GRUPO PLAZA

'AMORES DE VERANO'

Joaquim Bosch y Sergi Castillo: el día después de ‘Corrupción en Valencia’

3/07/2016 - 

VALENCIA. Joaquim Bosch es magistrado y acude a esta cita ataviado como tal. Es portavoz de Jueces para la Democracia, un fijo del star system televisivo cuando se trata de rendir cuentas ante las derivadas judiciales de la actualidad política; voz correosa frente al sinfín de casos de corrupción. En el primer saludo se acaba haciendo referencia a un episodio en los años ochenta en las barras de bar en las cuales conoció a su mujer. Sergi Castillo llega cruzando el pequeño riachuelo ajardinado hasta darse con el Museo de las Ciencias de Valencia, con un carácter científico todavía por resolver. Castillo ha trabajo en un buen puñado de medios, en muchas ocasiones inevitables topándose ante las crecidas corruptas. Su libro Tierra de saqueo supuso el mejor manual para fijar la realidad corrupta que desdibujaba la superficie valenciana. Está a punto de casarse.

Aunque todavía no son las nueve un grupo de turistas asiáticos se arremolinan por el complejo futurista tal que si fuera la una de la tarde. Sus bríos están descompensados con los de los ciudadanos aborígenes y unos y otros andan a ritmo distinto.

Joaquim Bosch y Sergi Castillo han venido a hablar de corrupción.

¿Qué hizo que quisierais estar activos ante la corrupción? 

Sergi Castillo: Hace tres años como tantos periodistas estaba en paro, no paraban de salir casos de corrupción y ya no sabías de cuál estabas hablando porque había tantos que era caótico. En ese momento yo era presidente de mi comunidad de vecinos y había que hacer una reforma en la fachada. Pedí presupuestos y uno de los empresarios me dijo que si lo elegía a él me daba de regalo una reforma para mí solo. En ese momento me planteé qué estaba pasándonos que incluso para una pequeña reforma terminaban ofreciéndote un soborno. Comencé a hacerme preguntas: ¿sucederá lo mismo en las Fallas?, ¿en el proveedor de bebida?, ¿en las bandas de música el que arregla los instrumentos también se lleva comisiones? 

Joaquim Bosch: La lucha contra los delitos, fundamentalmente los delitos de los poderosos, que son los más complicados porque tienen mayor capacidad para impedirla, siempre me pareció que era clave para la civilización, porque sin el estado de derecho lo único que hay es la ley de la selva. Y la corrupción es una de las cosas más peligrosas contra un estado de derecho. Que yo sepa ningún estado democrático lo ha dejado de ser por el terrorismo, porque ha sabido resistir ante ello, pero sí ante la corrupción. 

bosch: "La corrupción nace con esa frase tan común de ‘todos hacen lo mismo y yo también lo haría si pudiera’"

¿La gran corrupción nace en esos pequeños sobornos como el de la comunidad de vecinos?

Joaquim Bosch: Creo que nace más de arriba hacia abajo. Es verdad que la corrupción de los políticos es un reflejo de la sociedad, pero la suya es más peligrosa porque en lugar de dar un buen ejemplo es más bien al contrario. Si las instituciones tuvieran recursos y la persiguieran de manera efectiva facilitaría mucho lo que pasa en el ámbito social, pero sucede al revés, con esa frase tan común de ‘todos hacen lo mismo y yo también lo haría si pudiera’. 

Sergi Castillo: Un pequeño apunte. Aquella empresa que me ofrecía ese soborno como aval me decía que había trabajo en la administración y para varias consellerias. Se había extendido de tal forma ese modus operandi

Foto fija a la corrupción. ¿Cuál es el momento?

Joaquím Bosch: Muy preocupante. Es verdad que hay cerca de dos mil personas investigadas por corrupción, pero eso demuestra que es sistémica, la corrupción conocida es sólo la punta del iceberg, la gran mayoría no se conoce y no se conocerá nunca. Que la base del iceberg sea tan grande nos da una pista inquietante sobre cómo será su base… También es muy preocupante por la falta de recursos de las instituciones para poder investigar y castigar adecuadamente. 

Sergi Castillo: Recuerdo hace también tres años una conferencia de (José Antonio) Martín Pallín en la que le preguntaron si en la Comunidad Valenciana había una corrupción sistémica. Él dijo que no porque eso era de repúblicas donde has de pagar un peaje por todo, por llevar a los niños al colegio, por la sanidad… Pasado el tiempo creo que se equivocaba, porque estábamos pagando peaje por el césped de los campos de fútbol artificiales, por las bombillas que ponen en las farolas, por la sanidad, por la construcción de los colegios…Claro que ha habido corrupción sistémica.

Foto: EVA MÁÑEZ

Castillo: "La sociedad debería ser mucho más exigente de lo que es con sus responsables políticos"

Joaquim Bosch: Cuando hablo de corrupción sistémica no quiero decir que todos los políticos sean corruptos, la mayoría serán honrados, pero es suficiente que haya una minoría de ellos con capacidad alta de decisión para que acabe contaminándolo casi todo. 

¿La gran cantidad de casos ha convertido la corrupción en una rutina que apenas escandaliza?

Sergi Castillo: Parece que se haya interiorizado… El resultado electoral demuestra que la sociedad debería ser mucho más exigente de lo que es con sus responsables políticos.

Joaquim Bosch: Yo no hago ninguna reflexión sobre los resultados electorales porque como juez no debo, pero sí digo que igual que hay políticos corruptos hay un electorado corrupto. Hay partes del electorado que consideran que no tienen por qué dejar de votar a una candidato porque haya estado implicado porque en el fondo todos harían lo mismo.

Foto: EVA MÁÑEZ

Castillo: "En estos momentos hay quince exconsellers condenadoso imputados/investigados. Una cifra como ésta no se da en ni ninguna democracia avanzada"

Bosch tiene una sonrisa que cae como estruendo y que le sirve como artilugio para repensar las respuestas, Castillo se da casi siempre un par de segundos tal que una jornada de reflexión entera. Valencia,corrupción y tópicos…

¿Es verdad que la corrupción, como la paella, en ningún sitio como aquí?

Joaquim Bosch: Simplemente hay que ver los números objetivos, y aquí tenemos unos índices de cargos políticos imputados que no tienen prácticamente equivalencia en todo el Estado. Mi impresión es que el boom de la construcción generó muchos hábitos en torno al dinero negro que llevó a todo lo demás. 

Sergi Castillo: En estos momentos hay quince exconsellers condenados o imputados/investigados. Una cifra como ésta no se da en ni ninguna democracia avanzada. Es un hecho diferencial, por desgracia. El nivel de miseria de los casos de corrupción, de robar a las monjitas, de robar a la cooperación, de robar a las niñas infectadas de SIDA en Sudáfrica… un nivel de ruindad.  

¿Y por qué se llegó a ese extremo?

Sergi Castillo: Por la creación de una estructura idónea para la corrupción en la que no se facilitaba información de los contratos que sedaban, donde no llegaba más información que la de Canal Nou o medios afines… Los pocos periodistas que se dedicaron a investigar la corrupción estuvieron perseguidos, creaba unos conflictos que hacía que los propios editores se lo plantearan: ¿qué necesidad de meternos estos líos pudiendo hablar bien y recibir publicidad institucional? Daba alas a que viniera cualquier corrupto e hiciera lo que les daba la gana, pensaban que eran impunes.

¿Los periodistas valencianos han estado a la altura? 

Sergi Castillo: No hemos estado a la altura, pero tampoco los políticos (los de la oposición), ni la sociedad civil...porque no supimos llegara tiempo a lo que estaba pasando. Como todos estaban más o menos bien miramos a otro lado.

¿Y el poder judicial? 

Joaquim Bosch: Ahora está a la altura dentro de las posibilidades que tienen, pero la realidad es que suele llegar tarde, cuando el mal ya se ha producido. Es más importante la prevención del delito y tenemos un problema grave que el poder político no ha sabido solucionar. Tenemos una legislación administrativa por la cual es muy fácil adjudicar contratos públicos a los amigos, es una de las claves del problema y el poder político apenas pone interés en ello. No es normal que se adjudiquen millones de euros sin que sea la mejor oferta para la sociedad y que no salten las alarmas. En general el poder político quiere gastar el dinero rápido porque es más ágil y más eficaz…pero después tenemos las secuelas que tenemos. Tampoco hay equivalentes en otros países de Europa en los que tengan tanta libertad para entregar el dinero público de esa manera.

Bosch: "las sociedades más informadas son las que menos admiten la corrupción"

¿Qué se puede hacer para que la corrupción no salga tan barata? 

Sergi Castillo: Para empezar, informar, con un sistema de medios públicos y privados plural. En las sociedades con más libertad informativa es donde menos corrupción hay. Pero hemos ido camino de lo contrario… 

Joaquim Bosch: Los hechos en Valencia demuestran que la corrupción no pasa factura excepto que la población lo esté pasando mal. Efectivamente las sociedades más informadas son las que menos admiten la corrupción. Pero que haya muchos medios no significa que la sociedad se informe… Las redes sociales generan un efecto óptico por el cual quienes están más informados lo están quizá más que nunca pero se creen que el resto de la población también, y no.

¿Tantos casos conocidos generan un efecto lo suficientemente disuasorio como para que no se repitan episodios similares?

Joaquim Bosch: Pienso que sí, pero la respuesta judicial no es lo suficientemente contundente. En la medida que haya reacciones los delincuentes se van a espantar. Pero pocos políticos hay en la prisión… Cuando escuchas las grabaciones te das cuenta de que creen que no les ocurrirá casi nada.

¿Se puede repetir un caso Gürtel?

Sergi Castillo: Se puede repetir un caso Gürtel, hay que estar en alerta y no crear la opacidad para que los que quieran robar lo tengan tan fácil.

Joaquim Bosch: Por supuesto que sí, porque las mismas estructuras objetivas que lo hicieron posible continúan estando, continúan sin cambiar las leyes administrativas que les impiden contratar a quienes quieran y no con la mejor oferta, continúan sin tener un control independiente interno en las instituciones,los técnicos independientes han sido sustituidos por asesores de partidos… Los controles externos prácticamente no existen, los juzgados estamos en la cola en la relación de jueves por habitante, por detrás de países como Moldavia yAlbania. No ha habido voluntad de endurecer las penas contra la corrupción.Hace poco hemos tenido una reforma del código penal que ha endurecido casi todas las penas, y una de las pocas que no se han tocado ha sido la de la corrupción, a pesar de la presión de la sociedad el gobierno no ha querido incrementarla. Tenemos la misma situación que posibilitó el caso Gürtel. 

-

Para este verano Joaquim Bosch recomienda leer Paris-Austerlitz de Rafael Chirbes y El Establishment de Owen Jones. Sergi Castillo verá la última temporada de House of Cards

Foto: EVA MÁÑEZ 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email