GRUPO PLAZA

el dedo en el ojo

González Pons: ¿Vuelve la fiesta?

El ticket Casado-Egea no se fiaba de Esteban González Pons, pero Núñez Feijóo tiene una fe ciega en el valenciano, aunque todavía es pronto para decir que eso suponga su adiós a Bruselas y su regreso a Génova

13/03/2022 - 

VALÈNCIA.- 9 de octubre de 2009. El entonces vicesecretario de Comunicación del PP, Esteban González Pons (València, 1964), declaraba ante los medios de comunicación presentes en el acto institucional del Día de la Comunitat Valenciana una frase que durante meses (o años) fue utilizada de manera recurrente entre periodistas y políticos para apostillar cualquier conversación aun cuando nada tuviera que ver con el asunto tratado. «La fiesta acaba a las 16.00 horas». Eran tiempos convulsos en el PP, con la corrupción como trasfondo. Su vaticinio se cumplió días después cuando Ricardo Costa era fulminado como portavoz parlamentario y como secretario general del Partido Popular en la Comunitat Valenciana, mientras las informaciones lo colocaban en una supuesta trama de financiación irregular del PPCV en relación con empresas investigadas en el caso Gürtel. 

Fue uno de los momentos más duros que ha vivido en su prolífica carrera política. Senador, diputado, portavoz, conseller, cargos en el partido y desde 2014 eurodiputado con mando en el grupo parlamentario popular. Pero no el único. Se puede decir que hubo dos etapas igual de complicadas o de mal recuerdo para el eurodiputado.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

La primera, cuando sonaba en todas las quinielas para ser ministro en el Gobierno de Mariano Rajoy, y la segunda, cuando apuntaba a ser el número uno del PP para el Parlamento Europeo. En ambas se quedó, perdón por lo recurrente, con la miel en los labios. 

González Pons, nos apuntan personas de su círculo político más cercano, se cogió, en 2011, un ‘globo’ importante cuando Rajoy le dejó fuera del Consejo de Ministros. «No te cabrees», le espetaba una exconsellera muy amiga suya en aquel momento. Y es que en el Ejecutivo entró todo el mundo que estaba a su nivel en el PP pero él se quedó fuera. Después llega una crisis interna en el partido. Rajoy también lo saca de la vicesecretaría; aparta a la generación entre los que estaba Esteban y Carlos Floriano y mete a Pablo Casado, Javier Maroto y compañía que luego llegan a la cúpula del partido. Hasta ahora, claro. Aguanta un tiempo pero pidiendo su salida hacia Europa. Era como un paso atrás pero la vida (política) da muchas vueltas. 

* Lea el artículo íntegramente en el número 89 (marzo 2022) de la revista Plaza

Noticias relacionadas

el dedo en el ojo

Vicent Marzà… ¿y ahora, qué?

Por  - 

Que estaba quemado no lo discute nadie, pero ¿fue ese el único motivo por el que Vicent Marzà dejó la Conselleria? Sin duda, las elecciones, que están a un año vista, también pesaron

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme