X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 13 de diciembre y se habla de Alexis Marí APV puerto de valencia retail à punt MESTALLA
GRUPO PLAZA

no informó de ella a sus socios ni a la ciudadanía

Galiana admite por escrito que retuvo más de una semana la encuesta pagada con dinero público

Foto: EVA MÁÑEZ
1/03/2018 - 

VALÈNCIA. No fue un día, ni un fin de semana. Durante casi dos semanas el concejal Carlos Galiana retuvo en su despacho el segundo barómetro municipal, sin informar de él ni a la ciudadanía ni a sus compañeros de gobierno. Así se puede desprender de una respuesta oficial del consistorio al grupo Ciudadanos, que ha indignado al portavoz de la formación naranja, Fernando Giner. 

En el escrito Galiana reconoce que disponía del avance de los datos desde el 18 de enero, lo que supone que tardó 12 días en hacerlo público en rueda de prensa. Asimismo, y atendiendo al calendario, se puede deducir que Galiana omitió también comunicárselo a sus socios de gobierno, PSPV y València En Comú, en al menos una junta de gobierno, la que se celebró ese 19 de enero, justo al día siguiente de recibir el fichero definitivo.

Galiana explica en su respuesta que el cuestionario, “en su primera versión” pasa un test real sobre el campo y adopta su forma definitiva a partir de las incidencias detectadas en él. Igualmente describe como el resultado pre-test se recibió el 23 de noviembre, el primer fichero el 15 de diciembre, el segundo el 18 del mismo mes, el tercero el 22 también de diciembre, y el cuarto fichero, el que incluye la corrección de incidencias, errores y el fichero definitivo, el 18 de enero, si bien por una errata se indica que del año 2017 y no 2018.

Información oculta

Para Giner, la respuesta dada por Galiana “demuestra que el alcalde y su concejal tenían información oculta a la oposición para preparar el pleno del mes de enero”. “Los impuestos de los valencianos no se deben destinar a servir los intereses de un único partido; están para llevar a cabo políticas útiles para los valencianos y en esa tónica plantearemos preguntas al próximo pleno sobre la utilidad y aplicaciones que tienen los barómetros pagados con dinero publico”, aseguró Giner a Valencia Plaza.

Desde el gobierno municipal se negó este miércoles que el concejal hubiera compartido esta información con compañeros de su partido, Compromís. En este sentido, fuentes del equipo de Galiana insistieron en que el regidor disponía del barómetro pero porque entraba dentro de las funciones de su trabajo. “No se guardó para el partido. La estuvo trabajando porque eran sus competencias”, recalcaban.

Información privilegiada

Una interpretación que no comparten en Ciudadanos, donde sostienen que el pleno del mes de enero se preparó por parte del equipo del alcalde, Joan Ribó, con los datos del barómetro en la mano, y con el añadido de que no los tenía nadie más; poco menos que información privilegiada, con lo que eso supone de ventaja con respecto al resto de formaciones políticas.

Para Giner el comportamiento del concejal de Compromís y de su partido hace que carezca de sentido la apuesta por estos estudios. “No se justifica invertir en barómetros o procesos participativos si luego no se tienen en cuenta para hacerle la vida más cómoda a los valencianos”. Es por eso que anunció que habían reclamado “al Síndic para que no se vuelva a producir una situación como ésta”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email