X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

también reforzará la entrada en PROYECTOS EUROPEOS 

Inndea se abre a la innovación social y mira a Barcelona para potenciar el mundo ‘maker’

18/11/2015 - 

VALENCIA. Valencia quiere ser innovadora y aunque esto es una evolución que se empezó a promover la pasada legislatura el Gobierno actual cree que todavía queda mucho por hacer. Una tarea que ya había sido delegada a la Fundación InnDEA, pero que ahora se refuerza con una dotación presupuestaria por parte del Ayuntamiento que asciende de 1,2 a 1,6 millones. ¿Novedades? Muchas. Aunque una de las más fuertes es abrir camino en la faceta de la innovación social, que hasta ahora estaba más desatendida

“Ponemos en valor todo lo que se ha hecho hasta ahora”, explica Rafael Monterde, director general de Fundación InnDEA en un impasse tras una conferencia de Startup4cities en la ciudad de Barcelona. “Estamos en un congreso mundial de ciudades inteligentes, pero queremos ir más allá para que no sea solo algo tecnológico, sino que repercuta en el bienestar de los ciudadanos”.  Y es que Fundación Inndea también mirará a partir de ahora a la economía social, de los cuidados, del comercio de proximidad, a la eficiencia energética o a la movilidad.

A partir de ahí, justifica una subida del presupuesto por la necesidad de contar con personas que ejecuten todos estos nuevos aspectos. Entre ellos, se encuentra el acercar proyectos europeos que no se queden únicamente en experimentales y demostrativos. “Nosotros buscaremos el recurso y enfocaremos al Ayuntamiento como nuestro cliente. Les convenceremos para hacerlo a escala y a partir de ahí las decisiones de cómo aplicarlo corresponderá al Ayuntamiento”. Y es que hasta ahora había una brecha entre un proyecto experimental y la utilización de éste por parte del consistorio. 

Otra de las grandes novedades vendrá de la mano de la parte de innovación cultural, que tiene LN3 Espai Mutant como espacio principal. Según el plan de actuación de InnDEA, la intención es crear una residencia estival para proyectos teatrales emergentes que se pondría en marcha a mediados de 2016, además de una especie de aceleradora para grupos musicales que les permita, desde el principio, poder rentabilizar su propia música.

Para esto, a falta de ser aprobado en los presupuesto, se han reservado unos 200.000 euros. “Apostamos por nuevas formas de creación local de esta industria desde el punto de vista experimental”, asegura Monterde. “Seríamos una especie de coproductores pero para apostar por cosas arriesgadas”. Aunque insiste en que Las Naves será un recinto que encerrará innovación, pero de muchos tipos, no solo teatral. 

Dándole protagonismo al mundo ‘maker’

Entre los aspectos a potenciar el próximo año también está la actividad maker, que este fin de semana fue protagonista en la ciudad de Valencia con una jornada en el Muvim. “Hay un potencial brutal y tenemos como ejemplo a Barcelona, queremos ver algunos ejemplos fuera y trabajar con la gente local”, explica el director general de Fundación Inndea. Desde el Ayuntamiento de Barcelona tienen la visión de la ciudad como lugar de fabricación y han recuperado su producción a través de una red local de Fab Labs abiertos a los ciudadanos. De hecho, abordarán algunos experimentos concretos relacionados con el sector educativo. 

Otra de las misiones pendientes es integrar La Harinera en el espacio, dentro del margen que les da que los edificios sean de propiedad municipal. Ahora falta reconstruir el exterior y saldrá una segunda fase a concurso el año que viene. Aunque la intención del anterior Consell era convertirlo en un espacio de coworking, el uso todavía no está definido. “Haremos un concurso para que nos hagan propuestas”. 

A partir de ahora también cambiará la política de alquileres ya que los espacios de las Las Naves también se arrendaban para actividades privadas no promocionadas por Las Naves. “Estaba bien porque tenía retorno, pero se beneficiaban personas privadas de una instalación pública con actividades que no tenían que ver con las líneas de Las Naves”. Por este motivo se desentienden de este tipo de alquileres, que eran menos de un 10% del presupuesto con el fin de que no les condicione. 

Entre otras materias de innovación están coordinándose con el conseller de Economía, Rafael Climent, y con el director general de Economía y Emprendimiento, Francisco Álvarez, además de haberse hecho socios de la red ciudades innovadoras Innpulso con otras ciudades valencianas. También están pendientes del desarrollo del Consejo Consultivo de Innovación. “En ese proceso las ciudades queremos tener el papel que corresponde”.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email