GRUPO PLAZA

entrevista al presidente Ejecutivo de Asociación Española de Fabricantes de Juguetes

José Antonio Pastor(Alumni ESIC): "La misión del director es hacer brotar a las personas"

12/10/2021 - 

VALÈNCIA.  Actualmente estás en AEFJ como Presidente Ejecutivo. Pero, empecemos por el principio, ¿cuál fue tu primera experiencia profesional?  

Entré en el año 1992 en la AEFJ, recién terminado ESIC – Gestión Comercial y MK, con la tarea de crear el Departamento de Promoción Exterior de la AEFJ, así es que compaginé el trabajo con el Master de Comercio Exterior, también de ESIC y con el Curso Superior de Comercio Exterior de la EOI.

Durante los estudios, y previo a entrar en AEFJ, hice algunos trabajos, pero nada serio, más bien como una ayuda de ingresos extras en aquella etapa.

Después de ahí, ¿qué puestos (empresas) te han marcado más para desarrollarte profesionalmente?

El trabajo en una asociación como AEFJ es de por sí muy diverso y diferente cada día. Igual estamos con temas legales, normativos, técnicos, que con campañas de imagen, una misión comercial, etc. Tuve la suerte de pasar por varios departamentos y la creación de dos ellos, el de Promoción Exterior y el Marketing y Comunicación, pero también pasé por la Secretaría Técnica y Adjunto a Dirección. Casi son ya 30 años en los que he podido colaborar con instituciones que me han aportado mucho, profesional y personalmente, el Consejo Internacional del Juguete, la Federación Europea, el Instituto Tecnológico, patronales (regionales y nacional) etc.  Pero quizás, una de las que más me ha aportado en todos los sentidos haya sido la Fundación Crecer Jugando, por su carácter solidario

¿En qué momento decides hacer un máster? 

Entré en 1992 en la AEFJ para crear el Departamento de Promoción Exterior, así es que decidí complementar mis estudios con un Master centrado en lo que se había convertido mi objetivo profesional. Creo que fue una buena decisión. 

¿Por qué en ESIC?  

En cuanto a la carrera, fue una decisión consensuada con mis padres. Vimos una oportunidad en una especialidad nueva, si todo iba bien acabaría con la primera promoción en Valencia, y no había más oferta, en esto ESIC fue pionera, al menos para mí. Me influyó también en buena medida un exalumno con el que tenía amistad, que era de Madrid. El primer curso lo hice allí, pero después decidimos trasladarme a Valencia y formar parte de la primera promoción.

Elegí ESIC porque ya lo conocía, porque la experiencia había sido buena, y porque tuve muy buenas referencias por parte de varias empresas. 

¿Qué supuso tu paso por ESIC?

Es una edad en la que estés donde estés y hagas lo que hagas, te marcará de por vida. Para una persona de pueblo pequeño como yo, la universidad fue un periodo de descubrimiento y desarrollo personal integral. En mi caso, un trabajo académico me llevó a entrevistar al presidente de AEFJ, quien durante la segunda vez que nos vimos, me ofreció un trabajo y un objetivo, para mí, ilusionantes e imposible rechazar, y todavía siguen siendo así.

Creo que tener profesores profesionales, que tenían su día a día en la empresa, nos acercó a la práctica y a la realidad del mundo empresarial para el que nos preparábamos.

En las entrevistas de selección que has realizado durante tu vida profesional, ¿qué destacabas de ti que no apareciera en el curriculum vitae?

Vocación de servicio, compromiso y lealtad.

Ahora que estás al otro lado ¿Qué competencias valoras cuando incorporas una persona a tu equipo?  

Que sea una buena persona y positiva.

Todo lo demás es misión del director hacerlo brotar de las personas. Si las ilusionas en el proyecto se comprometen con él. Si se comprometen, se convierten en leales. Las personas comprometidas, ilusionadas y leales, suelen ser positivas.

¿Qué consejo le darías a tu “yo” universitario?

¡Huyyyy! No acabaría la lista. Supongo que lo mismo que les digo ahora a mis hijos. Que lean más, sobre todo a los clásicos; que se vayan un par de años a estudiar al extranjero y que tengan una formación de base amplia. Ya habrá tiempo de especializarse en lo que profesionalmente se les requiera. Cuantas más experiencias vitales, mejor (voluntariados, extracadémicas… En fin, no acabaría la lista.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email