Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Grupo Raminatrans se adapta a los cambios en la carga aérea para que siga llegando material sanitario a la Comunitat Valenciana

29/04/2020 - 

VALÈNCIA. Con la crisis del Covid-19 muchos procesos han cambiado y muchas prácticas también, la carga aérea no ha sido una excepción. Es por ello que empresas transitarias como Grupo Raminatrans han tenido que tomarle el pulso a este modo de transporte y buscar soluciones para cubrir la creciente demanda de material sanitario. Así ha ocurrido con el chárter que llegó en la madrugada de ayer desde Shenzhen (China) al aeropuerto de Manises con más de 25 toneladas de material sanitario adquirido por la Generalitat Valenciana y ubicado en un avión de pasaje que hace las veces de avión carguero.

Estas operativas no son sencillas. “Al comienzo de la crisis del Covid-19 y a raíz de la cancelación de vuelos de pasajeros, nació la necesidad de contar con aviones para carga aérea y en la mayoría de los casos, los existentes de líneas aéreas regulares fueron suficientes para abastecer el mercado en algunos corredores aéreos. Cuando la pandemia se extendió, dejó de ser suficiente y hubo que buscar alternativas”, expone Rafael Milla, presidente de Grupo Raminatrans.

En este momento China es el principal abastecedor de mascarillas (principalmente) y de otros productos sanitarios para combatir el Covid-19 a nivel mundial. La necesidad de contar de forma urgente por parte de todos los mercados con grandes capacidades de espacio, hizo que la comunidad aérea se movilizara para dar respuesta a esta necesidad. Dos focos principales: el sanitario por un lado y el económico por otro dirigen este escenario. Las líneas cargueras desde entonces, enfocan gran parte de su flota a este corredor, no sólo hacia Europa sino hacia el resto de países con las mismas necesidades. Las líneas de pasaje reconvierten sus aviones, con sus asientos y demás, convirtiéndola en bodega de carga temporal. Y las empresas charteadoras que, si en tiempos normales, se las ven y se las desean para llenar sus aviones, ahora mismo no tienen manera de dar servicio en sus rotaciones para abastecer a tanta demanda duplicando sus precios en muchos casos.

“La dificultad es muy grande ya que es un tema que afecta, no solo a España no solo a Europa sino a todo el mundo, lo cual hace que haya una volatilidad, inestabilidad en precios y espacios enorme, sumado a grandes dosis de incertidumbre por no poder ser capaces de asegurar nada con apenas dos días vista. Es por ello que nuevamente y con la experiencia que nos acredita lo mejor es ponerse en las mejores manos y trabajar ordenadamente para dar servicio a empresas y administraciones públicas para que lo que importa, que llegue el material sanitario a quienes lo necesitan, se haga en tiempo y forma”, asegura Juan Beltrán, Director General de Grupo Raminatrans.

De hecho para Grupo Raminatrans esta operativa era tan importante que su presidente Rafael Milla, acudió a pie de escalerilla del avión junto a personal de la Generalitat a supervisar de primera mano cada proceso, cada toma de decisiones. Rafael Milla no estuvo solo, estuvo acompañado por parte de su equipo del Departamento de Aéreo y por Juan Beltrán, así como en contacto permanente con el Departamento de Aduanas, clave en estas operativas, y con las autoridades competentes para que nada se dejara al azar.

“Somos conocedores de la vital importancia de estos vuelos y la ocasión requería estar aquí, al pie del cañón, para comprobar en primera persona que todo salía bien y dar nuestro apoyo a tantas y tantas personas que están detrás de operativas de tan gran envergadura como esta”, explica Rafael Milla.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email