GRUPO PLAZA

de comprea a ind

Javier de la Llave: “No hay que cerrarse a tomar un café con alguien, aunque sea tu competencia”

13/03/2022 - 

VALÈNCIA. Corría el año 2012 cuando València se convertía en pionera en España en albergar aceleradoras de startups. La valenciana Bbooster daba el pistoletazo de salida y, poco después, aterrizaba en la ‘terreta’ Plug and Play. Desde Silicon Valley, llegaba a la ciudad una de las principales aceleradoras de compañías tecnológicas americanas, que era el inicio de una red que ha traído a tierras valencianas a emprendedores de toda España. 

Entre estas primeras hornadas se encontraba Javier de la LLave, quien estudió ingeniería informática en la  universidad Carlos III. Su trayectoria profesional empezó en 2011 en Indra, donde se dio cuenta de que la gran empresa no era lo suyo. Decidió marcharse a Destinia. "Me encantó la experiencia y pensé que quería tener algún día mi empresa", explica. De ahí a Comprea -que se fusionó con Lola Market, ahora adquirida por Glovo-, pasó poco más de un año.

La aventura emprendedora de De la Llave empezó con un proyecto "simple". Desarrollaron Singit, una aplicación que permitía acceder a la letras de las canciones que se escuchaban en el iPod Touch y en el iPhone 3. Tuvo tres millones de descargas, conseguimos ser Top 1 en 40 países y empezaron a generar ingresos con una parte de pago y otra parte de publicidad. "En ese momento dijimos, si hemos hecho esto en un fin de semana, si nos dedicamos de lleno seguro que hacemos cosas más ambiciosas", recuerda.

De Meets a Comprea

"Teníamos que haber continuado con esa idea en su día, pero son cosas que vas aprendiendo con la madurez profesional", reconoce. Decidieron crear una empresa de aplicaciones -Sweetbits- para montar diferentes proyectos y, con uno de ellos -Meets-, aplicaron a Plug and Play. "No funcionó. Nos equivocamos en bastantes cosas, desde buscarle más la funcionalidad que la utilidad. No estuvimos pendientes del encaje con el usuario antes de hacer un mastodonte", reconoce.

Decidieron bajar la persiana de Meets pero, a Plug and Play le había gustado el equipo, y les animó a montar algo conjunto. "Decidimos ver qué estaba despuntando por el mundo para coger algo que iba a venir a España. Era 2014 y la compra de alimentación a domicilio todavía no era habitual. Las grandes cadenas hablaban de cómo perdían dinero, pero en otros países como Francia, Alemania o Inglaterra estaban saliendo competidores, que eran agregadores de supermercados, y era evidente cómo estaban aprovechando la llegada de la tecnología para mejorar la logística y hacerlo rentable", explica. 

Lanzaron en 2015, crecieron mucho y rápido y abrieron en Madrid y Barcelona. Cerraron acuerdos con diferentes cadenas de supermercados como Carrefour o Día, empezaron a crecer en equipo para -como se apuntaba- finalmente, fusionarse con uno de sus competidores en 2017, Lola Market. "Los primeros meses queríamos entender la parte del comprador y lo que iba a necesitar. Nos dimos cuenta de que València era muy diferente a Madrid. Y quizá, porque hay muchos más supermercados por ser la ciudad natal de Mercadona, los supermercados están más accesibles", explica. Sin embargo, en Madrid cambiaba la situación ya que la gente pierde más tiempo al volver de trabajar. 

Contrataron a empleados que les hicieran las compras personalizadas."Teníamos a la gente que estaba dentro del supermercado contratada y luego teníamos a terceros haciendo la logística de última milla. Llegaron a ser una treintena en la compañía y fue entonces cuando empezaron las conversaciones con Lola Market. 

Sentarse con la competencia

"No hay que cerrarse a tomar un café con alguien, aunque sea tu competencia", reflexiona De la Llave. Recuerda que empezó a hablar con el CEO y vieron sinergias absolutas. "Nosotros nos habíamos centrado mucho en tecnología, ellos mucho en la parte de negocio y tenían acuerdos con otros retailers y grandes consumidores", señala. "Decidimos hacer una fusión de nuestra tecnología con su potencia de negocio". En ese momento había dos competidores más: Deliberry, en la zona de Cataluña y que acabó por centrarse en marcas locales, y Delsuper, que fue comprado por Ulabox. 

El cofundador de Comprea asegura que encontraron muchas sinergias y ventajas con la fusión. Les faltaban perfiles clave dentro de la organización que no se habían planteado al estar centrados en la tecnología mientras que a Lola Market le potenciaba la parte tecnológica. "La sinergia funcionó muy bien y, además, compartíamos pocos clientes, no había mucha duplicidad, tan solo un 1% de coincidencia", recuerda.

Tras la integración, De la Llave decidió volver de Madrid a Valencia. "Hicimos al transición, montamos el equipo y sentí que ahí acababa mi ciclo. Me quedé vinculado, he estado tres años yendo a comités de estrategia y de dirección hasta la venta a GlovoEstoy encantado con la operación y con haber sido parte en algún momento de la historia", señala. 

Innovando en Aquaservice 

Tras dejar Lola Market, el siguiente paso fue su marcha a Aquaservice. "Creo que no habría acabado en una gran corporación si no fuera por Alberto Gutiérrez", señala. "Veía Aquaservice como una startup a nivel de espíritu". La compañía quería lanzar el departamento de innovación y el ingeniero decidió centrar en la app. "Le hicimos un rediseño completo, montamos un equipo de producto digital y pasamos de tener 30.000 usuarios activos mensuales a 200.000", recuerda. Asegura que le han dado autonomía al cliente, control sobre el servicio, además de transparencia. 

Luego, decidieron montar un equipo de ciencia de datos para modelos de predicción de demanda y de análisis de cancelaciones, por ejemplo. "Hemos estado usando modelos muy a la vanguardia y con perfiles potentes", señala. A esto, se unió la parte de innovación abierta junto a Plug and Play a lo que sumaron concursos de innovación interna de la empresa. 

El salto a IND 

De la Llave asegura que siempre ha querido trabajar en alguna cuestión vinculada al deporte. "Soy deportista, desde pequeño he jugado a fútbol sala, ahora corro, nado, voy a la montaña. Siempre había tenido inquietud de trabajar en algo que estuviera alineado con mi forma de vida, mis hobbies", explica. Conoció al fundador de IND, Javi Guerrero, hace casi cinco años en los Pirineos, subiendo un 3.000. "Cuando íbamos de vuelta, me cuenta que tiene un centro de nutrición deportiva. Nosotros estábamos en la fusión de Lola Market y empezamos a compartir las diferencias entre un negocio físico y un negocio digital", recuerda el ahora CTO de IND. 

"Casi un año después, me estaba preparando un maratón, y decidí ir al centro y hacerme cliente. En ese paso, iba hablando más con Javi y viendo de cerca los cambios". IND hace planes para deportistas que quieren mejorar el rendimiento a través de la alimentación. Las variables, desde el deporte a las alergias o patologías, se meten en el configurador en la aplicación y algoritmos generan una planificación nutricional que el usuario puede seguir por la app y que un nutricionista valida previamente. "Todavía los algoritmos no llegan a hacer una planificación perfecta y el nutricionista es el que perfecciona", señala. 

Hasta la pandemia la compañía hacía todo en la sede pero reconvirtieron el modelo para prestarlo desde la app bajo la fórmula de suscripción con dos tarifas, una dedicada a las personas deportistas con retos deportivos por libre y otra para los semiprofesionales. A día de hoy, cuenta con más de 1.000 personas suscritas repartidas por España. 

De inversiones a aprendizajes

De la Llave, que también forma parte del vehículo Unitatea, señala entre los sectores clave de inversión el healthteach, con proyectos de cuidado personal en todo tipo de edades, desde niños a edad adulta. También apunta al foodtech, la movilidad, el trabajo y la educación

Respecto a qué cuestiones no volvería a repetir a la hora de montar una compañía, apunta en primer lugar la funcionalidad respecto a la utilidad. "Hay que salir con el mínimo producto viable, escuchar a los usuarios y construir con ellos", señala. También destaca la idoneidad de trabajar en todo tipo de empresas por cuenta ajena antes de emprender, al permitir ver cosas que harías y cosas que no.

Y por último, aprovechar las oportunidades de conocer a todo el mundo, hasta a tu competencia. "Por difícil o raro que te parezca, si te presentan a alguien, tomate un café, eso me sirvió para conocer a Luis, CEO de Lola Market", reconoce. "No tienes que cerrarte porque sean tus competidores, estamos empujando juntos el sector y estamos trabajando en la misma vía. Y gracias a aprovechar los contactos salió la fusión". 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme