GRUPO PLAZA

XEITO I ESPENTA / OPINIÓN

Jugar con los números

Se hace en política, por ejemplo con los sondeos previos a las consultas electorales. Análisis muy valorativos, muy sesudos que en algunos casos sirven para tomar decisiones con las que se puede acertar o no, como la designación de candidatos. Y se hace también para hablar de la pandemia. Cuando estamos con una incidencia de más de 3.000 casos por cada 100.000 habitantes resulta cuando menos chocante tratar los datos fríamente

21/01/2022 - 

Las encuestas avisan en Castilla y León y Andalucía. Estamos metidos de lleno en bucle electoral y esto ya no se para. Tras la convocatoria en Castilla y León, el presidente andaluz Juanma Moreno podría adelantar sus comicios. Los sondeos le favorecen hasta el punto de que podría alcanzar la mayoría absoluta o como mal menor apoyo suficiente para gobernar con el respaldo puntual de Vox,-cosa que no le gracia en absoluto-; el PSOE no remonta ni con la designación de Juan Espadas que obtendría el mismo resultado o similar que consiguió en 2018 Susana Díaz. Moreno conseguiría superar a toda la izquierda como en su día ocurrió con Isabel Díaz Ayuso. La fuerza del PP se produce porque recoge la renta de Ciudadanos. Y es que la izquierda acude dividida con tres papeletas entre las que escoger: PSOE, Unidas Podemos y Adelante Andalucía. Y Ciudadanos hoy en el Gobierno con el PP apenas mantendría 3 0 4 diputados de los 21 actuales. Así que a lo mejor Moreno decide el adelanto electoral como ha hecho su compañero Alfonso Fernández Mañueco. Las cuentas demoscópicas para el castellanoleonés son similares. Le ayuda y mucho la crisis cárnica. Casi dobla al PSOE y estaría a punto de la mayoría absoluta y también supera a toda la izquierda. Ciudadanos podría desaparecer o quedarse con un único escaño de los 12 que tiene en la actualidad. Otro matiz interesante es lo que puedan obtener los partidos agrupados en el paraguas de la “España vaciada”. Conseguirían 2 escaños en León y 1 en León y a lo mejor pueden ayudar a Mañueco para reforzar su mayoría si fuera necesario y así prescindir de Vox que se dispara de 1 a 9 diputados. Así que está abierto el juego de los números, aunque ya se sabe que la encuesta definitiva es la que se obtenga en las urnas.

Ómicron nos la sigue jugando. De nuevo entramos en la espiral de ganar al virus dichoso anunciando que baja la curva, que bajan la incidencia y que pronto acabaremos con las restricciones. Se necesita la recuperación económica con creación de empleo, el fortalecimiento de sectores como el turístico,-en FITUR dicen que este año puede ser muy bueno y recuperar cifras de pre pandemia-, pero volvemos a caer en el error de tratar las cifras fríamente. Hablamos de contagiados y de fallecidos como si nos hubiéramos acostumbrado a esta cadencia numérica. Jugamos con esas cifras y nos olvidamos que detrás hay personas. Es verdad que la vacunación es un hito en nuestro país y que en un porcentaje elevado las personas que fallecen no se habían inoculado la vacuna. Pero la reinfección se está convirtiendo en moneda común y seguro que todos en nuestro entorno conocemos muchos casos de contagio. La variante ómicron nos ha jugado una mala pasada cuando ya veíamos la luz, como tantas veces han dicho los políticos, y por eso no debemos perderle el respeto. Se instala la disyuntiva salud/economía que tienen que aprender a convivir. La covid ha venido para quedarse. 

Foto: EFE 

El Tablero

PSOE:Pedro Sánchez y la inconsistencia. Ahora sí, ahora no. Todavía nadie ha explicado desde las filas socialistas gubernamentales el golpe de timón valorativo sobre la cuestión cárnica. Primero les entró el miedo escénico con el sector ganadero y la locuacidad en tierras británicas del ministro de Consumo, Alberto Garzón. Después empezó a virar la cuestión. Desde un apoyo tímido a otro más matizado a lo dicho sobre las macrogranjas por el ministro. En medio el ministro del ramo, Luis Planas, se quejaba de que Garzón no le había llamado ni comentado nada. En fin, se han dejado unos cuantos pelos en la gatera y parece que en Castilla y León el PSOE arroja la toalla. Otro asunto es el reparto de los fondos europeos. En febrero habrá una conferencia de presidentes en La Palma y Sánchez va a proponer una nueva descentralización de competencias,-no sabemos si será papel mojado-, para que las CCAA no se desmanden por el descontento de esas adjudicaciones. Mientras la financiación autonómica sigue siendo una entelequia que todavía no se substancia. Es la asignatura pendiente de Sánchez y sus presidentes autonómicos empujan como es el caso de Ximo Puig. Y ya que estamos en el bucle electoral con cesiones económicas, de paso vetamos a la prensa para acudir a Moncloa a escuchar como se reparten los fondos europeos. ¿Por qué les da por lo mismo? El mensajero no es el culpable. Cuanta mayor audiencia haya a la que explicar la acción del Gobierno, mejor. Lo de vetos es antiguo y recurrente. Es peor el efecto que el deseo de evitar la crítica. Nuevo error de comunicación y estrategia.

PP: Pablo Casado en campaña. No sabemos si para él o porque no le queda otra para garantizarse su futuro. Lo del escenario entre vacas, cerdos, ovejas o lo que se tercie es un clásico. Y no solo de ahora. Que nadie se rasgue las vestiduras que en anteriores convocatorias las reses fueron utilizadas como reclamo. Es como quien recorre los mercados, visita a los lugareños casa a casa,…una de estrategia y marketing electoral. Una victoria por mayoría absoluta en Castilla y León y otro tanto en Andalucía podrían salvarle paradójicamente los muebles propios, aunque tanto Alfonso Fernández Mañueco como Juanma Moreno no son de su cuerda. En política al final la conjunción de intereses y los votos son los que dictan sentencia. Recordamos cuando Casado y su nomenclatura querían fusilar al amanecer al andaluz, pero resulta que al final consiguió gobernar para escarnio del PSOE e hizo congelar las intenciones de Génova. Cosas de la política y de la oportunidad de las circunstancias, en este caso electorales. Y a vueltas con la financiación y los repartos de fondos europeos por la covid, el PP sigue dando la batalla. Acusan a Sánchez de favorecer a dedo con el reparto a la Comunidad Valenciana, Navarra, País Vasco y Extremadura

 Vox: Santiago Abascal y los nervios. Su futurible candidata en Andalucía, Macarena Olona ya fibrila con la convocatoria electoral en Andalucía. Pide desesperada que Juanma Moreno adelante los comicios porque presume que tendrán buenos resultados. Se ven con fuerza y posibilidades. Aquí habrá que recordar ese dicho tan clásico “el que mucho abarca, poco aprieta”. En estos momentos a tenor de los resultados que se produzcan en los comicios tanto de Castilla y León como en Andalucía valoran si deberían entrar en los gobiernos autonómicos. Recordemos que en Andalucía con el bloqueo de los presupuestos pueden provocar el adelanto electoral. Otra cosa será el rédito que obtengan y si finalmente son necesarios para gobernar. 

Unidas Podemos: ¿A Yolanda Díaz le dejan hacer o hace ella?  Parece un misterio en medio de tantas cosas “chulísimas” que hace el Gobierno. Ahora se ha convertido en un a modo de interlocutora de Sánchez para allanar camino con los nacionalistas sobre el futuro apoyo parlamentario para sacar adelante la Reforma Laboral. Ocurre que los empresarios ya dicen que no se toca una coma de lo pactado y que ellos no van a pagar ningún peaje ni de ERC, ni de EH Bildu, ni del PNV. En dos semanas habrá que votar y convalidad el decreto del Gobierno y a estas alturas persisten las dudas. Díaz tendrá que esforzarse. Y en los previos electores de Castilla y León, Pablo Iglesias aterriza con una conferencia en Valladolid y a la espera del papel que le otorgue Díaz. La crisis de la carne parece que les ha hecho repuntar ante la disparidad de criterios del PSOE e Iglesias dicen que quiere “ayudar”. Curioso.

Ciudadanos: Inés Arrimadas ante una previsible debacle. Tiene que ser muy difícil remar cuando las aguas vienen turbulentas y los augurios del dios Neptuno demoscópico no son nada buenos. Su batalla es desigual y muchos barruntan en su formación, que por deméritos propios. Ya ni el PSOE quiere recurrir a ellos para ningún asunto. En su día los 9 escaños en el Congreso que le quedan eran codiciados, ahora ya no son necesarios, con lo que su papel se torna residual como puede ocurrir en los próximos comicios autonómicos. Parece que están viviendo el principio del fin aunque intenten resistirse.

Las frases de la semana

Ximo Puig, president de la Generalitat: “Pablo Casado no entiende que la Comunitat es la peor financiada” ¡La batalla por la financiación está abierta y casi no nos lo creemos. Las consultas electorales pueden tener doble efecto por la necesidad de apoyos de unos y otros. Puig fuerza la máquina. Veremos la respuesta de Sánchez!

Yolanda Díaz, vicepresidenta y ministra de Trabajo: “Este Gobierno hace cosas chulísimas, y no somos capaces de comunicarlas” ¡Es de hace días, pero es tan “bonita”. Caramba, que están gestionando y no estamos para según que veleidades!

José Bono, ex ministro, ex presidente del Congreso, ex presidente de Castilla La Mancha: “Yolanda Díaz es más llevadera que Pablo Iglesias” ¡Como siempre un buen jarrón chino se dedica a sacar los colores a los propios. Las formas de Díaz pueden ser un espejismo. El fondo es el mismo!

Boris Jhonson, de momento primer ministro británico: “Malgastan su energía. No voy a dimitir” ¡Parece que le quedan dos telediarios. Sus compañeros del partido conservador ya han puesto en marcha la Operation pork pie, Operación pastel de cerdo, para aunar apoyos y relevarle al frente de Downing Street. Lo del nombre de la operación, muy británico y define al personaje!

Julia Otero, periodista de vuelta en las ondas tras superar un cáncer de colon: “Sé lo que es temblar de miedo y venir del infierno. Me da pena morirme” ¡La fuerza se saca de la actitud de cada uno y Julia la tiene. Su trabajo es su vida que quiere beberse con intensidad. Lección de resistencia! 

Posdata:

Recuerdo cariñoso y afectuoso para los mayores.

Las vidas de nuestros abuelos y progenitores ha sido dura. Muchos pasaron la guerra civil, vivieron la posguerra, criaron con muchas privaciones y dificultades a sus hijos, después cuando llegaron las crisis económicas aportaron sus exiguas pensiones para ayudar a sus familias, luego llegó la pandemia y han sido/son los que más la están sufriendo perdiendo su propia vida,...esta es una reflexión para recordar a esos mayores que han fallecido en la residencia de Montcada. Tenemos que protegerlos y no llegar tarde nunca. Se lo debemos.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email