Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Glòria Marcos se va de EUPV después de 32 años y a la dirección... le da igual

26/07/2018 - 

VALÈNCIA. Entre lágrimas se despidió este miércoles Glòria Marcos de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV), formación a la que estuvo afiliada 32 años de su vida. Lo hizo enviando un mensaje –en realidad varios– duro y de difícil digestión para la nueva dirección del partido. El tono de la respuesta que recibió al otro lado del aparato fue igual de afilado, aunque el recado fue más parco. "La afiliación es libre. No tenemos una organización personalista. Es verdad, se ha ido Gloria, pero mantenemos miles de afiliados que trabajan por un proyecto", señalaron fuentes de la dirección del partido a Valencia Plaza. No hubo lágrimas en esta orilla.

La histórica dirigente convocó a media mañana a los medios de comunicación para explicar los motivos que le llevaban a presentar su baja de militancia, no sin detallar al inicio de su intervención que el partido al que hasta hacía unas horas pertenecía le había impedido atender a la prensa en el interior de la sede de EUPV. Decisión que, sin embargo, no se llevó a cabo porque, según Marcos, media hora antes de la convocatoria levantaron la supuesta "prohibición".

La excoordinadora de EU sostuvo que IU se está diluyendo en Podemos tras confluir en las pasadas elecciones generales y denunció que su formación en la Comunitat Valenciana está llevando a cabo políticas recentralizadoras sin atender las particularidades del territorio: "La unión de IU con Podemos no es una confluencia, sino una integración, una subordinación en la práctica cotidiana. Y aquí Esquerra Unida únicamente está copiando las propuestas y el modo de actuar de federal". No quedó ahí. Incluso, acusó a la actual dirección de no haber querido renovar el contrato de una asesora en la Diputación de Valencia que estaba de baja por enfermedad.

Si bien la recién conformada dirección no quiso entrar a valorar algunas de las palabras pronunciadas por Marcos, esta acusación no se quedó sin respuesta. "La persona de la que habla era personal eventual de la corporación provincial. La ley de Régimen Local dice que cuando cesa la persona que te ha nombrado, cesas automáticamente y hace unas semanas cesaron a todo el personal eventual de todos los grupos políticos de la Diputación de Valencia por una situación sobrevenida: la dimisión de Jorge Rodríguez", aseguran desde la dirección del partido. 

No obstante, aunque todos volvieron a ser nombrados en los días siguientes, la situación de esta trabajadora era más compleja. Al estar de baja, el partido preguntó al secretario, al oficial mayor y al interventor de la corporación provincial si podían nombrarle de nuevo en su mismo cargo, pero ante las dudas que suscitaba, tuvieron que renunciar a hacerlo. 

"Hubo diferentes interpretaciones jurídicas. El secretario y el oficial mayor dijeron directamente que no, y el interventor consideraba que en el supuesto de que se pudiera nombrar a esta empleada de nuevo, la formalización se debía llevar a cabo como las plazas funcionariales; es decir, si no tomaba posesión, no se haría efectivo el nombramiento, por lo que no estaba dispuesto a firmar el nombramiento de una persona que no tomase posesión". "Pero a esta trabajadora ni le cesa EUPV, ni tampoco deja de trabajar para la Diputación de Valencia, y en concreto para el grupo de Esquerra Unida porque haya una nueva dirección en el partido", subrayaron fuentes del partido a este diario. 

Más allá del proceso de selección criticado por Marcos y de sus reproches a la nueva forma de funcionar de Esquerra Unida, su marcha no causó especial preocupación en la actual dirección del partido. "Hemos pasado un proceso ahora mismo. ¿Qué hay quien no le han gustado los resultados? Pues bien. Pero la militancia ha hablado", respondieron fuentes de la organización, que deslizaron que la baja de la histórica dirigente se produce por su pérdida de influencia. 

No en vano, Marcos siempre ha mantenido su cuota de poder en EUPV hasta el último proceso, donde la victoria de la diputada provincial y candidata del sector renovador, Rosa Pérez, terminó de arrinconar el poder -ya limitado en los últimos tiempos- que otrora sostenó Marcos. Ahora, la histórica dirigente de Esquerra Unida, deja la formación porque, asegura, ya no le representa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email