GRUPO PLAZA

Clases hasta junio y repeticiones "excepcionales": así será el fin de curso escolar por la pandemia

16/04/2020 - 

VALÈNCIA. El Ministerio de Educación que gobierna Isabel Celáa y los responsables del ramo de las distintas comunidades autónomas acordaron este miércoles en la Conferencia Sectorial de Educación -en la que participaron telemáticamente el conseller de Educación, Vicent Marzà, y el secretario autonómico, Miguel Soler- cuáles serán las bases para encarar la recta final del curso escolar tras el cierre de los colegios por la pandemia del coronavirus. Una serie de decisiones que afectan a los alumnos de educación infantil, primaria, secundaria y bachillerato. Aunque, eso sí, con particularidades entre ellos dada la diferente dificultad a la que se enfrentan los estudiantes en cada etapa educativa. 

Las decisiones adoptadas, que comprenden desde la forma en la que se evaluará a los alumnos hasta cómo se realizarán las recuperaciones de materias que no sean superadas, afectan a todas las autonomías. De manera que la Conselleria de Educación que dirige Marzà desarrollará mediante instrucciones la normativa estatal que se aplicará a partir de este momento. Estas son algunas de las cuestiones que se tendrán en cuenta a partir de ahora y se fijaron en el encuentro de este miércoles. 

-El curso terminará en junio. Tal y como estaba previsto en el calendario escolar 2019/2020, el curso finalizará en el mes de junio en las fechas establecidas para cada etapa educativa. En el caso de la Comunidad Valenciana, los alumnos de secundaria, bachiller y formación profesional terminarán el 16 de junio, mientras que los de infantil y primaria lo harán dos días después, el 18. Hasta ese momento, las clases continuarán mediante formación a distancia o, incluso, si así lo determinaran las autoridades sanitarias, se volvería a las clases presenciales, tal y como indica la Conselleria de Educación. 

Alumnos en escuela de verano. Foto: EP

-Clases lectivas en verano, solo en les 'Escoletes d'estiu'. El Ministerio que dirige Celáa anunció al término del encuentro con las autonomías que los colegios podrían abrir sus puertas en verano para ofrecer clases de apoyo, tal y como venían demandando organizaciones como Save The Children y la Confederación Española de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos CEAPA para que los estudiantes "en situación desfavorecida o con desfase educativo" pudieran recuperar materia, pero también para ayudar a la conciliación de las familias "en momentos económicos que se prevén muy duros" cuando finalice el Estado de Alarma. Una medida para la que cabría contratar profesorado adicional.

No obstante, en el caso de la Comunitat Valenciana, desde la Conselleria de Educación explican que se seguirá funcionando como hasta ahora: es decir, en verano se pondrán en marcha las escuelas de verano municipales. "No se va a habilitar un horario o clases lectivas en los colegios para los alumnos, ni tampoco se va a contratar profesorado para este cometido porque los niños terminarán el curso escolar en junio, y lo retomarán después de las vacaciones de verano atendiendo a las recuperaciones que deban realizar", explican desde el departamento de Campanar. "Lo que funcionará, como cada año, son les escoletes d'estiu", concluyen. 

-Repetición "excepcional". Como norma general, todos los alumnos promocionarán; o lo que es lo mismo, pasarán de curso. Lo que no significa, aclaran desde Educación, que tendrán un aprobado general, pues los estudiantes no van a tener la misma nota, sino que se evaluará particularmente a cada uno de ellos en función de sus expedientes. Ahora bien, el Ministerio de Educación y las comunidades autónomas sí acordaron que la repetición de curso deberá aplicarse en casos "excepcionales" y tendrá que estar "argumentada y acompañada de un plan preciso de recuperación".  

-Temario pendiente. La materia que haya quedado pendiente de impartir o no hayan sido superada se abordará en el curso siguiente. Ahora bien, deberá estudiarse de qué manera introducirlo en cada etapa educativa. Esto es porque, explican desde Educación, "no es lo mismo que un alumno de segundo de primaria tenga algunas carencias en ciencias sociales, que uno de bachiller al que le ha quedado pendiente una asignatura de ciencias o matemáticas". "Mientras el primero se puede reenganchar haciendo un repaso general al inicio del curso antes de comenzar la nueva materia, cuando el ciclo es mayor, esto se complica", argumentan.

El conseller de Educación, Vicent Marzà, y el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler. Foto: GVA

-La evaluación de los alumnos. Para calificar a los alumnos los profesores se centrarán especialmente en los dos primeros trimestres, que fueron cursados de manera presencial, y el tercero se evaluará de manera positiva. Es decir, el tercer trimestre serviría de alguna manera para mejorar la nota o recuperar posibles suspensos de evaluaciones anteriores. Así, la evaluación de la materia impartida durante el periodo de confinamiento será continua. "Con esto valoraremos los avances realizados y los retrasos que se hayan podido producir para planificar y programar medidas de refuerzo para el próximo curso", explicó la Conselleria de Marzà en un comunicado. 

En este sentido, huelga resaltar que desde el departamento ubicado en Campanar se instó hace unos días a los profesores a repasar los contenidos ya impartidos durante los dos primeros trimestres del curso antes que avanzar en materia nueva. Los motivos eran varios, pero especialmente se centraban en que los padres no son especialistas de la enseñanza por regla general y, si se seguía avanzando materia, el alumnado que necesita más apoyos o tiene un contexto social más desfavorable correría un elevado riesgo de quedarse atrás. 

Ahora, con estas nuevas directrices, Educación vuelve a insistir sobre esta cuestión: "El curso debe continuar reforzando los contenidos ya aprendidos y se hará una evaluación final adaptada completamente a las circunstancias". La evaluación final considerará en conjunto las evaluaciones de todo el curso escolar y se fijará especialmente en el grado de desarrollo de los aprendizajes y de las competencias imprescindibles adquiridas durante los meses escolares.

-Obtención de títulos. En el caso de que un alumno suspenda alguna asignatura y se dé la circunstancia de que se juega la obtención del título de la ESO o de Bachillerato, y por tanto no pudiera presentarse al examen de Selectividad, será el claustro de profesores el que tomará la decisión de si ha adquirido los conocimientos requeridos en el curso o no. O lo que es lo mismo, el equipo docente decidirá si el estudiante se titula. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email