GRUPO PLAZA

la polémica de los 'tpo'

Fútbol y fondos de inversión: ¿Prohibido prohibir?

Desde el pasado 1 de mayo, los fondos de inversión están prohibidos por la FIFA, pero siguen invirtiendo en el fútbol. Dos abogados especializados analizan los motivos y consecuencias de una medida destinada al fracaso

2/11/2015 - 

VALENCIA. Según un informe de KPMG, los fondos de inversión poseían en el 2014 los derechos de unos 1.100 jugadores en el mundo, ingresando por ellos más de 1.000 millones de euros. De ahí que la FIFA prohibiera que un equipo de fútbol comparta los derechos de un jugador con unos terceros, llamados también TPO (third-party ownership).

Para justificar esta drástica medida, la FIFA dice que favorecerá que se invierta en clubes en lugar de jugadores, además de eliminar el riesgo de que los fondos influyan la organización de las competiciones. Este último argumento se basa en lo sucedido en el año 2006, cuando se supo que los derechos de Carlos Tévez (y de Masherano) pertenecían a un fondo de inversión que podía decidir si fichaba o no por el West Ham.

Sin embargo, ese tipo de contratos llevan años sin llevarse a la práctica: los fondos ya no pretenden decidir o vetar un traspaso, sino simplemente llevarse un porcentaje de la operación. El abogado portugués Fernando Veiga Gomes subraya que esta práctica también la llevaban a cabo los agentes, que “se quedaban con un porcentaje de la venta futura del jugador en lugar de cobrar una comisión. Ahora ya no se puede hacer eso. Todo se complica”.

“Bastaría con obligar a que los fondos de inversión comunicaran quiénes son sus accionistas mayoritarios”

Para Patricia Moyersoen, abogada y presidenta de la IAFL International Association of Football Lawyers), la solución realmente eficaz sería la regulación: “Bastaría con obligar a que los fondos de inversión comunicaran quiénes son sus accionistas mayoritarios, pues los fondos permiten que los clubes accedan a ciertos jugadores, e incluso que los futbolistas construyan mejor sus carreras”. Fernando Veiga Gomes evoca el caso de Neymar: “Si no se hubieran repartido sus derechos económicos, el Santos no habría podido haberse quedarse con él tanto tiempo. Los jugadores como él saldrían a los 16 años, directamente hacia Inglaterra”.

Condenados a regular

Además, los fondos de inversión llevan tiempo trabajando en fórmulas alternativas con sus abogados, tal y como subraya el letrado portugués: “Es algo difícil de controlar, siempre se puede dar la vuelta para obtener el mismo resultado. Por ejemplo, un fondo puede controlar a un club argentino desconocido de la tercera división argentina, que ficha a jugadores y los cede para posteriormente traspasarlo y obtener el mismo resultado”. Es el caso del portero de la Real Sociedad, Gerónimo Rulli, cuyos derechos federativos pertenecen al equipo uruguayo Club Maldonado SAD, que lo cedió este verano al club donostiarra por segundo año consecutivo.

“Al final creo que la FIFA tendrá que dar marcha atrás y regular el tema de los fondos de inversión”

“Al fin y al cabo, siguen sin resolverse las cuestiones importantes: ¿Quién está detrás de los traspasos? ¿Quiénes son los dueños de esos “clubes trampolín”? ¿Qué conflictos de intereses hay cuando un agente tiene a varios jugadores en distintos equipos de una misma competición?”, subraya el abogado portugués.

Por si fuera poco, la Comisión Europea, a petición de las ligas española y portuguesa, está analizando la prohibición de los TPO por parte de la FIFA, al entender que podría estar en conflicto con libertades básicas de la Unión Europea como la transferencia de capitales y la mobilidad de las personas.

Fernando Veiga Gomes insinúa que la medida de la FIFA ha sido fuertemente influída por la Liga inglesa, deseosa de asentar su fortaleza económica impidiendo que los demás equipos pueden compartir riesgos e inversión con terceros para fichar a buenos jugadores y compartir posteriormente los beneficios de un traspaso: “Al final creo que la FIFA tendrá que dar marcha atrás y regular el tema de los TPO. Además, el argumento de los clubes ingleses según el cual los jugadores pierden su libertad con los fondos de inversión no se sostiene. Nunca he visto a un futbolista perder la libertad de decidir a donde va”.

Habrá que estar atentos a las conclusiones de la Comisión Europea.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme