Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

10 sentidos baja la persiana a su 9ª edición

'Future Lovers': una noche de verano en la vieja normalidad para enfrentarse a la nueva

27/11/2020 - 

VALÈNCIA. Cuando el festival de artes vivas 10 Sentidos ideó su edición de 2020 pocos podrían imaginar en el contexto en el que se iba a celebrar. Quizá por esto, su lema en este año adquiere una nueva dimensión: ‘Soñadores’, un reflexión sobre esas generaciones nacidas en el siglo XXI que tienen por delante un futuro incierto. Tras un recorrido en el que no han faltado los baches, aunque también las alegrías, esta semana el festival despide su novena edición y lo hace, precisamente, de la mano de esos jóvenes soñadores que, ahora más que nunca, buscan respuestas. Así, la Sala Off acoge hoy viernes las últimas representaciones –a las 18 y 21 horas- de Future Lovers, de la compañía madrileña La Tristura, una pieza que gira en torno a seis jóvenes nacidos alrededor del año 2000 que hablan entre ellos y hacia el mundo, una noche de verano cualquiera que se demuestra como algo mucho más profundo.

Escrita a manos de Celso Giménez y con la asesoría escénica y dramatúrgica de Itsaso Arana y Violeta Gil, pone sobre el escenario un debate sobre la juventud y los problemas actuales a través de seis personajes de 18 años, un momento de cambio vital que salpica esa mágica noche en la que han quedado para beber, bailar, hablar y besarse. La pieza tomó forma en el festival Surge de 2017, en el que desde la compañía plantearon un taller de unos tres meses con jóvenes de edades similares a los protagonistas, tiempo que ayudó a nutrir de contenido lo que hoy es Future Lovers, conversaciones en las que también salieron referentes que, aunque no de manera explícita, han servido para conformar la obra, como la filmografía de Gus Van Sant o los textos del conocido como Comité Invisible. “La intención es confrontar al público con ese momento de la vida. Es curioso porque mucha gente adulta sale viendo que esta juventud no es tan diferente a la suya. Se reconcilian con esa idea de juventud”, explica Violeta Gil, de La Tristura, en conversación con Culturplaza.

La pieza, además, adquiere nuevos significados con el contexto actual, una realidad que tienen presente sus protagonistas, conscientes de que sobre las tablas es el “único sitio en el que ahora está permitido bailar”, un baile que también choca al público presente. “No hemos transformado la obra en relación a lo que está pasando pero sí notamos, cada día más, que hay muchas cosas que adquieren nuevos significados. Esta pieza recrea una noche en la que seis jóvenes bailan, se tocan… La sensación que se genera es fuerte por el simple hecho de que uno ya se puede tocar, el sudor del otro no forma parte de tu vida. Notas una mirada distinta del de fuera”, explica Gil. Y es que esta fiesta de verano, que nos lleva directamente a la vieja normalidad, es también una fórmula inesperada para analizar y sobrellevar la nueva.

Aunque hoy despiden 10 Sentidos, esta no será la última vez que podamos ver a la compañía en València. El próximo mes regresarán para interpretar en La Mutant su nuevo montaje, Renacimiento, que estrenaron el pasado mes de julio en los Teatros del Canal de Madrid. Se trata de una obra construida sobre el proceso de un montaje y desmontaje técnico teatral, en la que se entrelazan, como en el Future Lovers, las herramientas del documental y de la ficción, apoyándose a la vez en un proceso histórico: la formación de la democracia española. Inicialmente previsto para el mes de abril, el estreno se convirtió en toda una aventura para la compañía, que se vio obligdo a avanzar en el trabajo durante el confinamiento. “El estreno de Renacimiento fue una locura. Cuando nos encerraron quedaba todavía mucho trabajo por hacer. Finalmente estrenamos en julio, fue muy bonito aunque una locura. Fue extraño y emocionante pasar de estar solo a trabajar con tanta gente”. La obra se podrá ver el 18, 19 y 20 en La Mutant.

Con Future Lovers el festival 10 Sentidos da por finalizada su edición “más complicada”. Así la definen sus impulsoras, una edición marcada por la crisis sanitaria que obligó antes de verano a reubicar toda la programación con el objetivo de salvar la cita, hecho que obligó a repartir las representaciones a lo largo del año en lugar de concentrarlas, como es habitual, en una semana. A pesar de que lograron encajar casi todas las piezas, la inestabilidad actual también ha dejado algún ‘susto’. El más reciente, la cancelación por parte de la compañía belga Peeping Tom de la obra Kind, programada para los días 1 y 2 de diciembre en el Teatro Principal y, sin duda, uno de los platos fuertes de la edición. Con todo, se ha sacado adelante “una edición complicada, plagada de contratiempos” en la que el público, a pesar de las restricciones, ha respondido. Ahora, la mirada está puesta en el futuro. “Con esta propuesta 10 Sentidos se despide hasta 2021, año en que celebrará su décima edición”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email