GRUPO PLAZA

Juan de los Ángeles (C4E Consulting Services): "La crisis ha reflejado una sociedad dinámica y solidaria y eso será clave a la hora de salir de ella más rápidamente"

3/06/2020 - 

VALÈNCIA. Poco a poco vamos superando fases de desescalada y vamos acercándonos a la nueva normalidad de la que todos hablan. Pero, ¿cómo será esa sociedad post confinamiento? ¿Se pueden sacar enseñanzas de estos meses? ¿Cuánto tardaremos en volver a la normalidad? «La crisis ha reflejado una sociedad dinámica y solidaria, dispuesta a hacer cosas y arrimar el hombro, a pesar de que lo están pasando mal y eso será clave a la hora de salir de ella más rápidamente, aunque todo indica que la recuperación será lenta. El pronóstico más común es un primer semestre duro y segundo semestre activo, con una bajada ligera del PIB al final de año», comenta Juan de los Ángeles, presidente y CEO de C4E Consulting Services, una consultora de tendencias especializada en generar innovación, que acaba de presentar su informe ‘Coronavirus: ¿qué ha pasado? ¿Qué pasará?’.

Eso sí, no todos las industrias volverán igual. El turismo, hostelería y ocio, que fueron los primeros en cerrar, son los que más problemas tendrán, se estima que un 10% de la hostelería cerrará y que la actividad turística podría caer un 60,7%, y serán los últimos en salir de la crisis. En el lado contrario, la distribución y agroalimentación han mantenido su actividad y aunque las inversiones en seguridad han afectado a sus cuentas son industrias que han crecido y han podido mantenerse estos meses. Otros sectores que tendrá un buen comportamiento y más oportunidades son el de la atención a mayores y dependencia, el de la salud, el de limpieza, logística y distribución, así como todo lo relacionado con telecomunicaciones y tecnologías.

La tecnología se ha redimido

Precisamente las telecomunicaciones y las tecnologías han sido claves en estos meses de confinamiento. El auge de las videollamadas para acercarnos a los nuestros o para las reuniones online y el boom del teletrabajo y del comercio y la educación online han puesto en valor el papel de estos dos sectores. «La tecnología se ha redimido, tras una época muy negativa. Se ha puesto el foco en su aspecto social más que en su aspecto individual y es una tecnología que sirve para acercar, ayudar y concienciar, que potencia la creatividad, el talento y la conexión», señala el informe. 

Y también han supuesto un antes y un después en la forma de entender la manera de trabajar. «Esta situación ha sido la mejor prueba para el teletrabajo. Algunos ya lo practicaban, pero eran los menos, esto ha servido de acelerador y para demostrar que funciona, que es bueno para la productividad y además es más sostenible. El teletrabajo ha venido para quedarse, quizá no como ahora, sino de una manera mixta, conjugando lo presencial con el trabajo en casa, adaptándose a las circunstancias y necesidades de cada uno y de la empresa», asegura Juan de los Ángeles. Lo mismo ocurre con la enseñanza online y con el ecommerce. «Requiere cambios, pero el enfoque puede marcar la diferencia entre amenaza u oportunidad. Ahora que hemos integrado la tecnología en la educación o en el comercio hay que aprovecharlo».

El valor de la solidaridad y la proximidad

Hay tres aspectos que, según Juan de los Ángeles, esta crisis ha puesto en valor: la necesidad de responder con rapidez, la solidaridad y la proximidad. «En las crisis hay empresas que se paralizan y bloquean y otras que deciden hacer cosas, aunque no estén seguras de si funcionarán. Y además lo comunican, cuentan como lo hacen, porqué, cómo lo están pasando… eso las acerca a la comunidad, sintonizan con ellas. Esas son las que ya están empezando a sacar la cabeza». 

Esas mismas empresas, en la mayoría de los casos, han apostado por los valores como forma de ganar en afinidad y empatía con ciudadanos y consumidores. Como la solidaridad que se ha visto de muchas formas: dinero, tiempo, cursos, líneas de producción dedicadas a la lucha contra el coronavirus, infraestructuras, material… «En estos momentos las empresas no pueden no tomar partido y no estar en sintonía con el sentimiento de solidaridad ciudadano. Están ofreciendo algo más que un producto. Y eso es algo que va a permanecer una vez pase esta crisis».

También va a permanecer durante mucho tiempo la importancia de la proximidad, la cercanía y de lo local. Las tiendas de proximidad han multiplicado sus ventas, se buscan productos locales y este verano, todos los expertos señalan que se va a optar por desplazamientos cortos y el turismo interno. «Es un aldabonazo en la línea de flotación de la globalización… Existe una tendencia a aferrarse a lo de cerca: de tu barrio, tu ciudad, tu región, tú país; lo que viene de gente como tú, de empresas y gente que conoces», comenta el informe  ‘Coronavirus: ¿qué ha pasado? ¿Qué pasará?’. 

Esa cercanía ha sido clave para que C4E Consulting Services sellara hace unas semanas una alianza con OmnicomPRGroup en Valencia. «Nosotros realizamos informes de tendencias de distintos sectores a nivel global, que ayudan a las marcas en la toma de decisiones facilitando ideas, conocimiento y recursos para acelerar la innovación. Pero para cada mercado es necesario contar con una visión local, que recojan los inputs correctos para leer con mayor profundidad el entorno social y empresarial y para identificar mejor los riesgos y oportunidades. Esta alianza se une a las que ya tenemos en Madrid, Barcelona, Lisboa, Santiago de Chile, México y Costa Rica», apunta el presidente y CEO de C4E Consulting Services. 

Otro aspecto que ha provocado esta situación y que tardará en desaparecer es la crisis de confianza. La incertidumbre y la falta de control ha sido general, ha habido fallos y pasos en falso por parte de organizaciones, científicos, gobiernos… Eso ha generado una sensación de vulnerabilidad a nivel mundial. «Está claro que esta situación nos ha pillado desprevenidos a todos. Hemos vuelto a ver que no tenemos el control de las cosas al 100% y que la prevención es clave. No es una crisis para arrogantes. Una buena lección de la crisis es aprender a aceptar que no todo es controlable».

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email