasada- que el actual desplome viene provocado por el anuncio del Gobierno de renunciar a defender la prórroga otorgada a la empresa para mantener su actividad industrial en la ría de Pontevedra. Una circunstancia que acarrearía un impacto sobre un plan de negocio que todo apunta a que será revisado a fondo después de que ENC haya decidido congelar las inversiones comprometidas en su planta de celulosa pontevedresa.

"Esas dudas podrían hacer variar las previsiones del plan estratégico con el que la compañía esperaba duplicar su Ebitda. Es más, el cese de su actividad en Pontevedra tendría un impacto en las cuentas por valor de 185 millones de euros", advierte Ismael de la Cruz, analista de Investing.com. "Pero al margen de esto, el crecimiento de la demanda mundial y las barreras de entrada para nuevos competidores seguirán actuando como escudo para la compañía, siendo una compañía con un buen ratio de deuda sobre fondos propios y con una solvencia elevada", añade.


Y mientras tanto Moody's advertía ayer de que una posible nulidad de la extensión de las concesiones de Ence para su fábrica de Pontevedra podría afectar al riesgo crediticio de la compañía. En un informe, la agencia de calificación considera que a corto plazo existe un impacto "limitado" en las calificaciones del grupo debido a que los procedimientos legales del proceso se alargarán, aunque señala que, en caso de que se confirme la pérdida de la concesión por el grupo, podría suponer un aumento en su apalancamiento, por lo que cualquier consideración futura de su perfil crediticio debería tener en cuenta el impacto.

Moody's prevé que la decisión final podría no tomarse hasta dentro de seis años, periodo en el que Ence podría mantener la operación de su fábrica, pudiendo modificar su plan estratégico y cambiar así sus prioridades de inversión. Así, señala que la compañía, que prevé anunciar una actualización de su plan estratégico el próximo mes de abril, está considerando congelar sus inversiones en la planta de celulosa de Pontevedra más allá de los 50 millones de euros comprometidos para este año.

"Improbable" supuesto del cese de actividad

En el "improbable" supuesto de que tuviera lugar el cese de la actividad en la planta, la compañía estimó que tendría un impacto único extraordinario ('one-off') en la cuenta de resultados del entorno de 185 millones. De esta cifra, 74 millones de euros tendrían impacto en caja, incluyendo 43 millones correspondientes a actuaciones de desmantelamiento, 16 millones a la cancelación de contratos en vigor (basados en la experiencia de desmantelamiento de la antigua fábrica de Huelva) y 15 millones al coste de un expediente de regulación de empleo de extinción total. La cifra restante de 111 millones no tendría efecto en caja, ya que responde al deterioro del activo.

En este caso, Moody's espera que Ence tenga "el tiempo suficiente" para acumular los fondos necesarios para el momento en el que incurran estos costes, ya que Pontevedra contribuirá a la generación de flujo de caja libre después de que se detengan las inversiones. Además, señala que la generación de flujo de caja libre actualmente está respaldada por los altos precios de la celulosa, que prevé que sigan relativamente altos en el corto plazo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email