X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los investigadores de los institutos salen a la calle

Instituto de Investigación Sanitaria La Fe: 350 trabajadores y solamente 5 indefinidos

Foto: EVA MÁÑEZ
6/02/2019 - 

VALÈNCIA. Ángeles Tormo es investigadora en el Instituto de Investigación Sanitaria La Fe (IIS La Fe). Contratada Ramón y Cajal, accedió a su plaza en una convocatoria competitiva internacional que ha permitido al centro de investigación valenciano beneficiarse de la financiación del Ministerio de Economía. ¿El compromiso? Ofertar una plaza estable una vez transcurra el plazo de la ayuda.

Tormo, quien lidera una investigación sobre infecciones relacionadas con dispositivos médicos, ya mira el mes de junio, momento en el que finaliza su contrato de cinco años cofinanciado a través del Mineco. Quedan poco más de cuatro meses hasta el día D y todavía no sabe si podrá quedarse o tendrá que marcharse. Su proyecto tiene licencia hasta 2020, por lo que su no renovación implicaría que el Ministerio cancelara la investigación, se despidiera a la técnico de laboratorio que forma su equipo y solicitara la devolución de la ayuda. 

Este es simplemente un ejemplo, pero en el IIS La Fe la temporalidad es la norma, un mal que está extendido en a nivel nacional pero que alerta por sus cifras en el centro valenciano. Y es que de los 350 trabajadores solo cinco son indefinidos y de esos cinco solo uno es investigador. Este es el motivo por el que este miércoles personal del centro se concentraba para reclamar a la Generalitat unas condiciones laborales dignas y mayor estabilidad. "La eventualidad alcanza aproximadamente un 99%, cifra muy superior a la de cualquier instituto de investigación similar", lamentaban los sindicatos. 

"La Dirección del IIS La Fe comparte la preocupación de los investigadores por el marco laboral estatal existente en el sector de la investigación, el cual resulta común al resto de centros de investigación de nuestro entorno", se excusaban en un comunicado desde la dirección del instituto. Sin embargo, los investigadores miran a otros centros, como el CSIC, donde están realizando un esfuerzo por estabilizar al personal investigador tras llegar a un acuerdo Gobierno y sindicatos. "No hay un plan ni una solución a nivel autonómico y a nivel estatal ya se están realizando acciones", lamenta Ángeles Tormo, quien también fue galardonada con el premio "Women in Science". 

"Estamos sin dormir, preocupados, por nosotros y por la gente que está a nuestro cargo, que también corre el peligro de no seguir en el centro", reconoce. La investigadora tampoco entiende por qué hay plazas estructurales de áreas como recursos humanos y de gestión económica que son temporales. "Los puestos de trabajo estructurales, es decir, imprescindibles para que este instituto siga funcionando, son cubiertos mediante contratos de falsas obras y servicios o camuflados bajo la apariencia de contratos para la realización de proyectos de investigación, incurriéndose claramente en contrataciones en fraude de ley", insistían desde CCOO y UGT.

La condición de indefinido, "solo por sentencia"

Desde la dirección del IIS La Fe insisten en que el marco normativo estatal actual limita la contratación indefinida de investigadores y profesionales por parte de las entidades instrumentales y que la condición de indefinido solamente puede alcanzarse por sentencia firme, sin que en ningún caso puedan reconocerlo por decisión propia. "Ni la Dirección del IIS La Fe ni su Patronato presentan las competencias suficientes para la realización de contratos indefinidos", aseguran.

Además, aseguran que la Dirección del IIS La Fe -nombrada entre agosto y septiembre de 2018 tras la destitución de José María Millán- ha iniciado conversaciones para incrementar tanto la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) como la cobertura de plazas de puestos facultativos vacantes existentes de titularidad del instituto con perfil investigador. Mientras, desde el comité de empresa del IIS La Fe aseguran que han expuesto la problemática en reiteradas ocasiones tanto a la Dirección del Centro como al patronato, presidido por la consellera Ana Barceló, pero hasta el momento no han aportado ninguna solución.

Ana Barceló, consellera de Sanidad. Foto: EVA MÁÑEZ

"Se ha demandado la implantación de una plantilla estructural adecuada tanto a la Conselleria de Sanidad como a la de Hacienda mediante escritos enviados hace varios meses, sin haber obtenido ninguna respuesta por su parte y dejando clara su indiferencia ante la situación que sufren el personal investigador", lamentan. De hecho, los trabajadores presentarán este jueves una denuncia ante la Inspección de Trabajo tras vencer el plazo de un mes que concedieron a la dirección del centro para aportar una estrategia que solucionen lo que catalogan como "irregularidades" asociadas a los puestos estructurales.

Los investigadores de Fisabio también salen a la calle

Los profesionales de La Fe no son los únicos que se han lanzado a la calle. También lo harán los empleados de la fundación Fisabio el próximo 14 de febrero. "Nos manifestamos por la precariedad y la temporalidad", señala Julio Moya, delegado del centro de investigación en la provincia de València. "En Fisabio somos unos 400 trabajadores y tenemos un 80% de temporalidad", lamenta. "Con el nuevo Gobierno esperábamos que se le diera un poco más de impulso a la investigación y han seguido la misma línea, con el mismo desconocimiento y ninguno quiere ver la situación de la investigación", lamenta.

El delegado de Fisabio en la provincia de València pone de ejemplo a un investigador que llegó al centro de Inglaterra, valenciano, y que dejó atrás un buen contrato por volver a la Comunitat Valenciana. "Se le acaba el contrato en septiembre y se va", lamenta. "Es un investigador que viene, se deja lo que está haciendo, tiene que pelearse con las trabas burocráticas y a la hora de renovar todo son zancadillas". 

Moya insiste en que entienden que hay limitaciones nacional, pero también reconoce que esperaban más implicación por la parte autonómica."Es una cuestión política, pero que empiecen a hablar, que hasta ahora no lo han hecho", apunta. "Actualmente, todas las contrataciones tienen que ser temporales, por proyecto, por obra y servicio, aunque sea necesario personal en la estructura del instituto", lamenta.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email