X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

RESTORÁN DE LA SEMANA 

Fumiferro

El humo y las brasas son la principal carta de presentación de Fumiferro, una antigua casa restaurada que abrió en El Cabanyal hace menos de dos meses.

Por | 02/12/2016 | 1 min, 6 seg

Con tanta técnica, tanto utensilio y tanto proceso creativo, muchos cocineros se olvidan de algo tan aparentemente sencillo y primitivo como el manejo del fuego y sus rescoldos. En la parte trasera de Fumiferro, Alex vigila para que las brasas moldeen cada pieza de carne o pescado sin que falte o sobre un segundo de calor mientras que Adrián desglosa la carta en la sala, decorada con sencillez y estilo.

 La especialidad de esta casa de fachada blanca son las carnes a la brasa y los ahumados. La esencia de Fumiferro se adivina en uno de sus platos, el Tataki titaina, una reinterpretación de la receta original del barrio marinero que el humo y el ascua elevan a una nueva dimensión.  El menú del mediodía por 11,90 €, es más que efectivo.

En unas semanas se abrirá al público el patio trasero con una propuesta más “street food” que supondrá otro aliciente para la recuperación del barrio. No hay que perder de vista al Cabanyal, nuestro Williamsbourgh particular, una zona que cada vez se va a ir poniendo más y más interesante.  

Comenta este artículo en
next