GRUPO PLAZA

Generalitat y Ayuntamiento darán el lunes el primer paso para desatascar La Marina de València

27/05/2022 - 

VALÈNCIA. El próximo lunes tendrá lugar una reunión del consejo rector del Consorcio Valencia 2007, el órgano gestor de La Marina constituido por el Gobierno central, la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de València. Un encuentro donde las administraciones pondrán por fin la primera piedra para acabar con la parálisis que atenaza el ente al menos desde otoño. Es decir, se formalizará la salida del Ejecutivo central y se debatirá sobre el futuro del consorcio.

El alcalde de València, Joan Ribó, anunció este jueves que ha convocado para la próxima semana al consejo rector, en el que por una parte se efectuará la recepción del escrito del Gobierno del pasado mes de octubre donde se explicita que abandona el organismo. Lo hace una vez ha asumido parte de la deuda del consorcio generada para la celebración de la Copa América, y se ha liquidado la otra parte con los acreedores.

Es el primer paso para construir el futuro inmediato del consorcio. Así, en el orden del día del consejo rector también se incluye una "propuesta de acuerdo" sobre la aplicación de los artículos 22 y siguientes de los estatutos del organismo, que regulan cómo se procede cuando uno de los integrantes se separa, como es este caso. Como dos de los integrantes -Generalitat y Ayuntamiento- tienen la intención de permanecer, previsiblemente no se disolverá el consorcio, sino que se calculará la cuota de separación -al Estado le corresponde el 40%- y se liquidará.

Pero además, el consorcio está adscrito al Ministerio de Hacienda. Y como es el Gobierno central el que se desvincula del organismo, los estatutos establecen que deberá acordarse en el consejo rector a qué administración se adscribe -Generalitat o Ayuntamiento-. Fuentes municipales consultadas por este diario rechazaron responder sobre si hay algo claro al respecto, pero aseveraron que el primer edil "siempre defenderá los intereses de la ciudad". Los artículos citados también hablan de la disolución o liquidación del ente, algo que no parece estar sobre la mesa.

Una vez efectuada la salida del Ejecutivo central, será hora de modificar los estatutos para reflejar la nueva realidad del consorcio y, sobre todo, fijar en qué condiciones se quedan cada una de las dos administraciones restantes, la autonómica y municipal. En otoño, se planteó la posibilidad de que, con la salida del Gobierno, entrara a formar parte del consorcio el Puerto de València. Incluso se redactaron borradores con la potencial presencia de la Autoridad Portuaria en el organismo. Pero finalmente el Puerto rechazó la idea de manera contundente. También se habría planteado la posibilidad de la entrada de otro ministerio como el de Cultura y Deporte.

El presidente del Puerto, Aurelio Martínez, y el alcalde, Joan Ribó. Foto: Jorge Gil/EFE

La idea inicial, tras un primer desencuentro en octubre entre Ayuntamiento y Gobierno, era convocar el consejo rector a finales de febrero para hacer efectiva la salida del Ministerio y alumbrar unos nuevos estatutos. El retraso de las conversaciones entre Generalitat y Ayuntamiento, con un borrador de estatutos más o menos ya claro, llevó a pensar en "justo después de Fallas", según explicaban fuentes conocedoras del proceso. Pero no ha sido así, y el proceso se ha alargado en el tiempo, pero la salida de la administración central debía efectuarse antes del ecuador del año.

Ribó pedirá al Puerto la cesión de La Marina Sur

Más allá de la gestión interna del Consorcio Valencia 2007, hay que reconfigurar las relaciones del organismo, el Ayuntamiento y el Puerto. "Tendremos que llegar en el futuro a acuerdos con el Puerto sobre la lámina de agua", explicó Ribó este jueves, pues actualmente depende de la Autoridad Portuaria, pero que podría pasar a manos de la Generalitat, que ya gestiona otros puertos no declarados de interés general. Es un "tema fundamental", según el alcalde.

Y a ello, habría que sumar los terrenos correspondientes a la zona sur de La Marina, que también es propiedad del Puerto. "En su momento pediremos la propiedad, como se hizo con La Marina Norte", explicó el primer edil. Lo hizo durante su intervención en el pleno del Ayuntamiento a raíz de una moción presentada por el grupo municipal de Ciudadanos, que Ribó consideró "innecesaria" precisamente porque el lunes se va a tratar el futuro de La Marina en el Consejo Rector.

La moción buscaba saber si el Ayuntamiento estaba cerca de alcanzar un acuerdo sobre el nuevo modelo de gestión para la entidad. Y a juicio del portavoz de Cs, Fernando Giner, Ribó evitó "por todos los medios decirnos si ya ha llegado a un acuerdo con la Generalitat Valenciana". "En su lugar nos ha intentado liar con explicaciones sobre el estado de La Marina que ya nos sabemos de sobra", criticó: "Acuerdo, ¿sí o no?. Es muy fácil. Pero Ribó ha mostrado en todo momento una actitud evasiva que me lleva a pensar que oculta algo", dijo.

"La Marina está encallada"

La concejal del PP, Paula Llobet, alertó que La Marina "lleva más de siete años encallada" porque no salen adelante proyectos "ni se conceden licencias para aquellos que quieren invertir en esta zona del litoral de la ciudad". "Sólo están en marcha un 10% de los proyectos previstos, por ello es necesario dar una solución jurídica a la gestión de la Marina", aseveró, para añadir que no hay "nadie al mando" del consorcio desde hace año y medio cuando se extinguió el convenio de cesión de terrenos del Puerto del año 2013. "El caos y la inseguridad jurídica es total en un Marina abandonada", sentenció. Una visión que a juicio del equipo de gobierno fue "catastrofista" y alejada de la realidad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme