GRUPO PLAZA

El exvicealcalde asevera que pagó dos veces a la Agencia Tributaria para “pagar la paz con Hacienda”   

Grau no revela quién le regaló los relojes para evitar "persecuciones mediáticas" a su familia

9/04/2019 - 

VALÈNCIA. El juicio que ha sentado en el banquillo de los acusados al exvicealcalde de València Alfonso Grau y al empresario contratista del ayuntamiento Urbano Catalán llega a su fin. Este lunes declararon ambos procesados y ambos negaron la mayor. La Fiscalía solicita seis años de cárcel para Grau por cohecho pasivo impropio y blanqueo de capitales y un año para Catalán por cohecho. Según la acusación, el empresario regaló dos relojes de alta gama a Grau que luego el entonces vicealcalde cambió por otros más caros para blanquear dinero B.

Sin embargo, durante su declaración, el que fuera mano derecha de Rita Barberá desde el año 1995 aseguró, sobre su relación con Catalán, que "mentiría si dijese que no le conocía. Le conocía de vista, pero relación con él en absoluto. El primer café que me he tomado con Urbano Catalán ha sido aquí abajo en un receso del juicio. Lo conocía, como conocía a muchos otros. Nunca me reuní con él, ni hablé con él".

En cuanto a los relojes bajo sospecha dentro de la operación Clepsidra, Grau dijo que se los regaló alguien de su familia. Preguntado por el fiscal Ricardo Olivares sobre quién fue la persona que le hizo un regalo tan caro, pues el reloj original valía más de 12.000 euros, el exvicealcalde no quiso decir qué persona de su familia le hizo el presente. Es más, de hecho, aprovechó para desquitarse del acoso mediático y judicial del que, según él, es víctima desde hace diez años cuando fue imputado en el caso Nóos

Grau dijo a ese respecto: "Vengo siendo víctima de una persecución inmisericorde mediáticamente desde hace diez años. Hasta tal punto que las entidades financieras me han echado. Como usted comprenderá no voy a meter a nadie de mi familia a que sea perseguido mediática, judicial y financieramente. No voy a colgarle el san Benito a un ser querido mío".

El dinero

Pero más allá de qué persona le regaló los relojes (cohecho), en este caso hay un parte más importante y es la del blanqueo de capitales, por la que el Ministerio Público le pide cinco años de cárcel. Sobre este punto, Alfonso Grau sacó a relucir la socarronería que le hizo famoso como portavoz municipal.

Los dos acusados, en el banquillo. Foto: EFE/Kai Försterling

El ‘exfontanero’ consistorial explicó que como su primera mujer y él eran médicos, pagó "en efectivo en la joyería" porque siempre tenían dinero en efectivo en casa. "Mi mujer y yo somos de la promoción del 66 y el plástico en aquella época no existía. El dinero de la consulta nos lo llevábamos a casa", afirmó.

A lo que añadió que en la época que se investiga, los años 2010 y 2011, el sueldo que él cobraba era de 120.000 o 130.000 euros. "Nunca he tenido cuenta en Rabat ni en ninguna otra joyería. Mi poder adquisitivo era bueno, pero no era para tanto", aseguró. No obstante, sí admitió que era comprador habitual tanto de Rabat como de otras joyerías de la capital del Turia.

La Agencia Tributaria

Alfonso Grau añadió que había pagado dos veces a la Agencia Tributaria y lo explicó así: "Cuando consulto con el asesor, ni mi asesor ni yo pensamos que el reloj estaba bajo investigación. Mi asesor me dijo: es preferible hacer un complementaria por el dinero que has pagado en efectivo, aunque ya había tributado. Me dijo que era mejor para no ser objeto de una investigación y que fuera mediático. Con el dolor de mi corazón, porque me costó mis euros, lo hice. Me dijo hay que pagar la paz con Hacienda".

Por su parte, el empresario Urbano Catalán también negó haberle regalado ningún reloj al que fuera mano derecha de Rita Barberá. "Los relojes que compramos eran para gente de Transvia y para nosotros. Para que los míos no pagaran el ‘pollo’ poníamos los relojes a nuestro nombre. No sé si está bien hecho o no", afirmó. Y a eso añadió: "Nunca compré ningún reloj a un político, si tuviera que regalar a todo el mundo, apaga y vámonos".

Tras las declaraciones de los procesados, solo queda que las partes eleven a definitivas sus conclusiones. Dependiendo de lo que se alargue esta parte del juicio, podría quedar visto para sentencia este mismo martes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email