GRUPO PLAZA

El "Esperanza" de Greenpeace sigue retenido a la espera de acciones legales

Foto: EFE/Greenpeace/Pedro Armestre
27/10/2021 - 

VALÈNCIA (EFE). El buque "Esperanza" de Greeenpeace, que este martes llevó a cabo una acción de protesta en el puerto de Sagunto contra un barco de gas licuado impidiendo su atraque, está retenido a la espera de los procedimientos legales y administrativos previstos, según ha informado la Autoridad Portuaria de Valencia.

El capitán del barco "Esperanza" fue detenido y permanece en el cuartel de la Guardia Civil, donde ha pasado la noche, mientras que el resto de la tripulación se encuentra retenido en el interior de la embarcación, que sigue atracada en el puerto de Sagunto, según han informado a Efe fuentes de Greenpeace.

La organización ambientalista ha indicado asimismo que están a la espera de conocer qué repercusiones legales tendrá la acción, sobre todo para el capitán del barco.

Fuentes de la Guardia Civil han informado a Efe de que se han abierto diligencias policiales y judiciales contra Greenpeace por esta acción.

La organización ecologista, por su parte, ha informado de que el martes, para remolcar el barco desde el punto en el que estaba fondeado, los agentes tuvieron que quitar a un activista de la cadena de una de las anclas y posteriormente cortaron las dos anclas y les remolcaron hasta el lugar del puerto en el que están atracados.

Sobre las 11.15 horas de este martes, el "Esperanza" impidió las maniobras de atraque en el puerto de Sagunto del barco "British Merchant", con una carga de 60.000 toneladas de gas natural licuado, cuyos mandos, para evitar incidentes, decidieron permanecer en alta mar.

Agentes de la Guardia Civil accedieron al barco de Greenpeace por la tarde, con la autorización de un juez de Sagunto, y pidieron a los activistas que depusieran su actitud.

Los ecologistas cedieron de forma pacífica el control del barco a los agentes de la Guardia Civil, que alrededor de las 20 horas iniciaron el traslado de la embarcación a otra zona del puerto para facilitar el atraque del buque con gas licuado.

La acción de Greenpeace tenía como objetivo exigir el fin de los combustibles fósiles y denunciar la dependencia de España del gas fósil.

Los activistas entraron por la mañana en el puerto y se anclaron junto a la planta de regasificación de Enagás para impedir la entrada del barco, y pintaron en un lado del buque el lema "NO + GAS", mientras un escalador se encaramó al ancla del barco para ejercer una resistencia pasiva.

La protesta se hizo en el contexto del Consejo Europeo extraordinario que se celebra en Luxemburgo, donde los ministros de Energía se reúnen para tratar el impacto del aumento de los precios de la energía y las posibles soluciones, y al que Greenpeace exige abordar la escalada de precios desde la raíz y que los gobiernos apliquen medidas urgentes para proteger a las personas vulnerables. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme