X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El concejal de Fiestas ha sido citado a declarar el próximo 11 de enero 

Imputan a Pere Fuset por la muerte de un operario en Viveros en junio del pasado año

Foto: EVA MÁÑEZ
19/11/2018 - 

VALÈNCIA (VP). El Juzgado de Instrucción número 18 de València ha citado a declarar el próximo 11 de enero al concejal de Fiestas del Ayuntamiento de València, Pere Fuset, en calidad de investigado por la muerte de un operario que trabajaba en el montaje de las gradas para los conciertos de Viveros, según ha adelantado À Punt. 

Fuentes próximas a Pere Fuset han asegurado que el concejal no ha recibido todavía la notificación del juzgado, por lo que no ha querido realizar declaraciones sobre este asunto.

Estas fuentes explicaron a Valencia Plaza que la citación tiene que ver con la seguridad de la obra, no con la muerte del operario. A este respecto,  las fuentes dijeron que el acta de la inspección hacía referencia a que se debía considerar como "obra" y no como "servicio", tal y como, según las fuentes, los técnicos municipales lo catalogaron. El problema para el concejal Fuset estriba en el hecho de que si debía ser obra era obligatorio que hubiera una persona de seguridad que coordinara lo realizado por los operarios. Sin embargo, al considerarlo como servicio, no puso a nadie para esa función, informa Loreto Ochando

Ante dos versiones contradictorias tendrá ser el magistrado instructor quién decida si la vía penal es la pertinente para estos hechos, así como si el concejal deberá ser procesado o no por, según su entorno, seguir las instrucciones que procedían de los técnicos municipales.

Los hechos

Los hechos se produjeron el 27 de junio de 2017  y el Ayuntamiento lo oficializó días después, el 3 de julio, después de la muerte en el hospital La Fe de València del trabajador, que se había precipitado desde una altura de unos dos metros mientras llevaba a cabo el montaje de estas gradas. 

La noticia, explicó en su día el propio concejal, les llegó en forma de "rumor", y no les llegó “por vías propias del Ayuntamiento, tampoco a través de la Asociación de Promotores, ni a través de la empresa adjudicataria de la infraestructura de los conciertos de los Jardines Viveros, y todavía menos por parte de la empresa instaladora de las gradas, sino de terceros". 

Tras conocer la sanción de la Inspección de Trabajo, Cultura Festiva informó de que la multa "no está en ningún caso relacionada con el accidente laboral" ni siquiera éste aparece en el acta de la inspección ni la resolución y explicó que para estos conciertos, el Ayuntamiento contrató el escenario y los elementos relacionados y "los promotores contrataron y fueron autorizados a instalar la grada complementaria en la que se produjo el accidente".

El portavoz del PP, Eusebio Monzó, ha recordado que ya pidieron en una moción en febrero pasado que el Ayuntamiento se personara en la causa pero el alcalde, Joan Ribó, les dijo que la administración local era ajena al accidente, y que de nuevo lo reclamaron el pasado jueves "después de que el tripartito intentara esconder en la décima modificación de crédito que iban a pagar esta multa", han informado fuentes del partido.

Según Monzó, "ahora Ribó no puede poner más excusas, tiene que dar la cara y explicaciones, sobre todo porque la familia del trabajador fallecido ha estado mas de un año sin respuesta y olvidada por una administración que puede tener alguna responsabilidad con lo sucedido".

Ya hay una sanción por una cuestión administrativa 

Esta imputación se conoce unos días después de saberse que la Inspección de Trabajo sancionó al Ayuntamiento de Valencia con casi 41.000 euros a raíz de este accidente durante el montaje de las gradas portátiles de los conciertos de la Feria de Julio de 2017, que acabó con el fallecimiento de un operario. 

La Inspección considera al consistorio como "autor" de una infracción muy grave al suscribir un contrato de servicios, mientras que la Inspección considera que debería haber sido un contrato de obras. Y, por tanto, hubiera necesitado de otros requisitos legales, como un informe de seguridad y salud que no existió, precisamente, porque no era necesario dado el modelo de contrato. Esta resolución ha sido ratificada por la Dirección General de Trabajo de la Generalitat Valenciana.

Irregularidades que rodearon al accidente

El accidente de Viveros ha marcado esta legislatura por las irregularidades que le rodearon. En concreto este pasado mes de febrero el portavoz de Ciudadanos (Cs) en el Ayuntamiento de València, Fernando Giner, denunció que las gradas de los conciertos de Viveros se instalaron y usaron antes de adjudicarse el contrato. El portavoz de Cs reclamó entonces al alcalde "máxima transparencia" y colaboración con los tribunales en la investigación.

En julio del año pasado el alcalde de València, Joan Ribó, criticó que la empresa encargada del montaje de las gradas en los Jardines de Viveros para la Feria de Julio "no informó adecuadamente al Ayuntamiento sobre la gravedad del accidente" que costó la vida a un trabajador. En declaraciones a los periodistas, Ribó reprochó la actuación de la empresa porque la información "no llegó en tiempo y forma -al Ayuntamiento- hasta mucho después".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email