X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

Manuel illueca / director general del ivf

«El drama de las cajas fue entrar en el sector del ladrillo sin conocer sus fundamentos»

El pasado verano fue elegido responsable del Instituto Valenciano de Finanzas, organismo que fue uno de los impulsores de lo que es ya un certamen de referencia

30/05/2016 - 

VALENCIA. «Por un lado, quería devolver a la sociedad lo que ha hecho por mí en cuanto al tiempo de formación y el coste de mi carrera profesional y, por otro, la tentación de contribuir en la medida de lo posible a resolver los problemas que tenemos en la actualidad». Así resume Manuel Illueca (Valencia, 1970) los motivos por los que el pasado verano aceptó la dirección general del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

Illueca es doctor en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat Jaume I (UJI), profesor titular de la UJI del departamento de Finanzas y Contabilidad e investigador asociado del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (Ivie), con experiencia docente y de investigación en la Universidad de Indiana (EE UU).

Puede leer Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app


A mediados de octubre pasado fue elegido vicepresidente de Forinvest, el mayor foro financiero-empresarial de España, que los días 9 y 10 de marzo celebra su novena edición. Precisamente el IVF fue uno de los impulsores de lo que es «una oportunidad de reunir a expertos financieros de reconocido prestigio, tanto profesional como académico, como también de conocer las principales tendencias del negocio, pulsar el ambiente y una buena ocasión para que los estudiantes conozcan algunas de sus posibles salidas profesionales».

Y no le falta razón porque a lo largo de estos años de vida de Forinvest, «que nació para dar una imagen positiva de Valencia como ciudad dinámica», no pocos jóvenes se han acercado a Feria Valencia —donde tiene lugar el certamen—, cuya edición de este año llega «en un momento crítico para el sector financiero y unos mercados en plenas turbulencias, con un horizonte incierto a medio plazo y ante la incertidumbre no hay nada mejor que captar información», apunta Illueca.

Forinvest se estrenó en abril de 2008 donde entonces sobresalían —por lo llamativo de sus stands— Bancaja, Caja Mediterráneo (CAM), Banco de Valencia y Ruralcaja. Ocho años después no queda ni rastro de estas cuatro entidades locales. «El gran drama fue la adopción de decisiones estratégicas erróneas al entrar en un sector que estaba en plena burbuja como era el ladrillo, sin realmente conocer sus fundamentos, al calor de unas tasas de rendimientos de dos dígitos», advierte. Pero eso sí, no sin recordar que entonces «no existían mecanismos de supervisión comunes, ni una alerta a nivel central de la Unión Europea respecto a la excesiva concentración de riesgos». Y tampoco le falta razón.

El ejemplo de Caixa Ontinyent

Sin embargo, en medio de esta debacle, Caixa Ontinyent supo hacer bien sus deberes hasta el punto de haberse convertido en la única caja de ahorros valenciana. Precisamente, y como reconocimiento, el primer viaje oficial como responsable del IVF fue a su sede social. «Hay que reconocerle el mérito de sobrelleva  este hundimiento con la solvencia y la capacidad de respuesta de la caja».

Asimismo, Illueca considera que Caixa Ontinyent está capacitada para seguir su camino en solitario al margen de fusiones «porque en Europa hay muchas cajas de unas dimensiones parecidas que están dando un buen rendimiento, con un modelo de negocio anclado en la proximidad y cumpliendo una labor social».

«Para mejorar el rating es necesario un nuevo modelo de financiación y resolver el problema de la deuda histórica»

Al igual que sucede en el caso de Caixa Ontinyent, Illueca defiende el papel de las numerosas cajas rurales y cooperativas de crédito existentes en la Comunitat Valenciana. «Tienen su espacio pese a su tamaño y ahí está el caso de EE UU donde hay miles de entidades pequeñas, bancos que operan en zonas geográficas muy reducidas, que explotan de una manera extraordinaria la banca de proximidad. Este modelo de banco bien gestionado como un colchón de capital adecuado y una supervisión estricta tiene plena vigencia».

Como responsable del IVF tiene muchísimo trabajo por delante, como él mismo reconoce, y lo primero que ha hecho es acometer una reestructuración en profundidad «donde quede bien claro lo que es la actividad crediticia a modo de banco de fomento empresarial y lo que es el área de política financiera de la entidad donde se supervisan las entidades de crédito y se gestiona la deuda emitida por la Generalitat Valenciana».

Cierto es que actualmente no emite al estar en el temido bono basura y para ello es fundamental «un nuevo modelo de financiación justo y resolver el problema de la deuda histórica para emitir papel en los estándares que le corresponde a esta Comunitat como gobierno de un país de la Unión Europea con la seriedad que tiene». Por lo pronto siguen las reuniones con las grandes agencias internacionales de rating y «pronto tendremos aquí a Standard & Poor’s (S&P) y Fitch», apunta.

(Este artículo apareció originalmente en el número de abril de Plaza)

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email