GRUPO PLAZA

entrevista al director general de Área Desarrollo

José Luis Palau: "A los clientes hay que ofrecerles facilidades y no problemas"

Área Desarrollo es una consultoría inmobiliaria integral que aúna la experiencia y el conocimiento del mercado local con un amplio abanico de servicios

27/03/2019 - 

VALÈNCIA. ¿Qué tienen en común la sede de MSC en Valencia, la reconversión de un antiguo edificio de oficinas en la calle Cronista Carreres- Ciudadela y la nueva Piscina Valencia? Todos estos proyectos han pasado por las manos de Área Desarrollo, una de las cuatro áreas de Simetría Grupo Empresarial. Simetría es un conglomerado de negocios (construcción, servicios, materiales y desarrollo o consultoría inmobiliaria estratégica) que se complementan y que están orientados a la innovación y a ofrecer un servicio de calidad a sus clientes. 

La trayectoria de los profesionales que forman Área Desarrollo es el origen de esta empresa. José Luis Palau, Manuel Yllera y Francisco Gascón llevan muchos años trabajando en el sector y toda esa experiencia, “son muchas promociones y gestión de suelo a nuestras espaldas”, asegura José Luis Palau, director general de la compañía, se ha trasladado a un nuevo concepto de consultoría inmobiliaria. “Unimos el conocimiento del mercado local y sus particularidades con la capacidad de levantar y atraer inversión, algo clave ahora que se han transformado los jugadores, con perfiles inversores mucho más financieros, a los que podemos aportar más seguridad a la hora de tomar sus decisiones de inversión en el mercado local”.

Y a esa experiencia se añade que disfrutan con su trabajo y que “tan orgullosos estamos de hacer un hospital en Moreras que de hacer para un promotor local cinco chalets en Rocafort para el alquiler. Merecen el mismo respeto y la misma dedicación”, asegura Palau. 

 

–¿Qué os diferencia de otras consultoras inmobiliarias? 

–Somos una consultoría inmobiliaria integral. Eso significa que tenemos mucha versatilidad porque nuestro abanico de servicios es muy grande. Ofrecemos un servicio profesional de asesoría inmobiliaria, especializándonos en la gestión urbanística, desarrollo de proyectos inmobiliarios y gestión de la construcción, dirigidos principalmente a Family Office, promotores y cliente privado. Podemos hacer desde la búsqueda de un activo para un inversor, generándole una oportunidad vía intermediación de un suelo, hasta realizar un análisis técnico o urbanístico previo para que tome una decisión de inversión, o incluso una promoción delegada para un pequeño promotor o para un Family office que quiera tener, por ejemplo unas viviendas en patrimonio, pero no quiera asumir los riesgos de construcción y en estos casos nosotros nos encargamos de todo y él nos las compra al final, cuando ya están terminadas.

–¿Cuál es la filosofía de Área Desarrollo?

–En la búsqueda de negocio para un tercero, que es a lo que nos dedicamos, hay que ofrecerles facilidades y no problemas. Y para eso hay que ser muy imaginativos y conocer muy bien las necesidades de los clientes. Además, no queríamos centrarnos solo en la intermediación pura, sino dar esa gestión integral con diferentes perfiles, por eso contamos con un equipo multidisciplinar. Pero por encima de todo está la honestidad con la que hacemos nuestro trabajo. Ganamos muchas veces más diciéndole a un cliente o aconsejándole ‘no hagas ésto’ que diciéndole ‘hazlo’. Debemos tener la independencia y la libertad para que cuando no nos creemos un proyecto poder decírselo al cliente, porque al final aunque estemos perdiendo un negocio en el corto plazo, estamos ganando un cliente a largo plazo.

–En estos cuatro años de vida habéis participado en proyectos muy significativos.

Cada proyecto es muy ilusionante, pero sí que es verdad que unos tienen más repercusión que otros. Nuestra primera operación fue localizar un activo adecuado para las oficinas corporativas de MSC en el barrio de Moreras de la ciudad de Valencia. En un solo proyecto reunimos toda la gama de servicios que podemos ofrecer a un cliente. Localizamos el suelo apto, le confeccionamos un proyecto, hicimos la construcción y se lo entregamos llave en mano. La relación fue tan buena que hoy llevamos el mantenimiento del edificio. La confianza que deposito MSC en nosotros fue muy importante. Nosotros somos una empresa muy de cliente, que es una palabra que para mi tiene que ver mucho con la recurrencia, con la fidelización. Ahora con éllos estamos haciendo otras cosas, como una plataforma logística para contenedores. Además este proyecto nos dio una manera de entender el negocio que nos abrió puertas a otros proyectos.

–Otro proyecto que ha venido de la fidelización es el de Piscina Valencia...

–Sí, con la empresa Demmero Group, que lleva la gestión de centros deportivos bajo la marca SUMA Fitness Club, hicimos la reconversión de los antiguos cines Rafalafena de Castellón en un centro deportivo espectacular. Y ahora estamos trabajando con ellos en la rehabilitación integral de la Piscina Valencia. Es un orgullo que hayan confiado en nosotros, será un edificio emblemático, en una ubicación inmejorable y que dará un servicio de máxima calidad a los usuarios. Este tipo de alianzas con inversores y promotores locales es muy importante para nosotros, porque se crean muchas sinergias y podemos seguir creciendo con ellos en otros lugares.

–¿En qué otros proyectos estáis trabajando ahora?

–En estos momentos tenemos sobre la mesa varios proyectos. Hemos empezado a entregar las viviendas de un proyecto que iniciamos hace casi cuatro años. Cuando nadie apostaba por Valencia, desde un punto de vista de inversión internacional, conseguimos traer a Invesco, un fondo americano, para invertir en la reconversión de un antiguo edificio de oficinas en 56 viviendas, en la calle Cronista Carreres- Ciudadela, con excelentes vistas al río, donde hicimos un proyecto integral, que incluía el cambio de fachada y lo dotamos de importantes zonas comunes, y que ha gozado de una gran acogida en el mercado. También con Invesco estamos realizando una rehabilitación integral, y técnicamente muy compleja, en un edificio en la calle Génova de Madrid.

Y además estamos trabajando en un proyecto vinculado a la salud, en el barrio de las Moreras, donde un grupo de inversores valencianos han decidido crear un referente a nivel europeo y mundial en este campo.

–¿Cómo ha cambiado el mercado?

–Han cambiado las formas de hacer las cosas y los jugadores. Antiguamente era un promotor, una persona física y local que sabía hacer muy bien las cosas, con proyectos muy personalistas (compraba el suelo, visitaba la obra, controlaba los oficios y arriesgaba su patrimonio). Ahora el capital está mucho más profesionalizado, busca un retorno muy concreto y mide muy bien las palancas financieras. Esto te obliga a tener unas herramientas de información mucho más profesionalizadas, unos mecanismos de control y reportar a capitales de diferentes países. Se necesita un equipo muy senior y multidisciplinar. De ahí también la estructura que tenemos en nuestro equipo. Que un cliente, con un solo interlocutor, pueda decidir que parte de nuestro portfolio de servicios quiere usar. 

También están apareciendo nuevos usos en el mercado, como el co-living (vivienda compartida), apartahoteles, hostels, proyectos inmobiliarios para mayores, por no hablar de la logística de la última milla o la logística urbana, pero por desgracia la normativa va por detrás, y debería ser más flexible para permitir la compatibilidad de usos, y adaptarse a las necesidades y demandas del mercado. 

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email