GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

El Estado de la Nación

Foto: A.PÉREZ MECA/EP

El Debate del Estado de la Nación se celebra la próxima semana, después de siete años. Pedro Sánchez no encontró o no quiso encontrar momento para celebrarlo. En esta ocasión la situación política y económica no es muy halagüeña. Tenemos división “aparente” en el Gobierno de coalición, malos datos económicos que auguran un futuro negativo y una guerra y una pandemia activas.

8/07/2022 - 

El Debate. Su convocatoria se dirime entre la oportunidad o inoportunidad. Desde el Gobierno se quiere rentabilizar el éxito de la cumbre de la OTAN. Pero es que los enfrentamientos diarios sobre casi todos los asuntos entre los socios del ejecutivo casi lo harían desaconsejable. O a lo mejor todo más parece un juego de artificio y las divisiones son más tácticas de cara a un futuro electoral. Pedro Sánchez intentará insuflar esperanza económica  a pesar de lo difícil de la situación. Blandirá las medidas ya anunciadas y puede que las implemente. Además aprovechará que el líder de la oposición, el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo no puede darle la réplica al no ser diputado. Se enfrentará a él, Cuca Gamarra, la secretaria general del PP y portavoz en el Congreso. Aunque la “aparente” división en el Ejecutivo dará muchos titulares, todos sabemos que de momento no habrá ruptura porque ambos, PSOE y Unidas Podemos, se necesitan. En especial estos últimos no tendrían oportunidad fuera del Gobierno porque la encuestas y tendencias les auguran malos datos. Sánchez busca un impulso también para conjurar estos sondeos que tampoco le son propicios, porque sitúan a los populares por encima.  Y es que las elecciones andaluzas han sido todo un aldabonazo para el PP y un fiasco considerable para toda la izquierda, en especial para el PSOE que ha visto asaltado su feudo tradicional. En el debate de la semana próxima veremos también, como siempre, a unos socios externos apurando los límites para conseguir nuevas concesiones.

La coalición. Su salud parece por momentos grave, otros dicen que leve o que se mantiene con los achaques propios. Incluso algunos hablan de “fingimiento” de enfermedad y que todo es de cara a la galería para contentar a sus respectivas parroquias. Además de las discrepancias, que las hay, entre PSOE y Unidas Podemos, tenemos también las internas de estos últimos. Estamos ante dos visiones diferentes en asuntos tan capitales como la economía, la defensa y la política exterior. Y todo confluye con el liderazgo de la formación y su futura candidata a la Moncloa. La vicepresidenta Yolanda Díaz, presenta hoy su nuevo proyecto “sumar” y apuradamente ha pedido una reunión “urgente” de la comisión de seguimiento del pacto de Gobierno, suponemos que para marcar agenda y relato. Es decir, ha convocado o pedido que se convoque algo que no le corresponde. Hasta ahora quien lo hacía era el secretario general de Unidas Podemos, antes Pablo Iglesias y ahora Ione Belarra. Y parece que se han asustado todos/as. El PSOE le quita importancia porque la dichosa comisión se reúne con cierta periodicidad. Yolanda Díaz asegura que las diferencias se resolverán con Sánchez y Belarra se abraza y besa con Sánchez en un acto público como si no hubiera un mañana. ¿Qué hay de escenificación en este supuesto continuo desencuentro? Así que en principio la posibilidad de celebrarse un superdomingo electoral en mayo de 2023 podría alejarse, o no. Todo dependerá de la situación económica y la evolución de la guerra de Ucrania y también de estas divisiones internas. Incluso hay quien piensa que Sánchez podría tener la tentación de incluso convocar generales antes de municipales y autonómica para llegar cómodo a la presidencia comunitaria del segundo semestre del año.

Yolanda Díaz. Foto: ALBERTO ORTEGA/EP

El Tablero

  • PSOE: Pedro Sánchez y su futuro. A corto plazo está en Moncloa sobreviviendo a todo tipo de vaivenes de la gestión diaria con esas discrepancias con Unidas Podemos.Y como no, enfrentándose a la mala situación económica que no se sabe hasta cuando va a continuar. En el medio plazo, Sánchez se había marcado en su agenda, la presidencia de la UE en el segundo semestre del próximo año y el acto de jura/promesa de la  Constitución de la princesa Leonor. Y en el largo, habría contemplado su futuro en un cargo institucional internacional. Algunos dicen que no estaría dispuesto a presentarse a unas elecciones generales sin garantías de victoria. Es verdad, que la pandemia y sus consecuencias y la guerra de Ucrania son factores incontrolables que pueden obligarle a tomar cualquier decisión. Es cierto también que el varapalo andaluz ya pesa y mucho en las filas socialistas. De momento la gestión diaria tiene sus sinsabores ya habituales. Cualquier asunto se convierte en un obstáculo. Dicen que las medidas que se toman no llegan al ciudadano porque no se comunican bien o se hace de manera atropellada. El éxito de la cumbre de la OTAN, ya es capítulo pasado pero con una subordinada polémica como es el presupuesto de la defensa que le enfrenta con Unidas Podemos. Tensarán la cuerda, pero parece que no llegará la sangre al río.

 

  • PP: Alberto Núñez Feijóo, de espectador. Sabía que ocurriría. Sánchez aprovecha el momento convocando el debate del Estado de la Nación, porque el líder popular no puede darle réplica. De momento Feijóo trabajaba en el medio plazo. Ha iniciado ronda de contactos con sectores sociales y empresariales y también a la vuelta del verano lo hará con otras formaciones políticas. Y aquí jugará un papel fundamental el PNV que ya se deja querer con el gallego. Todavía hay resquemor en el PP, porque los nacionalistas vascos fueron el arma utilizada por Sánchez para la moción de censura que derribó a Mariano Rajoy. Pero como cada día  tiene su afán, los peneuvistas se acercarán como siempre por interés. En lo orgánico hay mucha tarea, precisamente en el País Vasco y también en Cataluña donde las huestes populares apenas se cuentan por unos pocos miles de adeptos. Dice Feijóo que “no puede gobernarse España, siendo irrelevantes en Cataluña”.  Mientras el presidente popular deberá gestionar el día a día. Por ejemplo, la iniciativa de las becas estudiantiles para rentas de 100.000 euros de Isabel Díaz Ayuso. Hasta las patronales de la enseñanza concertada han pedido explicaciones a Génova. Por otra parte, este fin de semana se cumple el 25 aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco, su concejal de Ermua. Pasados los años, seguimos a vuelta con la utilización política. Mari Mar Blanco, hermana de Miguel Ángel ha tenido dificultades para poder participar en el homenaje. Finalmente lo hará. Da la sensación de que la memoria es escasa y olvidadiza. El terrorismo de ETA existió por mucho que se intente silenciar. Y todo empañado por el acuerdo del Gobierno con EH Bildu sobre la memoria democrática. 

 

  • Vox: Santiago Abascal y la irrelevancia. Siguen sin digerir los resultados andaluces. Por cierto esta semana no hemos tenido noticias de su candidata Macarena Olona. Parece que a muy a su pesar se quedará en el sur. Estaremos atentos al debate la próxima semana para conocer que discurso articula Abascal. Nos tiene acostumbrados a la dureza en sus expresiones y no solo con el PSOE. Querrá marcar terreno con el PP, que en los últimos tiempos le está comiendo la tostada y en especial los votos. Volverá a remarcar la política de inmigración y la situación de Ceuta y Melilla y los resultados de la cumbre de la OTAN que no protegen a las dos ciudades autónomas. Veremos hasta donde llega su relato.


Santiago Abascal. Foto: RAFAEL GONZÁLEZ/EP

  • Unidas Podemos: Yolanda Díaz quiere “sumar”. Hoy tenemos esta puesta en escena un tanto extraña. Ha llamado a los líderes de los supuestos partidos que la respaldarían para que no acudan al acto. Quiere ver a “gente” y no a “dirigentes”. Dice que es un proceso de escucha de la sociedad. En el fondo subyace su relación contradictoria con Podemos. Cada día que pasa la coalición ni es unidas, ni es podemos, aunque en los últimos días han hecho de tripas corazón y ha habido cierto acercamiento. Se supone que visualizan que si no están juntos no “suman”. Además se han tenido que esforzar en aclarar la famosa foto de Nueva York de la ministra Irene Montero y sus colaboradoras. Un asunto muy viral en las redes y que ha tenido su contrarréplica porque todos los políticos que han estado en la gran manzana ha sucumbido a hacerse esa foto en Times Square. Otra cosa es la agenda de la ministra o la utilización del Falcón. Por ahí es donde debe ir la crítica.

 

  • Ciudadanos: Inés Arrimadas y la refundación. Por mucho que hayan creado un comité para reinventar el partido, lo tienen muy difícil. Y que Begoña Villacís, el único valor  en cargo institucional, sea la coordinadora del asunto tampoco les salvará. Se han autoimpuesto un plazo de seis meses para reconvertirse o lo que sea. Este tiempo se antoja también demasiado largo para que haya más deserciones o posicionamientos. Andalucía fue su lanzamiento y ahora ha sido su tumba casi definitiva. A pesar de ello, Inés Arrimadas, seguirá defendiendo su proyecto, aunque se llame de otra manera y tenga otros colores.

Las frases de la semana

 Pepe Álvarez, secretario general de UGT: “Vamos a disfrutar del verano porque es nuestro y porque nos lo hemos ganado. A los que dicen un día sí y otro también que vamos a entrar en una situación de crisis y que después del verano vamos a saber qué es lo que pasa ¡que se vayan a hacer puñetas!” ¡Vaya transmutación. No parece un sindicalista. Hay que recordar que muchos españoles no tienen trabajo ni la oportunidad de haberse ganado unas vacaciones!

Nadia Calviño, vicepresidenta y ministra de Economía: “Tenemos que prepararnos y trabajar con un escenario de inflación más persistente y elevada, en el que los próximos trimestres van a ser complejos” ¡Como se encadenen dos trimestres negativos, habrá recesión. Se recomienda prudencia y acción!

Nadia Calviño. Foto: FERNANDO SÁNCHEZ/EP

Yolanda Díaz, vicepresidenta y ministra de Trabajo: “Estoy deseando arrancar. Me lanzo a este proceso para conseguir la oportunidad de levantar el país” ¡Ganas tiene, pero ya veremos si los propios la apoyan!

Margarita Robles, ministra de Defensa a Ione Belarra sobre el gasto militar: “Que pregunte a Yolanda Díaz si ella dice en Ferrol que se dejen de construir las fragatas. Podemos sabrá si le resulta compatible o no estar en el Gobierno” ¡Alguien se explica mal dentro del Gobierno. Ya empieza a ser un clásico que no se entiendan!

Ione Belarra, ministra de Derechos Sociales y secretaria general de Podemos: “Podemos en solitario es quien levanta las banderas propias de un gobierno progresista” ¡Seguimos para bingo. No se entienden, pero se tienen que aguantar. Fuera hace mucho frío, aunque estemos en verano!

Narciso Michavila, presidente del instituto demoscópico GAD3: “El mayor pecado del político es pensar que el votante es imbécil” ¡Si lo dice algo de verdad habrá. Siempre acierta con sus pronósticos y análisis!

Manu Trigueros, futbolista del Villarreal: “En torno al futbolista hay mucha palabrería. A mí no me gusta subir fotos en los yates, prefiero el cocido de mi madre, soy un tipo disfrutón” ¡Es el hombre del verano. Sus fotos en redes dejan la tontería para otros!

Noticias relacionadas

Foto: EDUARDO MANZANA
Foto: EDUARDO MANZANA
xeito i espenta

El poder valenciano

Años y años hablando del poder valenciano en Madrid y resulta que el president Ximo Puig consigue colocar su mensaje en la capital en estos momentos con la que está cayendo. Y de qué manera ha conseguido titulares. Esta revolución valenciana ha soliviantado a propios y ajenos. Es más, ha hecho cambiar de rumbo la política fiscal del Gobierno nacional. ¿Es una operación de riesgo pensando en la primera vuelta electoral en autonomías y Ayuntamientos?

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme