X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

decano de la facultat d'economia de la uv

José Manuel Pastor: "La Comunitat está infrafinanciada pero ni en la universidad ni en la calle se percibe"

10/10/2015 - 

VALENCIA. “Tenemos un modelo económico que no absorbe a universitarios”. Esta es la visión del actual decano de la Facultat d'Economia de la Universitat de València (UV), José Manuel Pastor, quien tomó posesión recientemente tras la marcha de Vicent Soler a la Conselleria de Hacienda.

Licenciado y doctor en Ciencias Económicas y Empresariales por la UV, es profesor titular y catedrático del departamento de Análisis Económico e investigador del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas y está especializado en economía bancaria, economía regional y economía de la educación 

-¿Se supone que estamos saliendo de la crisis. ¿Es solo a nivel macroeconómico o la gente lo está notando?

-Las cifras macroeconómicas nos dicen que estamos creciendo a buen ritmo pero todavía hay riesgos que amenazan a esta recuperación económica. Eso sí, para que se llegue a notar a pie de calle, a esos cientos de miles de familias que tienen todos sus miembros en el paro o los parados de larga duración que difícilmente encuentran empleo o aquellas personas que no tienen ni formación ni experiencia laboral, lo van a tener bastante difícil. Para estas personas la crisis no ha acabado y seguirá. Pero a nivel macro económico, si seguimos a este ritmo, se creará empleo.

-¿Pero existen plazos?

-No se puede hablar de plazos sino de riesgos que amenazan esta recuperación. Desde que Europa entre en recesión y ponga el freno hasta que los países emergentes ralenticen como está pasando con China. Riesgos como que el pulso del independentismo catalán continúe. Esas cosas son riesgos con mayor o menor probabilidad de que sucedan y que pueden parar este proceso de recuperación. Para que se cree empleo hace falta que éste sea sostenible y que se acompañe de reformas que ya se han hecho y que todavía se pueden hacer.

-Standard & Poor’s decía que había riesgo de, según quien ganara las elecciones o cómo resultara el parlamento tras elecciones.

Evidentemente. Dependiendo del Gobierno se genera incertidumbre y se generan cosas como dejar de pagar la deuda y otras medidas que a los inversores no les gusta. El riesgo es lo peor. ¿No dicen eso de que no hay nada más miedoso que un millón de dólares? Evidentemente, a los inversores no les gusta la incertidumbre y cualquier cosa que haga peligrar la certidumbre en un horizonte de medio a largo plazo hará que la inversión se frene y el proceso de recuperación se vea comprometido.

-¿Quedan medidas por tomar?

-Se ha avanzado bastante en la reforma laboral. Yo creo que lo fundamental para crear trabajo, empleo de calidad, es eliminar la dualidad. Y habría que intentar acabar con ella. Con la reforma laboral se ha conseguido algo pero la situación es diferente en ambos casos. Aquí hay dos grupos de personas que son los que tienen contratos temporales y precarios, que son los que entran y salen del mercado y por lo tanto no tienen experiencia en un puesto de trabajo y es una forma de adquirir capital humano o con contrato indefinido. Habría que intentar que entre ambos la diferencia no fuera tan elevada.

"Está demostrado que los países con legislaciones laborales más flexibles, que no precarias, tiene menos tasa de paro"

Por sus contribuciones en este ámbito fue el último premio Jaime I, Dolado. Yo creo que esto es importantísimo, y no está claro que las legislaciones más flexibles sean las que desanimen a la contratación. Está demostrado que aquellos países con legislaciones laborales más flexibles, que no precarias, son las que menos tasa de paro tienen. Aquí hay que conseguir empleo de calidad, empleo flexible, que al empresario no le de miedo contratar a un trabajador por este tipo de rigideces.

-¿Cómo ve la Comunitat respecto a su situación económica? ¿Alguna medida que tomaría ya para propiciar la recuperación económica?

-En la Comunitat tenemos una renta per capita 13 puntos inferior a la media de España. La situación económica de la Comunitat Valenciana está mal por el modelo económico que tiene. Esperemos que el nuevo conseller, que lo han puesto específicamente para eso, vaya a tomar medidas en este sentido. Aunque el modelo económico no lo cambia el Gobierno, lo cambian las empresas.
Lo que debe hacer el Gobierno es sentar las bases para no entorpecer. Un modelo económico que tiene que ser más intensivo en conocimiento.

Irnos de los sectores más tradicionales y menos intensivos en capital humano y nuevas tecnología a aquellos que son más intensivos en conocimiento porque son los sectores más productivos, los que generan más valor añadido. Los que van a permitir colocar a nuestros universitarios de forma satisfactoria y los que van a generar empleo de calidad y bien remunerados. El modelo económico que tenemos en la Comunitat Valenciana está muy mal.

Luego, para destinar ayudas e incentivos a que las empresas hagan uno u otro tipo de actividad hace falta dinero. Y claro, la financiación autonómica debe ser un pilar fundamental. Sin dinero no se pueden hacer muchas cosas. 

-Hablamos mucho de infrafinanciación pero, ¿cree que la sociedad valenciana es consciente de ella? 

-Desde la universidad se entiende que en el ámbito de la formación de las personas que trabajan y estudian en la universidad hay una mayor concienciación. Pero, de todas formas, ni en la universidad y sobre todo en la calle, se percibe que la Comunitat Valenciana esté infrafinanciada. Vivimos en un país libre donde los ciudadanos podrían moverse a uno u otro sitio dependiendo de donde reciben mejor servicio por los impuestos que pagan. Evidentemente, esto es utópico.

"Ni en la universidad y sobre todo en la calle se percibe que la Comunitat Valenciana esté infrafinanciada"

La gente pagamos los impuestos pero no sabemos qué tipo de servicios reciben en otros territorios aunque gastan por habitante más en sanidad y educación, que son las dos partidas básicas. En la Comunitat Valenciana no hay dinero para cubrir estas competencias básicas. Lo primero que hace falta es que la sociedad valenciana se movilice.

Los empresarios lo han hecho y ahora hace falta que en general, desde la sociedad civil, se abandere este problema porque esto compromete a la autonomía. Llevamos mucho tiempo en los que nos faltan miles y miles de millones que se está diciendo que pueden reconocerse en algún momento como deuda histórica para compensar.

No solamente estamos hablando de que las inversiones en la Comunitat Valenciana sean sistemáticamente por debajo de nuestro peso. La Comunitat pesa alrededor  del 10% de España depende del indicador y en inversiones del Estado estamos siempre en torno al 6-7%. Esto es solo un ejemplo que se manifiesta en mejores carreteras, etc. Pero con lo que en términos de financiación recibimos con lo que nos da el Gobierno Central no nos llega para educación y sanidad.

A partir de ahí partimos de una situación deficitaria cuando el Gobierno, el pasado y el presente, hace que esto se tenga que cubrir con déficit. No estoy negando que no haya habido despilfarro, que lo ha habido, pero una parte importante, según un estudio de financiación que se hizo en el IVIE, viene de la financiación. Si nos hubieran dado un lo mismo de media que el resto de autonomías de España tendríamos una deuda infinitamente mejor e infinitamente más reducida y esto lo debe saber la opinión pública.

-Mónica Oltra dejó caer la posibilidad de que la gente saliera a la calle, o algo parecido, para reivindicar una financiación justa.

-No sé yo como se convoca una manifestación, pero igual es por eso, porque no hay conciencia de que estamos infrafinanciados. No hay conciencia de la importancia que tiene el dinero para el bienestar de los valencianos. Esto es verdaderamente curioso, cuando hablas con otras personas, y te dicen que esa región ha podido cumplir el déficit porque ha hecho los deberes. Para nosotros es materialmente imposible cumplirlo. Y no será por falta de insistencia pero hay que hacer algo porque esto compromete  el futuro de los valencianos.

-¿Ven alguna forma de resolver la histórica deuda con las universidades de la Generalitat?

-Eso es otro aspecto que la sociedad debería de conocer. Nadie habla de deuda de sanidad porque tenemos sanidad gratuita para todos los ciudadanos. La universidad no es gratuita y universal. El que no tiene becas paga ahora alrededor del 20% del coste real de los estudios. El otro 80% lo paga el contribuyente. Las universidades reciben alrededor del 67% del presupuesto en forma de transferencia del Gobierno regional. Cuando las universidades tienen deuda no quiere decir que estén gastando más. Gasta menos, lo que pasa es que el Gobierno no les está pagando lo que le debe, las transferencias que ha dicho que le iba a pagar.

La carga de intereses que paga la Universitat de Valencia y las universidades públicas valencianas en general es importante porque tienen que pedir préstamos extraordinarios para cubrir los pagos. No es porque gasten más sino que al Gobierno regional no le ha dado para cubrir las transferencias. A pesar de eso, los resultados de las universidades durante tiempos de crisis han sido muy satisfactorios aunque las transferencias no han sido pagadas. Y el presupuesto de las universidades se ha reducido notablemente desde 2007.

-¿Se plantea la necesidad de más inversión privada que llegue a las universidades públicas?

-Ese modelo no sé por qué no tiene cabida o no es muy utilizado en la universidad española como en otros países. La universidad Florida State University, que tiene sede  aquí en Valencia, tiene un tercio de su presupuesto en forma de donaciones  de egresados. De gente que ha estudiado en la universidad. Esto de hacer redes de los estudiantes que pasan por la universidad y de hacer donaciones también se hace mucho en la London School of Economic. Casos particulares que yo conozco, cuando tienen un proyecto interesante convocan a la gente, les cuentan y entonces ponen un poco de dinero. Esta puede ser una vía a explorar en el futuro, pero no está siendo utilizada en absoluto.

-¿Licenciatura o Grado?

-Los Grados han reducido la duración de los estudios de cinco a cuatro años. Esto implica que es más flexible que el estudiante cuando termine lo complete con un master oficial. La complementación de los estudios de grado con un master, es bueno porque un estudiante que ya ha estudiado el grado y está más maduro ya sabe lo que le gusta y es un buen complemento realizar un master de aquella especialización que quiera.

En la Facultat d’Economía tenemos 16 masters como contabilidad, administración y creación de empresas, internacionalización, ciencias actuariales, un gran abanico. Ahora está el debate abierto sobre si la nueva ley de enseñanza universitaria sobre si se va a hacer 3+2. De hecho, se está debatiendo sobre qué es más adecuado. Deberíamos haber acometido lo de los tres años antes, hacer grados de tres años antes. Ahora, a los profesores se nos exige otra vez un cambio a coste cero. No vamos a recibir una compensación económica por esa sobrecarga de trabajo.

Y esto es importante porque si se acomete flexibilizaría los estudios pero debería ir acompañado de una política de becas. Los master son alrededor de tres veces más caros que los estudios de grado. La universidad, especialmente la pública, es la mejor forma de ascensión social que hay en este país. La oportunidad e igualdad de acceso debe de garantizarse y no debería quedarse ningún estudiante por escasez de recursos sin poder ir a la universidad pública. Con los másteres es más complicado. Ya no estamos hablando de una matrícula de unos 1.000 euros sino de 3.000 y pico. Si no se hace una política adecuada de becas y se reduce el precio de los másteres el paso al 3+2 será perjudicial porque disminuiría ese papel de una universidad pública que da acceso a todos. 

-¿Cuál es la empleabilidad actual de los licenciados?

-Las estadísticas que se han publicado en Educación, que son datos de Seguridad Social de 2009, son de un 73%. Somos el centro con la tasa de estudio más alta en estudios de ADE en la Comunitat Valenciana. En el IVIE hicimos un estudio y es que los universitarios tiene más posibilidades y nadie debe dudar de las ventajas que supone tener una titulación universitaria.

"Tenemos un modelo económico que no absorbe a universitarios"

Es cierto que tenemos problemas sobrecualificación. Somos líderes después de Lituania en sobrecualifciación. Tenemos el 30% de nuestros universitarios en puestos para los que no hace falta titulación universitaria. Esto no es debido a que sepan menos sino al modelo económico. Tenemos un modelo económico que no absorbe a universitarios. Primero porque nuestras empresas contratan a un número menor de universitarios y segundo porque tenemos un tipo de empresa en unos sectores que son menos intensivos en capital humano y por lo tanto eso dificulta la inserción laboral.

Volviendo al tema de la tasa de paro, cogimos a todos los estudiantes de las universidades públicas valencianas y viendo las titulaciones vimos la tasa de afiliación a la seguridad. Y en una diferencia de tres años había diferencias enormes. Por ejemplo, las que menos salida tienen son las humanidades y las más altas las de medicina y enseñanzas técnicas. Pero conforme ha ido pasando el tiempo, a los cuatro años después de acabar la carrera, más del 90% estaban afialiados. El otro 5% no quieren trabajar, se han muerto o se han ido al extranjero. Al final la tasa de paro es reducidísima. Además, la población de universitarios tiene una tasa de paro que es la mitad que la general. Pero no se inserta laboralmente de la misma forma a un universitario aquí, en Extremadura o en Madrid. Tenemos un problema de modelo y de tamaño empresarial. 

-¿Debe readaptarse la universidad?

-Tenemos demanda de cursos de especialización, que es lo más flexible. Sobre todo, tenemos en cuenta que las titulaciones oficiales tienen que pasar unos filtros y tener una certificación y hay un debate entre universidades y empleadores sobre qué demandan las empresas. Eso tiene que ser siempre así. Pero lo que es más flexible son los masteres, títulos propios y cursos de especialización.

Esto es muy importante porque cuando hay una demanda se puede cubrir. Recientemente empresarios de Gandia que nos pedían a gente especializada en finanzas corporativas, internacionalización de la empresa y en un año tienes implantado un título con personal bien formado para cubrir esa necesidad. La universidad debe adaptarse y estar en contacto con la empresa.

Otro debate es si la universidad pública debe ofertar titulaciones que a priori tiene pocas salidas laborales o poca demanda. Pero esas titulaciones son muy útiles porque al final cuando roban el Codice Calixtino inmediatamente van a la Universidad de Compostela a ver a un especialista en historia medieval. Hay titulaciones que por el valor social que tienen deben de darse. Eso es la riqueza cultural. No tenemos que estar directamente conectados al mercantilismo de lo que demandan las empresas. ¿En qué proporción? En cero no.

-En pleno debate de colegios profesionales, ¿colegiación sí o no? ¿Debería ser obligatoria?

-Yo estoy colegiado en el colegio de Economistas. Es importante emplearlos para el reciclaje. En Valencia tenemos el Colegio de Economistas, de Titulares de Mercantiles y Empresariales, las Asociación Profesional de Asesores Fiscales. Con todos tenemos muy buena relación. Los colegios prestan un servicio muy importante en cuanto a la formación de los profesionales. Cuando uno acaba la carrera, cuando hay novedades informan, y también son importantes para el establecimiento de redes, que mantengan el contacto profesional con gente que tiene sus mismos problemas. Sobre la fusión, me habría gustado que se fusionaran.

-El antiguo decano es el conseller de Economía, ¿le pide consejo?

-El conseller nos tiene en la Facultad para lo que quiera. A veces nos pide profesionales para un tema concreto que le pueda ayudar. Le solicitamos su presencia para conferencias. Tenemos una relación estrecha y es una suerte que el conseller de Hacienda sea de la universidad de Valencia y de la Facultad d’Economia en una conselleria tan importante. Y es importante que alguien de la universidad teniendo estas altas responsabilidades en el ámbito de la política. Es importantísimomo que haya mucho personal de mando de la universidad en el actual Gobierno. Somos gente muy formada y esto es bueno para la Comunitat. En el caso del conseller es catedrático de Economía Aplicada de la UV. 

-La Universitat de València siempre ha destacado por su Facultat d’Economía. ¿Por qué? ¿Qué van a encontrar que no haya en otras?

-No lo digo yo, lo dicen rankings como el de Shangai. Estamos entre las 200 primeras universidades del mundo. Es un ranking que de las 17.500 universidades que hay en el mundo solo analiza a los 2.500 mejores. Es un orgullo porque se barajan muchos indicadores de docencia, de investigación. Salió un estudio que en la Comunitat Valenciana, de los diez economistas más citados, ocho eran de la Facultat d’Economía de la Universidad de València. Nuestra excelendencia pasa porque tenemos un abanico de titulaciones. Tenemos cinco titulaciones, dobles grados, 16 másteres oficiales. No hay ningún otro centro más importante en la Comunitat en oferta académica y excelencia. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email