X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de noviembre y se habla de policía local energía fotovoltaica VGP circuito del motor dealz
GRUPO PLAZA

ATRACÓN DE PANTALLAS

‘Héroes Invisibles’: la tarea oculta de la diplomacia finlandesa durante la dictadura de Pinochet

Disponible en Filmin, esta coproducción entre las televisiones de Chile y Finlandia, relata la historia real, durante años oculta, de cómo el embajador de Finlandia ayudó a salir de Chile a más de 2.000 chilenos tras el golpe de Estado de Pinochet, contraviniendo incluso las órdenes de los dirigentes de su país

18/10/2019 - 

VALÈNCIA. Tapani Brotherus (Pelle Helkkllä) en la actualidad es señalado sin discusión como un héroe en Finlandia. Sin embargo, hasta que no regresó la democracia a Chile realmente no pudo hacerse pública la historia completa de este aparente funcionario gris, que realmente era un convencido activista por los derechos humanos. En 1970 fue enviado a Chile como embajador, con la tarea de fomentar los acuerdos comerciales y ayudar a los viajeros finlandeses en Chile. En principio se trataba de un trabajo bastante sencillo que le mantenía cómodamente ocupado entre eventos sociales y partidos de golf. Hasta que llegó el 11 de septiembre de 1973, fecha en la que el general Augusto Pinochet derrocó por la fuerza al presidente Allende y confirmó el Golpe de Estado Militar, iniciándose así diecisiete años de dictadura.


A partir de ese día, el embajador y su esposa Lysa Brotherus (Sophia Heikkilä) comenzaron a ver cómo ciudadanos chilenos saltaban la valla de su vivienda oficial para huir de las represalias de los militares. Pese a que las órdenes recibidas por su Gobierno era no tomar partido de ningún modo en dicha situación política, Tapani y Lysa se apiadaron de los refugiados y los mantuvieron ocultos en su casa todo el tiempo que les fue posible. A medida que fueron pasando los meses, la cantidad de personas escondidas empezó a aumentar, haciéndose cada vez más insostenible mantenerlos a todos en su vivienda sin llamar la atención.

Con la ayuda del embajador sueco, y mentor ideológico de Tapani, Harald Edelstam (Mikael Persbrandt), amigo personal del mítico Olof Palme (y héroe reconocido por la historia al provocar un escándalo diplomático a las puertas del Centro de detención Estadio Nacional de Chile que le obligó a tener que abandonar el país), junto al embajador de la RDA (un país que sí se postulaba ideológicamente en contra del golpe de Estado) Andreas Voss (Sönke Möhring), acondicionaron una escuela pública vacía, cedida por la embajada de la RDA a la embajada de Finlandia, para acomodar allí a todos los exiliados que mantenían ocultos hasta que fueran logrando conseguirles visados para salir, haciéndoles pasar por trabajadores de la embajada, por ejemplo.

Tapani Brotheru intenta entrar en Estadio Nacional de Chile

La serie ha sido escrita por un equipo de guionistas tanto finlandés como chileno (Tarja Kylmä y Manuela Infante), y está basada libremente en el libro Death Lists del escritor finlandés Heikki Hiilamo. De tan solo seis capítulos de duración es la única obra audiovisual dramática financiada por Finlandia con motivo de la celebración del centenario de su independencia en 1917. El excelente resultado de la obra ha dado sus frutos, ya que ha sido premiada como la Mejor serie europea en el Festival Prix Europa.

La obra ha sido grabada en los idiomas originales, por lo que escucharán principalmente el español y el finlandés, junto a otras conversaciones en sueco, alemán y un poco de inglés. La dificultad del uso del español para los diplomáticos finlandeses da total credibilidad al naturalismo de la serie, que se recrea en los 70 chilenos.

El funeral de Pablo Neruda: un hito diplomático

Tapani Brotheru, embajador de Finlandia, y Harald Edelstam, embajador de Suecia, durante el funeral de Pablo Neruda

23 de septiembre de 1973. Había muerto Pablo Neruda. Los chilenos sabían que en su funeral estarían rodeados de soldados armados de ametralladoras, y que aquello podría convertirse en una sangría. El momento histórico era de una importancia crucial. No se debe olvidar dicho acontecimiento por el arrojo que demostraron los embajadores de Suecia y Finlandia, que, rodeados de otras personalidades, algunos miembros de la dirección del Partido Comunista Chileno, mientras se escuchaba de fondo La internacional, acompañaron el coche con el féretro del poeta chileno, evitando así ningún tipo de violencia durante el sepelio. Lamentablemente esto no se cuenta en la serie, pero tras el funeral algunos de los asistentes acabaron engrosando la lista de personas desaparecidos por la dictadura. La serie, sin embargo, se recrea en el hecho de la valentía de ambos embajadores al mostrar sus condolencias aquel día de forma pública, pese a la enorme tensión entre la ciudadanía y los golpistas. Algo que efectivamente es loable, aunque no suficiente.

Si están interesados en saber más sobre los refugiados chilenos en Finlandia, recomendarles los documentales The Two Years in Finland (1975), de Angelina Vasquez, y The Alien Son (1974), de Matti Ijäs. Ambos exponen las razones y los antecedentes de su viaje desde Chile a Finlandia, y su experiencia como refugiados en el país nórdico. Los personajes que hablan en ambos documentales tienen mucho que agradecer, aunque no lo sepan, a la labor del invisible Tapani Brotherus y su equipo de colaboradores.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email