X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

listado de premiados

Ibán Ramón y Dídac Ballester triunfan en los Premios ADCV de la ilusión

23/05/2019 - 

VALÈNCIA. Dicen que de ilusión también se vive, pero, lo que no hay que pasar por alto es que de ilusión también se construye. La Asociación de Diseñadores de la Comunitat Valenciana (ADCV) repartió anoche en el Teatre el Musical sus premios de 2019, en un acto que tiene lugar, precisamente, a pocas semanas de conocer si València será una de las ciudades finalistas para convertirse en Capital Mundial del Diseño. La iniciativa, impulsada por empresas, instituciones y demás profesionales, ha logrado servir de pegamento para un sector que sueña con ir más allá, algo que impregnó la entrega de premios. El propio Ángel Martínez, que hace apenas unos meses se estrenaba como presidente en la ADCV, mencionaba la candidatura en su primer discurso en la ceremonia, en el que, junto a Yolanda Herraiz, también hizo hincapié en los “avances favorables” impulsados por la administración pública en los últimos años, una mejora en la relación con el sector que también ha tenido su repercusión en los programas electorales de cara al 26M. 

Pero el apoyo a la candidatura de València a Capital Mundial del Diseño no solo fue moral, sino que sus impulsores fueron unos de los galardonados con un Premio ADCV Honorífico, una entrega que llenó el escenario de profesionales, generando una foto de fuerza cuando la meta está cada vez más cerca. Entre tanto diseñador, fue Xavi Calvo, uno de sus impulsores originales de la candidatura, quien hizo de portavoz. “Hace cinco meses era una iniciativa, luego un proyecto y ahora una candidatura”, explicó Calvo, quien agradeció el apoyo con un sonoro: “¡el diseño es extraordinario!”. También, por cierto, dejó en su discurso algún recadito para los cargos públicos: “Necesitamos que os sigáis implicando fuera de las campañas electorales”. Por su parte, el Premio ADCV a la Innovación recayó en Mariví Calvo y Sandro Tothill, fundadores de LZF Lamps, quienes trabajan por y desde la excelencia desde hace casi 25 años, una de esas historias silenciosas que realmente dan forma y valor a la ‘marca València’. “Este premio nos hace sentir que somos de aquí”, expresaron. 

Dídac Ballester. Foto: EVA MÁÑEZ.
Por último, aunque no menos importante, Vicente Martínez fue el receptor del tercero de los premios honoríficos, en este caso por su trayectoria, con un discurso en el que apuntó al “listón” de la nueva hornada de diseñadores y a los futuros retos del sector, entre ellos el impulso al Arxiu Valencià del Disseny. Y hasta aquí los premios sin sorpresa, aquellos que podían venir con el discurso preparado de casa. ¿El resto? En total se repartieron 27 Premios ADCV Oro y 24 Premios ADCV Plata, un palmarés que tiene a dos claros protagonistas: Ibán Ramón y Dídac Ballester. Con seis y cinco premios respectivamente fueron los nombres más repetidos, tanto que en ambos casos se dio la situación de que todavía estaban regresando a su asiento de recoger un premio... cuando les volvían a llamar para recibir otro. Fue Ramón el único de los premiados en hacer uso del atril, con un breve discurso con un agradecimiento claro: la falla Mossén Sorell-Corona. Esto, además, tiene un doble valor, pues es él uno de los responsables de la puesta en valor del diseño en el ámbito festivo. 

Entre los más premiados de la noche también se encuentran estudios como Nectar, Yonoh o Lavernia&Cienfuegos, que se fueron a casa con tres premios cada uno. Formado por Ana Mir, Pati Nuñez, David Ramos de Ramos & Bassols, Astrid Stavro y Miguel Zorraquino, el jurado seleccionó las piezas ganadoras de entre 400 presentadas, un proceso de selección que ha resultado en 27 Premios Oro y 24 Premios Plata. Entre ellos, gráficas que coquetean con el underground, trabajos para gigantes como Ikea o proyectos de ámbito social enfocados a poner coto al acoso escolar.

Todo esto (y más) es diseño.

El palmarés dorado

Empezamos nuestro repaso a los Premios ADCV Oro en la sección de diseño gráfico con el trabajo de Sebastián Alós, que puso la nota underground en la gala. El diseñador fue premiado en la categoría de Logotipos por su imagen para la fiesta Glory Hall, un evento festivo-cultural que ha trascendido su espíritu espontáneo a través del diseño. También fue premiado Alós, junto a Rafael Jordán, por su tipografía creada para el centro de innovación Las Naves. Por lo que respecta a identidad corporativa, María Pradera y Lorena Sayavera (Estudio Yinsen) han alcanzado el oro por la “atractiva identidad visual” generada para Tile of Spain Awards, mientras que Migue Martí ha hecho lo propio en Naming por la “contundente” Cuit. Fue el de Dídac Ballester uno de los nombres más repetidos en la entrega, siendo galardonado por distintos proyectos, como el diseño del catálogo para la exposición El saler per al poble, ara, que el jurado considera el “perfecto ejemplo de armonía y coherencia entre forma y contenido”; así como por los catálogos para Expormim y la potente pero simple campaña para el Día Internacional de los Animales, un encargo para el Ayuntamiento de València.

Foto: EVA MÁÑEZ.

También el de Ibán Ramón fue uno de los nombres más mencionados en la gala, galardones que supusieron, además, la entrada de proyectos vinculados a las fiestas de València. Así, Ramón fue galardonado tanto por su llibret para la falla Mossén Sorell-Corona como por su campaña para la Gran Fira de València de 2018, de la que el jurado destaca su “impecable” uso de la tipografía. El jurado también le premió en la categoría de Autopromoción el volumen Materiales, objetos, procesos y analogías. Completa el listado de Premios ADCV Oro en la categoría de diseño gráfico: Alejandro Benavent, por la revista de diseño y creación DXI; Javi Tortosa (Packaging) por sus etiquetas para los vinos La Lloma y La Vella; estudio nueve y The Graphic Bureau por su proyecto de gráfica para la red de bibliotecas municipales de València; y Cláudia Kjolner, de la EASD en la categoría estudiante, por el diseño de una publicación que muestra los resultados de una encuesta realizada a cincuenta mujeres sobre las cuatro fases del ciclo menstrual.

En la sección de diseño industrial, el primer Premios ADCV Oro, en este caso en la categoría de mobiliario, recayó en el “innovador” proyecto de camas abatibles de Carlos Tíscar para Jotajotape. La “equilibrada” e “ingeniosa” silla a partir de varillas de acero de Yonoh para Musola les valió el premio en esta categoría, al que suman otro por su revisión de la clásica mesa de billar para la empresa RS Barcelona. Mientras, en la categoría Equipamiento para el hábitat, ha sido Studio Inma Bermúdez el galardonado, con su vajilla para Ikea. Completan la lista de premiados la grifería de Fran Canós para SolitBath, las botellas para colonia de Víctor Díez para Zara y el proyector de Rubén Saldaña para Arkoslight.

En la sección de diseño de espacios, es Made Studio quien se ha hecho con el premio ADCV Oro en la categoría de espacios efímeros por su proyecto de stand para la firma de mobiliario Gandia Blasco, una construcción “sencilla y elegante” a partir de madera de teca; mientras Cosín Estudio ha sido premiado en la categoría de espacio permanente por a cuidadosa intervención para levantar Cosín Room. Por último, en la sección nuevo medios, Néctar estudio se han hecho con el oro tanto por el diseño de su propia web como por el proyecto de aplicación móvil Andrea, una App dirigida a alumnos y profesionales de la educación que ayuda a mejorar la convivencia y combatir el acoso escolar. Por su parte, la Agenda Kids ha sido premiada por su campaña publicitaria para Coolway y Èxit-Up por su proyecto para Poppyns.

Foto: EVA MÁÑEZ.

El palmarés plateado

En el apartado de diseño gráfico, fueron premiados con un ADCV Plata el logotipo de Vibra para La Central de Postres; la tipografía de Gimeno Gràfic para Roca; el catálogo de Ximo Roca Diseño para Plussmi; el proyecto de Creatias Estudio para el 6º Encuentro Nacional de Asociaciones de Diseño; el packaging de Lavernia & Cienfuegos para Suavina (premiado por partida doble); la imagen gráfica para el Festival de Jazz de València de Dídac Ballester; también han sido premiados el llibret ‘Sense permís’ de Ibán Ramón para Falla Mossén Sorell – Corona , su cartelería para la Gran Fira de València, así como el proyecto Words we love; una lista que completan Víctor Jordà y Sonia López de la EASD en la categoría de estudiantes. En el apartado de diseño industrial, han sido premiados con el ADCV Plata el estudio Arnau-Reyna en la categoría de mobiliario; el proyecto de silla de Yonoh, de cepillos lavaplatos de Bambú Studio; el almohadón de Studio Inma Bermúdez para Sentat Design o la luminaría Art de Rubén Saldaña y Luis Latrás.

En el apartado de diseño de espacios, han caído Platas para Cosín Estudio y Odosdesign por su stand para Actiu y para el proyecto de Cosín Estudio para Tiendas Área. Por último, en el apartado de nuevos medios, la ADCV ha destacado también la web de Nectar Estudio para Lois Jeans, la campaña de Agencia Kids de Satorisan y su proyecto para Coolway.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email